Millones de personas han dedicado dos minutos de sus vidas a ver este limón rodando

"Creo que consideran el vídeo calmante", dice a 'Verne' el autor del vídeo

  • Comentar
  • Imprimir

En este vídeo, un limón rueda cuesta abajo durante un minuto y 51 segundos. Ni más, ni menos. Y acumula nueve millones de reproducciones en Twitter.

"Hoy, mientras caminaba a casa después de salir a correr, vi un limón grande rodando colina abajo. Siguió rodando durante unos 400 metros. Y ahora tu también puedes verlo", dice en su tuit Mike Skasegawa, autor del vídeo. Medios de comunicación de Estados Unidos se han hecho eco del vídeo tras la gran difusión que ha conseguido en Twitter: más de 100.000 retuits en cuatro días desde el 11 de julio.

¿Por qué cientos de miles de personas han compartido el vídeo y millones lo han visto? "No lo sé", dice a Verne por correo electrónico su autor, un fotógrafo y escritor de 39 años que vive en San Diego. Allí captó el vídeo con su móvil. "Lo grabé porque pensé que a algunos de mis amigos les parecería entretenido. Tuve que correr un poco para alcanzarlo. Llevaba un minuto rodando antes de que empezase a grabar", añade.

El vídeo entra dentro de una de categorías más exitosas de internet: escenas que da gustito ver. Puedes encontrar muchos ejemplos en el subreddit Oddly satisfying (Extrañamente satisfactorio): nos gusta ver cómo se fabrica el cristal, cómo se mueven las olas, cómo se pela fruta a toda velocidad... Estos vídeos suelen ser bucles casi perfectos, como un limón girando durante dos minutos.

Skasegawa coincide: "Por las respuestas que estoy recibiendo, creo que muchas personas consideran el vídeo calmante". Asegura que a muchas personas les parece un "distracción agradable".

"Es una forma de desconectar y de comprender algo sin tener que pensarlo mucho. Estos vídeos sirven para simplificar y no mantener la atención más de lo necesario", decía a Verne por correo electrónico el doctor en Psicología Guillermo Fouce cuando le preguntamos por otros vídeos extrañamente satisfactorios.

"Es un poco tonto pensar en un limón teniendo sentimientos o motivaciones, pero la verdad es que estaba orgulloso de él -por haber rodado tanto tiempo", indica Skasegawa. ¿Y qué ha sido del limón? "Lo cogí, me lo llevé a casa, lo lavé y ahora está en mi frigorífico".

Me sentía mal por dejar el gran limón en la cuneta, así que volví, me lo llevé a casa y lo lavé

Mirad esta gran pieza (¡Son 262 gramos!)

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne