Oído en las preuvas de la Puerta del Sol: "¡Quiero ver a Ramón García!"

"Si sigues bebiendo así no nos va a alcanzar para las campanadas"

  • Comentar
  • Imprimir
Miles de personas se reunieron el 30 de diciembre esta noche en la Puerta del Sol
Miles de personas se reunieron el 30 de diciembre esta noche en la Puerta del Sol . EFE

Desde las ocho de la noche del 30 de diciembre, el acceso a la Puerta del Sol es limitado. Dos vallas y decenas de policías controlan el flujo de personas que quieren ver el ensayo de las campanadas que despedirán el año 2018. Las preuvas son una oportunidad para disfrutar por partida doble la celebración de Nochevieja.

Los vasos de plástico y los gorros con motivos navideños forman parte de la etiqueta de vestimenta para esta fiesta. Familias y amigos charlan antes del ensayo de una de las campanadas más famosas de España. Algunos con la ilusión de poder ver a algún famoso en los balcones, ensayando también la bienvenida del año para los especiales de televisión.

Los accesos a la plaza

“Venga, ¡a beber! Que la cola para entrar sin alcohol es más corta”.

“Vamos a encontrar la manera de pasar”, dice un hombre a su hijo de 10 años. Él prefiere quedarse mirando Cortilandia.

“Me hubiera metido la banana en el bolsillo para sorprender al policía”, dice un chico a sus amigos tras pasar el control.

“Venir a las preuvas es de gente muy básica… Por eso estamos aquí”.

🎵 En la Puerta del Sol, como el año que fue... 🎵

J.P. Gandul (EFE)

Cinco hombres cantan Un año más de Mecano mientras graban un vídeo: “¡Cinco minutos más para la cuenta atrás!”.

“En la Puerta del Sol esperando hora y media…”, tararea un chico. “Si sigues bebiendo así no nos va a alcanzar para las campanadas", contesta su amigo. "Que son de mentira, ¿qué importa?”, añade el primero.

“Tío, ¡quiero ver a Ramón García! Tiene que estar ahí”, dice una chica a su pareja mientras miran fijamente un balcón.

“-¿Ya terminaste tu sesión de fotos? -Que sí, que las voy a colgar mañana y pongo que fue desde el vip".

“No es nada emocionante. Para los jóvenes todo se hace solo por la foto”, dice una jubilada la otra mientras se dirigen a la salida.

Pensando en la tele

“Este año hay pocos famosos porque Telecinco no hace especial”.

“Sonríe que vamos a salir en la tele”.

“De vergüenza estar persiguiendo la cámara, solo vienen a eso”.

Comida, bebida y disfraces

“El euro ochenta mejor invertido en mi vida”, dice otro asistente mientras le pega un mordisco a un bocadillo.

“Me he hecho amiga de los guiris, me han regalado la peluca y algo de beber”.

J.P. Gandul (EFE)

“Voy de Pokémon, no me puedes decir que haga la digievolución”, le responde un hombre vestido de Pikachu a una mujer con disfraz de Stitch.

Un jubilado con gafas con luces a una niña pequeña: “Que sí, Pili, que mañana te dejo las gafas. Hoy me tocan a mí. Ese fue el acuerdo”.

“En caso de emergencia no corra, no grite, no moleste y deje el cubata detrás”. Una mujer lee las instrucciones proyectadas en el edificio del Ayuntamiento.

“Esto no es lo mismo desde que no tiran balones gigantes”. Una chica a su pareja, que asiente con la cabeza.

Los amigos de una chica que no llevan sombreros navideños le preguntan dónde dejó la nariz de payaso: “Esa la llevo siempre. Yo soy un payaso”

Un chico le pide matrimonio a una chica. La multitud a su alrededor aplaude y canta “¡Y el anillo pa’ cuándo!”.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne