Amazon dating, la web paródica que compara las apps de ligar con las compras online

La página es obra de una artista conceptual y aborda la mercantilización de las relaciones

  • Comentar
  • Imprimir
La apariencia de Amazon Dating es muy similar a la de la popular página de comercio electrónico
La apariencia de Amazon Dating es muy similar a la de la popular página de comercio electrónico

La artista conceptual Ani Acopian se encontraba hace unas semanas en su casa y se planteó en broma si, en estos tiempos en los que se puede pedir online casi cualquier cosa, sería posible pedir una novia por Postmates, un servicio de reparto a domicilio. De la broma nació la idea de Amazon Dating.

Tal y como explicó al medio americano Refinery29, primero creó una imagen que simplemente iba a colgar en Twitter. Pero se juntó con su amiga la productora musical Suzy Shinn, el estudio de desarrollo web Thinko y la también artista Morgan Gruer y crearon una web real. Como si Amazon hubiese lanzado su propio servicio de citas. Un servicio mucho más eficiente que las apps de ligue, además: ni siquiera hay que hacer match con nadie, solo seleccionar, comprar y esperar a que llegue el repartidor.

Amazon Dating no es un episodio de la serie futurista Black Mirror ni un servicio de tráfico de personas a domicilio, sino simplemente una web paródica muy bien hecha. Al entrar, como usuario, te encuentras con la reconocible interfaz del gigante de comercio electrónico y una serie de "productos": Amy, de 29 años, por 59,99 dólares (y la etiqueta best seller que Amazon coloca a los productos más vendidos); Will, de 33 años, en promoción por 17,99 dólares (estaba a 25,99); Teddy, de 87 años, ahora mismo sin stock. También puedes comprar a Rivers Cuomo, vocalista de la banda Weezer, por 19,99 dólares. Su aparición se explica porque Shinn es la productora de su último disco.

Si pinchas en alguno de los productos, puedes ver algunas características y —indispensable en un sitio de compras online— la valoración de los usuarios. Las propias creadoras, Ani Acopian y Suzy Shinn, están entre los productos que puedes comprar. Acopian cuesta 27,99 dólares y tiene una valoración de cuatro estrellas sobre cinco. Shinn, cuya descripción nos dice que "no cree en dios ni en las mayúsculas", tiene también cuatro estrellas, pero cuesta solo 19,99 dólares. Puedes además elegir en qué lenguaje del amor quieres que te envíen el producto (¿palabras de afirmación? ¿contacto físico?), y la altura.

Amazon Dating funciona como parodia porque junta dos elementos muy presentes en la sociedad actual: sitios como Amazon, en los que puedes comprar (casi) cualquier cosa, y las apps de ligue, en cuyos perfiles lo único que falta es la valoración de otros usuarios, el precio y la posibilidad de personalización al gusto del consumidor. Entrar en ellas y navegar por las distintas fotos puede dar la sensación de que estamos, efectivamente, en un mercado.

En estas apps de ligue "hay un elemento de mercantilización obvio", dice Natàlia Cantó, experta en sociología de las emociones y profesora en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Esto es así porque "el producto somos nosotros". Sin embargo, la experta apunta también que esto no es nada nuevo.

No estaba teniendo mucha suerte con las apps de ligues, así que me he asociado con Amazon para hacer una mejor.

"La gente se ha casado durante siglos teniendo en cuenta variables económicas", asegura a Verne por teléfono. Según Cantó, "se cae mucho en el mito de que las relaciones personales afectivas tendrían que estar libres de un componente mercantil, cuando no lo han estado nunca".

En Amazon Dating se pone también de manifiesto otra de las realidades abiertas por internet en general y las apps de ligue en particular: el número de opciones a las que tenemos acceso. En su libro Modern Romance. El amor en la era digital, el humorista Aziz Ansari reflexiona fascinado sobre cómo sus padres acabaron juntos.

Fue en la India y fue un matrimonio arreglado: su padre visitó a tres familias vecinas con hijas en edad casadera. La primera era muy alta y la segunda, demasiado baja. La tercera resultó tener la estatura adecuada. Treinta y cinco años después, continúan juntos y aparentemente felices.

Ahora estamos en el extremo opuesto, algo que según Natàlia Cantó es "paralizante". No es que haya que volver al mundo de los matrimonios arreglados, pero sí apunta que "hay un cierto pánico a elegir" porque nunca sabes si mañana encontrarías un perfil mejor. "Es como el burro, que le pones dos boles de comida y se muere de hambre porque no sabe por cuál empezar", afirma la experta.

Las valoraciones de otros usuarios que se incluyen en Amazon Dating sirven para paliar esto (al igual que en cualquier sitio de compras o reservas por internet): ayudan al consumidor a tomar esa decisión final. Aunque este aspecto tampoco es necesariamente nuevo. Como explica Cantó, conseguir opiniones de otros usuarios es algo que "ya pasaba en el instituto". Ahí, eso sí, podías huir de tu mala reputación cambiando de centro; en Amazon Dating, las valoraciones de una estrella te perseguirán.

La web ofrece también la posibilidad de apuntarse para aparecer como producto. Solo hay que rellenar un pequeño formulario (te piden nombre, cuenta de Instagram, que cuentes algo sobre ti y una foto) y, tras revisar tu solicitud, quizás aparezcas como novedad en Amazon Dating, al lado de las cocreadoras, el líder de Weezer o Cookie, el monstruo de las galletas, que también tiene su perfil.

En cuanto al Amazon de verdad, de momento no han dicho nada sobre la broma. La cuenta en Twitter de Amazon Dating ha sido suspendida. Pero la web de citas falsa sigue activa.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne