Las redes sociales y Google intentan contener la desinformación y el pánico sobre el coronavirus

En sus resultados de búsquedas dan prioridad a medios y a organismos oficiales

  • Comentar
  • Imprimir
Las mascarillas no hacen falta, aunque te lo hayan comentado por WhatsApp
Las mascarillas no hacen falta, aunque te lo hayan comentado por WhatsApp. Getty Images

El coronavirus es tema de conversación en redes sociales y uno de los asuntos sobre los que buscamos más información en Google. Esto significa que también corremos más peligro de toparnos con noticias falsas y alarmistas, por lo que estas empresas están intentando redirigir a los usuarios a fuentes oficiales y verificadas de información, como medios e instituciones públicas.

El anuncio más reciente al respecto ha sido de Facebook: la empresa, que ya estaba vigilando las menciones al coronavirus en sus publicaciones, ha adelantado que prohibirá cualquier anuncio que prometa curar o prevenir la infección, o que cree “una sensación de urgencia” sobre el tema, según recogía Business Insider este miércoles.

A finales de enero, la compañía ya adelantó que limitaría “la difusión en Facebook e Instagram” de la información que hubiera sido confirmada como falsa por sus socios verificadores, como Snopes o, en España, Maldita.es y Newtral. Facebook también explicó que había empezado a “eliminar contenido con afirmaciones falsas o teorías de la conspiración”, especialmente las que aconsejaban “abandonar tratamientos o no tomar las precauciones apropiadas”. Esto incluía curas o métodos de prevención falsos.

Además de eso, cuando alguien busca “coronavirus” en Facebook, el primer mensaje de los resultados avisa de que podemos consultar “la información más actualizada de la Organización Mundial de la Salud” (OMS), añadiendo un enlace a esta entidad. Un mensaje similar aparece en Instagram cuando buscamos publicaciones con la etiqueta #coronavirus.

El mensaje que aparece en Facebook cuando buscamos información sobre el coronavirus

Consejos de la OMS en Google

Uno de los sitios donde más información estamos buscando sobre esta enfermedad es Google, como ya apuntábamos en otro artículo en el que respondíamos a algunas de las dudas más frecuentes, como si son necesarias las mascarillas para la población en general (no lo son). Al escribir “coronavirus” en el buscador, aparece desde hace unas semanas lo que en la empresa llaman knowledge panels (paneles de conocimiento). En este caso, son dos: un recuadro con enlaces a información sobre el virus y otro con consejos de seguridad, en ambos casos de la OMS. Entre estos consejos están los de lavarse las manos frecuentemente y cubrirnos al toser o estornudar.

Los dos paneles con información de la OMS que aparecen en Google

Según cuenta Google a Verne, la empresa lleva a cabo acciones similares en temas “especialmente sensibles y propensos a la desinformación", como salud, atentados y desastres naturales. Los textos y enlaces de estos paneles están seleccionados y generados “automáticamente a partir de los contenidos que existen en la red”, un trabajo que “hace un algoritmo” a partir de fuentes consideradas fiables: instituciones públicas y medios de comunicación.

Las búsquedas en YouTube, propiedad de Google, dan un resultado similar: primero aparece un enlace a la OMS y, según nos explica una portavoz de la empresa, en los resultados tienen prioridad los vídeos de fuentes verificadas. Además, los contenidos sospechosos de difundir información poco fiable aparecen menos en resultados y recomendaciones, pudiendo llegar a eliminarse en casos extremos. Estos vídeos se identifican gracias a denuncias de otros usuarios y al algoritmo de la plataforma.

YouTube incluye un enlace a la OMS y da prioridad a vídeos de medios de comunicación

Hilos de fiar en Twitter

Twitter anunció en enero medidas similares. Al buscar “coronavirus” en esta red aparece un mensaje parecido al de Facebook, aunque en este caso nos sugiere consultar la cuenta de Salud Pública, que depende del Ministerio de Sanidad, o acudir a la web del ministerio con información sobre el virus. Hay alertas similares en otros países, incluyendo gran parte de Europa y América.

Según explicaba la empresa en un comunicado remitido a Verne, se trata de una acción tomada en conjunto con la Secretaría de Estado de Comunicación y el Ministerio de Sanidad para recordar la importancia de “buscar información siempre en cuentas oficiales”. Aparte de esto, la red no ha detectado “intentos coordinados significativos para difundir desinformación a gran escala sobre este tema”.

La compañía explica que engloba estas acciones dentro de su alerta #ConozcaLosHechos (#KnowYourFacts en inglés) bajo la que intenta difundir información que desmiente bulos. La propia OMS ha usado esta etiqueta para compartir tuits sobre la epidemia en Twitter, como en este mensaje en el que la entidad explica que el coronavirus no sobrevive mucho tiempo en objetos como cartas o paquetes, por lo que es seguro recibir correo de China (o de otros países donde ya hay personas infectadas).

La propia OMS ha abierto una sección sobre el virus, también en español. Aparte de recomendaciones sobre viajes y consejos de prevención, también hay un apartado dedicado a los rumores. La OMS desmiente información falsa como que el virus se puede transmitir por picaduras de mosquitos o a través de objetos como monedas y billetes. Todos estos rumores (y otros más obvios como que comer ajo previene la infección) son falsos.

Precaución antes de compartir

Antes de creernos cualquier información, podemos tomar algunas precauciones (y no solo cuando se trata del coronavirus). Especialmente si estamos pensando en compartirla con nuestros amigos. En general, podemos sospechar cuando:

1. La noticia sea demasiado buena para ser verdad. Por ejemplo, cuando se habla de curas milagrosas o remedios caseros que nos hacen inmunes al virus. La vacuna contra la enfermedad tardará al menos meses en desarrollarse.

2. No se mencionan fuentes o son difícilmente rastreables. También cuando se dan datos vagos como “todo el mundo conoce a alguien que…” o “a mi alrededor he visto muchos casos de gente que…”. Es posible que se esté extrapolando información de casos contados o, peor, especulando sin fundamento.

3. Hay que prestar especial atención a los contenidos que nos llegan por WhatsApp, donde a menudo nos llegan bloques de texto o capturas de pantalla con apariencia de noticia real, pero sin enlaces que nos permitan verificar de qué medio se trata o de dónde sale esa información.

4. Hay que desconfiar de medios que no conocemos. En general, lo mejor es fiarse de fuentes oficiales y de medios de comunicación que citen a fuentes oficiales.

Ya que estás aquí...

... Mascarillas, síntomas y casos en España: las dudas más frecuentes sobre el coronavirus. Respondemos a algunas de las cuestiones que más buscamos en Google sobre esta epidemia.

... El mapa de la expansión del coronavirus. Casos registrados y países afectados.

... Últimas noticias en directo.

... Y toda la información que se va publicando en EL PAÍS.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne