"No Ku Klux Klan. Spanish tradition": la aclaración de una pastelería de Cádiz a los turistas

"Cuando tengo poca gente en la tienda, les enseño un vídeo de alguna procesión para mostrarles la diferencia", cuenta a 'Verne' la autora del cartel

  • Comentar
  • Imprimir

La Confitería El Pópulo, una pastelería situada a 200 metros de la Catedral de Cádiz, no solo vende pasteles. En su escaparte hay souvenirs gaditanos, como unas figuritas de cerámica con forma de nazarenos con capirote o penitentes. Raquel Flores lleva una década vendiéndolos en esta tienda y también lleva diez años explicando a turistas que no representan al grupo racista estadounidense Ku Klux Klan. "Muchos turistas piensan eso. Cuando tengo poca gente en la tienda, les enseño un vídeo de alguna procesión para mostrarles la diferencia", cuenta a Verne por teléfono esta gaditana de 33 años. Para la Semana Santa de 2019 ha optado por una solución más rápida. Ha colocado un cartel en inglés en el escaparate con el siguiente mensaje: "No Ku Klux Klan. Tradición española".

Cortesía de Confitería el Pópulo

Puso el cartel en torno al 13 de abril. "Por aquí pasan muchos de los turistas de cruceros. Hay algunos que saben de qué va la Semana Santa, pero otros no. Te miran como si estuvieras loco al ver las figuras. Y no solo pasa con estadounidenses. También hay, por ejemplo, argentinos que preguntan si representan al Ku Klux Klan", añade Flores.

Su cartel ha captado muchísima atención en internet. "Me di cuenta cuando mi marido me mandó un post de Instagram de Cabronazi, en el que había una foto del cartel y de nuestros penitentes", cuenta. También se ha difundido muchísimo por WhatsApp, Facebook y Twitter.

"No sabemos quién hizo esa foto, pero ya hay bastante gente que los ha reconocido como nuestros penitentes y nos lo ha dicho", dice Flores. Estas figuritas se pueden comprar por 3 euros cada unidad en la Confitería El Pópulo durante todo el año, pero solo están en el escaparate durante la Semana Santa. "Son de elaboración artesana. Los colores van cambiando cada año, en función de las cofradías y hermandades gaditanas que queramos representar", comenta.

Cortesía de Confitería el Populo

Flores asegura que, después de explicar que son nazarenos de Semana Santa, muchos turistas compran estas figuritas. "Hubo uno que lo compró pensando que eran del Ku Klux Klan, sin darme tiempo para explicarle que son de Semana Santa. Pero solo me ha pasado una vez en diez años". Su tío, Manuel Rosas, es el encargado de esta pastelería: "Estamos muy acostumbrados a tener que explicar que nuestros penitentes no son racistas".

Una confusión que no es nueva

No es la primera vez que algún turista del millón que cada año visita Cádiz confunde el traje de los nazarenos con el del Ku Klux Klan. Este grupo racista estadounidense es conocido en todo el mundo, gracias en gran parte a las películas de Hollywood. Sin embargo, las tradiciones de Semana Santa son muy conocidas en España, pero no en el extranjero.

"En Estados Unidos tuve que explicar que el capirote no es del Ku Klux Klan", decía el actor Antonio Banderas en 2011. En 2015, la BBC utilizó una imagen de un penitente de la hermandad de San Gonzalo de Sevilla en un reportaje sobre el Ku Klux Klan. En 2017, el entonces jugador estadounidense del Betis de baloncesto, Trent Lockett, confundió a los nazarenos con el Ku Klux Klan y lo difundió en su Instagram. Y durante su primer año en España en los 80, los también jugadores de baloncesto Joe Arlauckas y Ricky Brown casi salen corriendo de una procesión en Málaga, aterrados al confundir a los penitentes.

"Sobre todo hay confusión con los penitentes que van enteros de blanco", añade Flores. La estrategia de esta gaditana, poner un cartel aclaratorio, no es nueva. Otras personas han colocado carteles parecidos en sus tiendas anteriormente.

El origen de estas vestimentas

El origen del capirote de los penitentes está en la Inquisición española. En el siglo XV, se instauró que los condenados por delitos religiosos llevasen este cono en la cabeza para que todo el mundo supiera que habían pecado. El símbolo de la penitencia impuesta por la Inquisición se trasladó a las procesiones con el paso de los años. No está del todo claro, pero su primer uso en procesiones se pudo dar en Sevilla en el siglo XVII. El color del capirote depende de la hermandad. Por eso hay algunos morados, rojos o, como el Ku Klux Klan, blancos.

Este grupo racista nació siglos después de que se instaurase el simbolismo del capirote en España. Dio sus primeros pasos en el siglo XIX, tras la derrota de los confederados en la Guerra Civil de Estados Unidos. El escritor Michael W. Twitty explica en este artículo en The Guardian que el Ku Klux Klan viste de blanco y con la cabeza encapuchada para evocar a fantasmas de la cultura afroamericana. Pero no está del todo claro que ese sea el origen del atuendo.

Varios 'klansmen' en una manifestación en Nueva Jersey en 1925. George Rinhart (Corbis Historical / Getty Images)

Hay teorías que apuntan a las vestimentas de la película El origen de una nación (1915), inspiradas en las ilustraciones del libro The Clansman (1905), referencia del supremacismo blanco y cuerpo del argumentario del Ku Klux Klan. Los atuendos en estas obras habrían inspirado a uno de los líderes de la organización racista por entonces, William J. Simmons, para consolidar esta vestimenta entre sus seguidores. También hay teorías que contemplan otros orígenes para la vestimenta del Ku Klux Klan: por ejemplo, en 1927, el historiador Arturo Alfonso Schomburg señaló a la Hermandad de los Negritos de Sevilla como el posible origen de la vestimenta del Ku Klux Klan.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne