¿Qué pueden hacer las familias que han sido separadas en la frontera de Estados Unidos?

Aunque aún no hay un procedimiento preciso, existen vías legales para tratar de localizar y reunir a los menores con sus familiares

  • Comentar
  • Imprimir
La menor Akemi Vargas llora cuando habla de separarse de su padre durante una protesta en Phoenix (Arizona)
La menor Akemi Vargas llora cuando habla de separarse de su padre durante una protesta en Phoenix (Arizona). AP

Hace unos días, el mexicano Carlos Hernández (nombre ficticio) y sus dos hijos de seis y ocho años fueron detenidos en la frontera de Estados Unidos a la altura de McAllen (Texas). Acusado de inmigración ilegal, Carlos fue separado de inmediato de los dos pequeños con base a la ‘política de tolerancia cero’ con la inmigración del gobierno de Trump. Querían cruzar por Reynosa, Tamaulipas, para juntarse con parte de la familia que ya trabaja en el país.

“La situación de mi primo es desesperada. Estamos haciendo una colecta para pagar al abogado que pide 10.000 dólares para sacarle del centro de detención”, cuenta Adrián, familiar de Carlos a Verne, vía telefónica. “No sabemos donde están los niños ni si los van a deportar a la deriva”, agrega. Desde inicios de mayo, 2.342 niños han sido separados de sus padres en la frontera México y Estados Unidos, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

“Separar a un niño de su familia es inadmisible, inhumano y representa un acto de suma violencia” dice María Josefina Menéndez, CEO de Save the Children en México. “Un acto de este tipo puede generar unas consecuencias, lesiones y traumas en el futuro con muchas implicaciones para ellos y sus familias” explica.

¿Qué pasa con los menores detenidos en la frontera?

Los niños retenidos pueden pasar un máximo de 72 horas en un centro policial. Bien si el menor ha llegado solo o acompañado, estará bajo la custodia de la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) y del Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS) que le buscarán una familia de acogida o contactarán a un familiar que ya viva en el país. Hasta entonces, el menor vivirá en un albergue alrededor de 56 días. Según datos del Gobierno, Estados Unidos tiene bajo custodia a 11.351 menores migrantes en unos cien centros. Lo que no especifica la administración Trump, es cómo será el proceso de acogida ni quien decide sobre el cuidado de los menores.

¿Qué sucede con los padres?

Los adultos detenidos enfrentan cargos criminales ante un tribunal por entrar ilegalmente a Estados Unidos. Una vez queda resuelto el proceso criminal, el adulto es entregado a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para continuar con su deportación. Mientras, podrá pedir asilo en Estados Unidos para dar con el paradero del menor cuando éste haya sido separado de sus padres o familiares. “Hasta hoy, los detenidos tienen derecho a dos entrevistas para pedir asilo. Por miedo razonable o creíble [por ser víctimas de persecución política o inseguridad] o por sufrir amenazas de tortura”, dice a Verne Meredith Brown, abogada de inmigración y activista desde Los Ángeles, vía telefónica.

¿Cómo pueden localizar a un menor retenido?

Para encontrar a los menores separados de sus padres hay que proporcionar el nombre completo del niño, su fecha de nacimiento y país de origen. Las autoridades requerirán que el adulto también proporcione el ‘alien number’ o número de extranjero con el que fueron registrados al ser detenidos. ICE proporciona dos números de teléfono con asistencia en inglés y español de 8 de la mañana a 8 de la tarde, de lunes a viernes.

Para llamar desde fuera de un centro de detención ICE el número es: 1 (888) 351-4024. Si se llama desde dentro de un centro de detención ICE el número que se debe teclear es 9116#. Los menores que pueden estar bajo la custodia de un centro de Reubicación de Refugiados (ORR) para ellos el número es 1 (800) 203-7001 si llama desde fuera de un centro de detención o 699# si lo hace desde dentro de un centro de detención ICE.

También se puede localizar a un menor por email a ICE o la oficina de ORR, en las siguientes direcciones: parental.interest@ice.dhs.gov y information@ORRNCC.com

Un migrante salvadoreño abraza a su hijo en un refugio de Cuidad Juárez, México. J. González (Reuters)

¿Cómo pueden los padres recuperar a los menores?

Aunque el Gobierno de Estados Unidos ha dicho que el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Salud “pueden dar los pasos necesarios para facilitar la reunificación”, hasta ahora no se ha especificado cómo se llevará a cabo. El DHS señala que puede darse cuando acabe el proceso legal, pero tampoco señala cuánto tiempo durarán los procesos y si todos los casos se juzgarán de la misma manera. “Es probable que no haya posibilidad de reunificación por la falta de orden que existe actualmente”, dice Meredith Brown. La abogada añade que no hay un plan articulado ni información que indique la ubicación precisa del niño, a menos de que se tenga el número de identificación que se les da a padres y menores cuando son detenidos por la patrulla fronteriza.

¿A quién acudir para recibir ayuda legal?

El problema más grande al que se enfrentan estas personas de El Salvador, Honduras, Guatemala y México es la confusión legal. La abogada estadounidense recomienda recibir asesoría legal de abogados particulares o asociaciones a fin de poder interponer una demanda o recurso colectivo que se pueda resolver en una corte federal ante la falta de certidumbre.

Israel Concha, representante de la organización migrante New Comienzos, recomienda a las familias que acudan a asociaciones como la suya con abogados que ofrecen sus servicios de manera gratuita (pro bono). “Un abogado de migración te cobra de 2.000 a 3.000 dólares nada más para procesar una fianza, después tendrías que pagar la fianza y si decides pelear tu caso en la corte es mucho más dinero. Son trámites muy caros”, dice Concha.

En la frontera sur estadounidense hay varios organismos que pueden brindar asesoría o servicios legales a bajo costo o gratuitos para ayudar a localizar a menores, solicitar asilo y apelar la deportación.

Raíces Texas, una asociación sin fines de lucro ubicada en San Antonio que brinda asesoría y servicios legales a bajo costo. Actualmente se encuentra en busca de fondos para ayudar a los migrantes en esta situación. Teléfono: +1 210-226-7722.

El Centro de inmigración Las Américas se ubica en El Paso. Atiende peticiones de víctimas de violencia de género y solicitantes de asilo político. +1 915-544-5126.

Justicia para nuestros vecinos, ubicada en Houston (Texas), brinda servicios legales a muy bajo costo o gratuito. Teléfono: +1 713-454-6470.

Desde México se puede llamar a la Dirección General de Protección a Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones en Transportes. Teléfono (desde la Ciudad de México) 3686-5100 ext. 7534

Para buscar los consulados de México en los difrentes Estados de EE UU se puede consultar este enlace.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne