Marvel, 'Fast & Furious' y ahora Tarantino: así se pusieron de moda las escenas poscréditos

El guiño al final de 'Érase una vez en Hollywood' está conectado con otras películas del director

  • Comentar
  • Imprimir
Leonardo DiCaprio en 'Once Upon A Time in Hollywood' de Quentin Tarantino
Leonardo DiCaprio en 'Once Upon A Time in Hollywood' de Quentin Tarantino

Érase una vez en Hollywood está siendo uno de los grandes éxitos de público en la carrera de Quentin Tarantino. El interés que ha despertado su reparto (Leonardo DiCaprio y Brad Pitt) y su relato sobre un lugar y un momento concreto de la historia reciente (el Hollywood de finales de los años 60) le ha llevado a ser muy rentable en taquilla. En España, lidera el ránking en su primer fin de semana con 2,2 millones de euros recaudados.

Entre los muchos guiños sobre la industria del cine de esa época que el director/mitómano estadounidense incluye en la película, hay uno que ocurre al final de los créditos. Si has ido a verla y te marchaste cuando empezaron a pasar la letritas del final, te perdiste el pequeño gag con el que el personaje de Leonardo DiCaprio cierra la historia.

Lo que se ve [pasa al siguiente párrafo si no quieres saberlo] es a su personaje anunciando una marca ficticia de cigarros, Red Apple Cigarettes, que aparecen en varias de las películas que Tarantino ha dirigido o producido. Los fuma Uma Thurman en Pulp Fiction (1994), aparecen en Four Rooms (1995), en Abierto hasta el amanecer (1996) y en Kill Bill Vol. 1 (2003). Es lo que puede llamarse el nexo en común en el Universo Tarantino .

Red Apple Cigarettes, recomendados por Rick Dalton en Érase una vez en Hollywood

En los últimos diez años, se ha convertido en algo muy habitual encontrar este tipo de escenas adicionales al final del metraje. El Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) tiene mucho que ver con ello.

Desde que se estrenara Iron Man en mayo de 2008, los diferentes títulos de la saga de superhéroes han incluido decenas de estos guiños. En vez de ser simples bromas, resultan a menudo contenidos relevantes para sus seguidores, ya que sirven para avanzar la trama de la siguiente secuela. Funcionan como algo parecido a los cliffhangers de las series de televisión, que dejan al espectador en vilo entre una temporada y otra.

Este de Tony Stark fue el primero de Marvel. Si te lo perdiste o no has visto la película, pero consideras que el spoiler caduca a los diez años, aquí puedes verlo.

Nuevo reclamo

El reclamo de los créditos finales es ahora tan grande que existen páginas web como aftercredits.com para registrarlos. Funcionan como bases de datos en los que los espectadores pueden descubrir si deben de aguantar hasta el final de la película sin salir corriendo de la sala de proyección. Esta web también repasa videojuegos y series de televisión, otras industrias que suelen incluir contenidos secretos.

La pregunta "¿Hay escena poscréditos?" unida al título de un estreno de moda es un recurso cada vez más habitual para colocar en buena posición los titulares de noticias en los buscadores.

El hecho de que los estrenos de Hollywood cada vez se basen más en secuelas, adaptaciones, sagas paralelas y remakes en vez de en relatos originales hace que ahora haya muchas más escenas poscréditos que sirvan de gancho para futuras entregas.

Uno de los éxitos del verano de 2019, la cinta de acción Fast & Furious Presents: Hobbs & Shaw, tiene hasta tres escenas de este tipo, aunque las dos primeras ocurren durante los créditos. En su caso, sirven para ampliar el cameo de una gran estrella de Hollywood que aparece en la película sin acreditar.

Otro ejemplo es The Disaster Artist, de James Franco. Trata sobre The Room, la considerada una de las peores películas de la historia. Para ceder los derechos de autor que permitieran rodar el proyecto, el director de The Room Tommy Wiseau puso como condición en el contrato aparecer en la película haciendo un cameo.

Franco decidió cumplir con el trámite justo al final, pero lo cierto es que es uno de los grandes momentos de la historia, en el que el cineasta real y el de ficción coinciden en pantalla.

Tan viejo como el cine

A pesar de todo, todo esto no es un asunto nuevo en el cine estadounidense. Asalto y robo de un tren, de 1903, es pionera en muchas cosas. Se considera como la primera cinta de acción de la historia y el primer western jamás rodado. También muestra una escena al final de los créditos (aunque en su día se proyectaba a veces antes de que empezara la película).

En ella, uno de los personajes vacía el cargador de su pistola mirando al público. La película entera, de unos 13 minutos, puede verse en la web de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. No necesitas subtítulos: es muda.

La escena de la Ocean's 11 original, la de 1960, es uno de los ejemplos de escena poscréditos en el cine clásico que destaca Vulture, la web de New York Magazine especializada en entretenimiento. Su director se recrea, con razón, en el espectacular reparto de la película: Sammy Davis Jr., Peter Lawford, Dean Martin, Frank Sinatra...

En la comedia de John Hughes Todo en un día (1986), su protagonista Ferris Bueller se pasa buena parte de la película rompiendo la cuarta pared y hablando al espectador. Al final, sale vestido en bata desde su casa diciendo a la gente que se vaya ya del cine.

Deadpool (2016) hizo una parodia de este momento 30 años después. Antes lo había hecho también la versión estadounidense de la serie The Office.

¿Para qué ver los créditos finales?

Para cinéfilos como el propio Tarantino, ver hasta el último de los letreros que aparecen al final de la película es importante para estar al día sobre los nuevos talentos de la industria más allá de los actores.

Si les ha gustado especialmente la fotografía o el diseño de vestuario, es el momento en el que pueden quedarse con el nombre del responsable de ese aspecto de la cinta. Esto era especialmente útil antes de que existieran las bases de datos en Internet.

Además, suele ser un momento álgido de la banda sonora de la película y es un ritual que sirve como muestra de respeto por todos aquellos profesionales que trabajan tras las cámaras para que el proyecto salga adelante.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne