No lo verás en ningún medio, pero porque es mentira: la broma de los actores porno

Mover información falsa es muy fácil, incluso aunque salgan protagonistas de cine para adultos

  • Comentar
  • Imprimir

A pesar de lo que dice el texto del siguiente tuit, esta chica no se llama Montaña García, no es vecina de Cáceres y tampoco acaba de ganar las Olimpiadas de Física y Química 2018. En realidad, se trata de la actriz porno Mia Khalifa, como podemos leer en bastantes respuestas al mensaje. Aun así, el tuit se ha compartido más de 12.000 veces y suma más de 14.000 comentarios en dos días.

No solo se contestó con el verdadero currículum de la protagonista. También había respuestas como “enhorabuena por el éxito y por la marca España a la que darás tantos éxitos. Serás nuestro orgullo”. Por no hablar de quienes se indignaron por el hecho de que a los medios nos interese más Cristiano Ronaldo que Montaña García. Maldito Bulo tuvo que salir a aclarar el asunto la noche del domingo ante la difusión que había alcanzado. Y es que lo habían retuiteado cuentas con miles de seguidores, incluida alguna de periodistas.

El autor del tuit es Jorge P., un cacereño de 35 años que solo quería gastar una broma a sus 400 seguidores (ahora suma 584). Explica por teléfono a Verne que se le ocurrió después de ver una broma argentina parecida en la que salía Jordi el Niño Polla, también actor porno (como su propio nombre indica). “Quería hacer lo mismo para mis amigos y para la gente de mi ciudad”.

En su cuenta, Jorge habla de Cáceres y del Cacereño, un equipo de fútbol de Tercera División. Por eso llama a la actriz Montaña, al ser la Virgen de la Montaña la patrona de la ciudad. “No había ninguna intención crítica. No quería hablar de fake news ni nada de eso".

El creador de la vacuna contra la gripe A

Como apuntaba el propio Jorge, no es la primera vez que se usa la imagen de un actor porno para gastar una broma en forma de bulo. A la propia Khalifa se la identifica también como la campeona del torneo de matemáticas mexicano 2017-2018, por ejemplo. También se ha usado la imagen de Jordi el Niño Etcétera, como en este mensaje difundido en México a principios de abril.

La foto de este actor también aparecía en diciembre en la página satírica Juventud Cristiana Anti-Sectas. Ahí se le llamaba “El Niño Diezmo”.

Y recientemente se le citaba como “uno de los creadores de la vacuna contra la fiebre H1N1”, con origen argentino, chileno o incluso de Ciudad Real, según la esfera de influencia de la broma.

Hay respuestas que siguen estas gracias con imágenes de otros actores y actrices porno, como este falso médico argentino que estudió en Harvard, esta estudiante de Oxford que lucha contra el hambre también en Argentina y esta uruguaya becada por la NASA.

Las bromas con fotos del actor porno Johnny Sins son el origen de la broma, según los ejemplos que recoge la enciclopedia de memes Know Your Meme. A Sins se le ha identificado con un doctor que redujo a un asesino que iba a matar a un pandillero, con un nadador olímpico que murió de un infarto por fumar marihuana y con un valiente enfermo de cáncer. También protagoniza un vídeo “inspiracional”, en el que se repasan sus múltiples logros y profesiones: repartidor de pizzas, policía, bombero...

Por qué es tan fácil difundir un bulo aunque salga Jordi el Niño Etcétera

Lo que queda claro es que te despistas un momento y con solo apretar un botón estás compartiendo con todos tus seguidores fotos de actores porno. Examinemos algunos de los elementos que explican el éxito de esta gamberrada:

- La información viral desata emociones muy intensas. En este caso se unen el asombro ante los logros de una joven estudiosa y la indignación por la injusticia de que no se le esté prestando la debida atención. De hecho, la coletilla de “no verás la noticia en ningún medio de comunicación” es habitual cuando se comparte información más o menos seria, hasta el punto de que ya se está parodiando en otros tuits.

- Hace que nos sintamos bien. Al compartir este mensaje, nos reconocemos como partícipes de una información que nos pone en valor frente a nuestros amigos. “Yo sí conozco a Montaña García y valoro sus dotes intelectuales”, estamos diciendo.

- Nos fiamos de quien comparte. Como explicábamos en este artículo, tendemos a creer la información que difunden amigos y conocidos en Twitter, del mismo modo que creemos lo que nos cuenta un amigo en un bar. No estamos tan alerta porque no suelen mentirnos.

- Y, además, en este caso se trata de una broma. No solo comparte quien pica, sino quien quiere que los demás lo hagan. Muchos de los que difundieron el mensaje, además de su autor, habían identificado a estos actores y actrices porno. Su verdadero objetivo era el de participar en la gracia.

En conclusión, es muy probable que la sociedad no preste suficiente atención a los jóvenes trabajadores y estudiosos, pero no siempre nos podemos fiar de los mensajes que nos llegan por redes sociales. Aunque, por cierto, en este caso sí podemos negar lo que dice el tuit: estamos hablando de Montaña García en los medios de comunicación.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne