¿Es posible el equilibrio entre trabajo y amistad?

"Estamos en tareas que dificultan la conciliación de los afectos", dice Íñigo Errejón sobre su relación con Pablo Iglesias

  • Comentar
  • Imprimir
Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados, observado por Iñigo Errejón
Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados, observado por Iñigo Errejón. EL PAÍS

Íñigo Errejón se tomó unos segundos antes de responder a la pregunta de Àngels Barceló: "¿sigues siendo amigo de Pablo Iglesias?". Esta fue su respuesta.

Me gusta pensar que sí. Estamos en tareas que dificultan la conciliación de los afectos y, a veces, de las lógicas políticas. Y estoy orgulloso de que, siempre que hemos tenido que elegir, hemos elegido el compromiso con las ideas.

En el caso de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, la tarea que complica los afectos es la política. Pero no es ni mucho menos algo exclusivo de ese gremio: compartir trabajo con un amigo puede desgastar cualquier relación. Nos puede pasar a cualquiera.

El psicoterapeuta Mark Vernon explica en The Meaning of Friendship (El significado de la amistad) que la amistad no tiene estructuras o compromisos formales, cualidades que sí tiene el ámbito del trabajo. A partir de ahí empiezan los problemas.

Ser amigos y compartir trabajo, tan difícil como parece

La psicóloga Eva Llatser, del Colegio de Psicólogos de Cataluña, recomienda que no trabajemos con amigos. "Y si lo hacemos, lo mejor es no compartir espacio físico ni departamento. Es aún más importante que un amigo no sea el jefe de otro", indica Llatser. Asegura que "casi siempre" hay problemas entre los amigos que comparten espacio de trabajo.

"No es lo mismo si la amistad se ha generado en el ámbito de trabajo o si es anterior. Cuando te haces amigo de un compañero de oficina, esa amistad ya está adaptada a un ambiente laboral. Si la amistad es anterior, es mucho más fácil que haya problemas", añade Llatser.

Pilar del Pueblo, psicóloga del Colegio de Psicólogos de la Comunidad Valenciana, asegura que el principal motivo por el que los amigos chocan en el trabajo es que, como explicábamos antes, la amistad funciona con una dinámica muy diferente a la del trabajo: "En nuestro empleo se nos valora por nuestro talento profesional. En la amistad se nos valora por otras cosas. Esta coincidencia complica poder trabajar con amigos".

Durante más de dos años, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se sentaban juntos en el Congreso. Uly Martín (EL PAÍS)

Puede que tu amigo se enfade si, en vez de asignarle a él el mejor proyecto, se lo das a ese compañero cuyo segundo apellido ni conoces, pero es el más eficiente de la oficina.

¿Y cómo se puede ser amigos compartiendo empleo?

La solución parece sencilla: si separas lo personal de lo profesional, no hay motivos para que el trabajo afecte a tu relación. Sin embargo, hacerlo es muy difícil. "Si sentimos que alguien nos ha traicionado profesionalmente, vamos a sentir una ruptura afectiva. Separar el ámbito personal y el profesional es muy complicado", añade Del Pueblo.

Las dos psicólogas coinciden al señalar lo más importante para evitar problemas al trabajar con amigos: que los roles estén lo más definidos posible. "Hay que marcar líneas rojas, que quede claro que el trabajo y la amistad no se deben mezclar. Ayuda no hablar de trabajo fuera de la oficina", dice Llatser. "Esto también se aplica en negocios familiares: cuando hay un problema, se establecen protocolos para definir el rol de cada uno", añade Del Pueblo. Es más fácil cuestionar a tu jefe si es tu padre o tu amigo que si es un simple compañero de trabajo.

Además, se da la circunstancia de que es muy común emprender proyectos profesionales con amigos. Al fin y al cabo, si vas a abrir un negocio (o fundar un partido) lo normal es que busques dentro de tu entorno, no entre desconocidos. "Ser amigos también puede ser una ventaja para resolver conflictos: es más fácil que arregles las cosas tomando una caña con un amigo a que lo hagas con un compañero al que no te une nada", añade Llatser.

En opinión de Del Pueblo, el gremio de Iglesias y Errejón también complica las cosas: "En política, se pelea por terrenos parecidos. Conseguir más reconocimiento suele ir en detrimento de otra persona". Esta última frase apuntala uno de los tópicos más repetidos en política: es más fácil ser amigo de tus rivales que de algunos compañeros de partido.

Ya que estás aquí...

... En la icónica foto de 2014 en Vistalegre, que reunía a los fundadores de Podemos, estaban Luis Alegre, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, Tania González, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. El único que se mantiene en la dirección actual es Iglesias, secretario general del partido. Este artículo repasa la evolución de la formación desde entonces.

... El PSOE ha manifestado su preocupación por que el PP, que administra la Comunidad de Madrid desde 1995, sea el gran beneficiado de la crisis desatada por la alianza entre Errejón y Carmena.

... Puedes seguir la última hora de la crisis de Podemos en este enlace.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne