Siete grandes momentos por los que recordaremos a José Mujica

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Este domingo se han celebrado elecciones en Uruguay. Una noticia que podría pasar desapercibida para muchos a los que no les interesa especialmente la política internacional si no fuera porque supone el final de una era y de una máquina de fabricar momentos virales: José Mujica. El hasta ahora presidente uruguayo no puede ser reelegido en su cargo, después de cinco años en el puesto en el que nos ha dejado grandes momentos.

El presidente más pobre del mundo, el presidente del pueblo, el político que no vive como un político… Algo tiene Mujica que ha conseguido empatizar con los ciudadanos de a pie. Le hacemos una despedida recopilando sus momentos más mediáticos.

1. La entrevista con Jordi Évole en la que conocimos su casa

¿Cómo sabemos que Mujica vive realmente como uno más, sin lujos? Pues porque lo hemos visto. El presidente uruguayo ha dejado entrar en su casa, en la que lleva casi 30 años, a los periodistas, que han podido confirmar que no tenía un Miró en el baño. “Una chabola de alto standing”, la definió Juan José Millás. Una de las entrevistas que concedió en su casa que mayor repercusión tuvo en España fue la que le hizo Jordi Évole para Salvados. “La culpa es de los otros presidentes. Lo raro es como viven ellos. la mayor parte de la gente que componen las naciones no viven como viven los presidentes. Yo vivía así antes del gobierno y si no gobierno, igual”, le dijo Mujica.

2. La foto comiendo de menú en sus vacaciones

Las vacaciones son el momento del año de darse un pequeño lujo. No para Mujica y su mujer, Lucía Topolansky, que fueron “pillados” comiendo en un sencillo restaurante de la ciudad de Carmelo el año pasado. La foto - y después el vídeo - se convirtieron en virales.

3. La intervención ante la ONU de 2013

Una de sus intervenciones más comentadas. Ante la Asamblea General de Naciones Unidas, en 2013, Mujica hizo de Pepito Grillo ante los dirigentes internacionales. El discurso dura 45 minutos, pero estas son algunas de sus mejores frases.

Hemos sacrificado los viejos dioses inmateriales, y ocupamos el templo con el Dios Mercado. Él nos organiza la economía, la Política, los hábitos, la vida y hasta nos financia en cuotas y tarjetas, la apariencia de felicidad. Parecería que hemos nacido sólo para consumir y consumir y cuando no podemos cargamos con la frustración, la pobreza y la autoexclusión

Vuelvo a repetir, la crisis ecológica del Planeta es consecuencia del triunfo avasallante de la ambición humana 

Prometemos una vida de derroche y despilfarro, que constituye una cuenta regresiva contra la naturaleza, y contra la humanidad como futuro

4. Quejándose del fútbol

¿Hay algo más “normal” que cabrearse por el fútbol ? Tras la eliminación de Uruguay del Mundial de Brasil y la sanción a Luis Suárez por el famoso mordisco a Chellini, Mujica se despachó a gusto con la FIFA, a los que calificó de “manga de viejos hijos de puta”.

5. La polémica con Cristina Fernández de Kirchner

Meter la pata es humano. Hablar frente a un micrófono abierto, también. A Pepe Mujica le pasó en 2013 y sus palabras crearon una minicrisis diplomática con la vecina Argentina. “Este vieja es peor que el tuerto. El tuerto era más político, esta es más terca”, dijo refiriéndose a Cristina Fernández (la terca) y a Néstor Kirchner (el tuerto).

6. Fumando un porro junto a él (que no con él)

Una de las medidas más importantes del mandato de Mujica ha sido la despenalización de la marihuana. Uruguay se ha convertido en el primer país del mundo en hacerlo. La gente de Vice se fue a Montevideo y se puso un reto: fumarse un porro con el presidente ante las cámaras. Mujica le dijo al periodista que le parecía estupendo que se lo fumara, pero que él nunca había probado la marihuana y que gracias, pero no. En este reportaje deja muy clara su opinión sobre el tema (a partir del minuto 17).

7. El discurso en Río+20

En la Cumbre sobre Desarrollo Sustentable que tuvo lugar en Brasil en 2012, Mujica habló ante representantes de 139 países y su intervención dejó grandes frases para el recuerdo. 

¿Estamos gobernando la globalización o la globalización nos gobierna a nosotros? ¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?

Precisamente, porque ese es el tesoro más importante que tenemos, la felicidad. Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama felicidad humana.

El problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verneelpais!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Lo más visto en Verne