¿Pueden manipular tus documentos si escribes 20 en la fecha en vez de 2020? No más que otros años

Un mensaje difundido en redes y WhatsApp avisa del peligro de acortar este año

  • Comentar
  • Imprimir
Una mujer firma un documento, la manera más correcta de fecharlo es con los cuatro dígitos o escribiéndolo en letra
Una mujer firma un documento, la manera más correcta de fecharlo es con los cuatro dígitos o escribiéndolo en letra.

En las últimas semanas, ha circulado tanto por redes sociales como por WhatsApp un mensaje que alerta sobre el peligro de fechar los documentos de una manera acortada en este año. Según esta afirmación, poniendo únicamente “20” se corre el riesgo de que alguien añada otros dos dígitos detrás y trate de invalidar -con las consecuencias legales que eso pudiera traer- el archivo original. La Policía Local de Murcia también se ha hecho eco en su cuenta de Twitter sobre esta posible práctica.

Esta alerta ya se había compartido previamente por Twitter en Estados Unidos, donde decenas de tuits acumulan miles de reacciones.

El peligro del que trata de prevenir el mensaje se relaciona sobre todo “con contratos de carácter privado entre particulares”, según explica el abogado y vocal de la Comisión de Transformación Digital Jordi Ferrer. En otras palabras, esta alerta avisa del riesgo de que una persona con que tengas firmado un contrato decida modificar los años para bien reclamar un dinero o darlo por rescindido, por ejemplo.

Ferrer sostiene sin embargo que no existe un peligro concreto con el año 2020 y recuerda que “la posibilidad de falsificación de una fecha en un documento siempre es posible”. Una opinión que comparte el letrado del Colegio de Abogados de Madrid Ignacio de Luis: “Ahora con los ordenadores es más complicado que en los formularios haya hueco para una modificación. Es una problemática que no es del todo fácil que se dé".

Como siempre existe la posibilidad de que alguien pueda modificar un documento para obtener algún tipo de beneficio, Ferrer recomienda - al margen del año - que “la información sea lo más detallada y concreta posible”. Para ello, aconseja que la hora de escribir en una fecha el año se haga “o bien con cuatro dígitos o con letras (dos mil veinte), como hacen los notarios”. Para De Luis ponerlo con letra “es la mejor fórmula de evitar problemas”.

La Ley del Notariado especifica que no podrán usarse en los instrumentos públicos “guarismos -cantidad compuesta de dos o más cifras- en la expresión de fechas o cantidades”. El notario Albert Domingo explica que la razón de que fechen de esta manera es que “un guarismo es perfectamente modificable, mientras que si está escrito en letras no lo es tanto”.

Modificar deliberadamente la fecha de un archivo es, según explica el abogado Ferrer, un delito de falsificación en documentos públicos o privados. Si además una persona lleva a cabo este tipo de manipulación “con el fin de engañar o obtener un enriquecimiento, podría llegar a ser un delito de estafa”.

Si te has visto afectado porque un tercero haya modificado el año de un archivo la recomendación de Ferrer es que “aunque creas que no es muy grave, siempre ante un hecho irregular lo que hay que hacer es denunciar”. El letrado De Luis avisa a aquellas personas que intentan obtener un beneficio por medio de esta manipulación que “por reclamar una deuda civil estarían cometiendo un delito penal, así que no les trae mucho a cuenta”.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne