Alimenta tus prejuicios eurovisivos: Guía de tópicos por países

Qué imagen exporta cada participante con los representantes que envía al festival de música

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Ah, España. Amor, sol, flamenquito...
Ah, España. Amor, sol, flamenquito....

El festival de Eurovisión enfrenta musicalmente a Europa una vez al año. Con mayor o menor calidad, pero casi siempre con una gran dosis de espectáculo por el despliegue de infraestructuras que los países anfitriones realizan, y por la necesidad de conquistar al público con efectistas candidatos. Una guerra velada que encumbra a frikis, travestis, jóvenes, viejos, bandas, solistas... Artistas que deberían estar llamados a la gloria en el continente, pero que en la mayoría de los casos se recuerdan en los recopilatorios que se publican cada año cuando se acerca la competición. Hemos cartografiado a estos particulares representantes de la geografía musical europea para comprobar si de verdad Eurovisión se parece a Europa y a sus ciudadanos.

- España: Sabemos hacer dos cosas: explotar mucho los acordes relacionados con el flamenquito (ese solo de guitarra que siempre aparece en las canciones), y por otro lado somos románticos a un nivel que roza lo empalagoso.

- Alemania: Siempre han querido dar una imagen de que son más cosmopolitas que nadie, músicas de todas partes sin ningún tipo de mesura a la hora de llevarlas al escenario. Si apuestan por el country, son más country que en Texas, si hacen música disco, que no falte el dorado y las hombreras.

- Austria: ¿Todo lo que piensas que es Austria con sus bombones de Mozart, los palacios imperiales y su clasicismo? Pues nada de eso. Lo mismo montan un tema latino con aire tirolés, que mandan a una señora con barba que un español cantando funky.

- Dinamarca: Por los daneses no pasan los años, eso está claro. Da igual el que manden que su música siempre es la de un pop para teenagers. De hecho, un año mandaron a alguien más mayor y no llegaron a la final, y el año que ganaron fue con una adolescente.

- Francia: Los franceses cantan en Eurovisión desde el primer año y siempre son un alarde de intensidad. Las baladas más dramáticas, los acordes más nostálgicos. Y para ser un país faro de la moda, sus peinados y su vestuario resultan complicados de entender.

- Grecia: Tienen los ritmos más latinos, los cantantes más sexys, sus canciones viven en un perpetuo verano con toques étnicos muy mediterráneos. A su lado Chayanne y Ricky Martin parecen suecos.

- Irlanda: Se han presentado de todas las formas, con todo tipo de canciones, músicas y estilismos, de Antonio Orozco a gemelos vestidos de papel de plata pasando, por supuesto, por el folk. Pero ellos lo único que quieren es enamorarte, sea como sea. Y esta estrategia les ha funcionado siete veces.

- Israel: No deja indiferente a nadie. El año que ganó fue con Diva Internacional (que repitió en el festival), una transexual con canciones muy sugerentes.

- Italia: Cantan en italiano, sus mujeres representantes son exuberantes y sus hombres perfectos caballeros vestidos de manera impecable. Incluso hace unos años mandaron a una vestida de emperatriz romana. Apuestan firmemente por su cultura.

- Países Bajos: No se casan con las modas pasajeras. Les da igual que los tilden de raros. Además, mandan grupos y muy variados entre sí.

- Noruega: No sabemos si es porque allí hace mucho frío, pero la mayoría de las canciones que mandan son muy bailables, como para entrar en calor. Les va la marcha.

- Rusia:  Quieren dar una imagen moderna, aunque los tonos grises siempre sobrevuelan sus interpretaciones. Lo mismo mandan un grupo de abuelas vestidas de forma tradicional, que a las eróticas Serebro o las cañeras TATU.

- Reino Unido: Lo hortera porque sí y montan fiestas temáticas en torno a los temas. Mandaron artistas que triunfaron como Bonnie Tyler o Blue, pero cuando ya estaban de capa caída.

- Suecia: Los suecos saben perfectamente de qué va el festival. Aunque no ganen el concurso, saben que lo van a rentabilizar después. Aunque desde que fue Abba, todos sus representantes suenan un poco como ellos. De bombazos tenemos el ejemplo de Loreen y su Euphoria, que sonó durante meses en las discotecas de toda Europa.

- Suiza: Repiten mucho. Se empeñan en repetir una y otra vez en los estribillos la misma frase, en melodías que ya son de por sí reiterativas.

- Finlandia: Desde los años noventa el Metal es la moda dominante y la estética de HIM, con ropa negra, tatuajes y pelo largo, es casi un uniforme en Finlandia. En 2006, Lordi, una banda de metal, ganó el concurso. Dos años después, Finlandia volvió a apostar por otro grupo de este tipo: TERÄSBETONI. Aunque el género es más propio de Noruega, ellos también recurren a los gritos guturales, las guitarras, las melenas, el maquillaje y las plataformas.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne