La luz zodiacal, el fenómeno que ilumina el Teide en las noches sin luna

"Se produce por dispersión de luz en el polvo interplanetario, que se extiende 600 millones de kilómetros", explica a 'Verne' una experta

  • Comentar
  • Imprimir

La nieve no ha sido el único fenómeno natural que ha podido observarse sobre el Teide durante los últimos días. La luz zodiacal, una tenue franja de luz que ilumina el cielo nocturno, ha sido inmortalizada por dos fotógrafos astronómicos sobre la montaña más alta de España este 3 de febrero:

Las imágenes –firmadas por los fotógrafos Juan Carlos Casado y Daniel López, y publicadas por las páginas de astronomía SkyLive TV y El Cielo de Canarias, respectivamente– han aparecido en diferentes medios regionales, como La Opinión de Tenerife, que ha llevado la de López en su portada este 5 de febrero. "Este fenómeno se produce por dispersión de luz en partículas de polvo interplanetario que se extienden hasta 600 millones de kilómetros", explica a Verne la astrofísica Toñi Varela, del Instituto de Astrofísica Canario (IAC). "La luz del sol, sobre todo antes de amanecer y antes de anochecer, se dispersa en ese polvo y crea la luminiscencia".

La luz zodiacal puede verse más concentrada en la zona del cielo por donde transcurre el plano de la eclíptica, el recorrido imaginario que el sol traza en el horizonte a lo largo de un año. "Si este plano se prolongara millones de kilómetros, alcanzaría a las constelaciones del zodiaco", explica Varela. "De ahí que el fenómeno reciba el nombre de zodiacal".

Las dos fotografías en las que puede verse la luz zodiacal sobre el Teide fueron tomadas el mismo día, a pesar de que el fenómeno, según explica la astrofísica, se produce cada día. "La luz zodiacal genera más de la mitad de la luz natural que nos llega del cielo en una noche sin luna", explica. "Pero solo puede observarse a la perfección cuando no hay contaminación lumínica".

El 3 de febrero se produjeron las condiciones perfectas para observar la luz zodiacal sobre el Teide. No había luna y la noche estaba completamente despejada. Además, debido a la inclinación de la eclíptica, que varía según el momento del año, "los mejores momentos para contemplar la luz zodiacal son septiembre y octubre, antes del amanecer; y febrero y marzo, antes del anochecer", explica Varela.

Debido a la contaminación lumínica, es complicado que puedas ver este fenómeno desde una ciudad, pero sí en enclaves naturales alejados de fuentes de luz. Eso sí, la luz zodiacal no incluye el Teide. Eso solo lo verás en Tenerife.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne