Crecer siendo viral en internet: el chaval del 'Numa, numa', 10 años después

  • Comentar
  • Imprimir

A estas alturas ya deberíamos haber aprendido que cualquier foto o vídeo que compartimos con nuestros amigos o familiares a través de internet puede acabar siendo un viral que está por todas partes. Puedes compartir con un grupo de 15 contactos en WhatsApp un vídeo muy gracioso de tu hija y de pronto ver que un desconocido lo ha colgado en Facebook y ha sido compartido más de 20.000 veces y otro lo ha subido a YouTube y lleva 100.000 visitas en dos días, como ocurrió en mayo en España con el simpático viral La que has liado, pollito.

Hace diez años, cuando en nuestro vocabulario no figuraba eso de "vídeo viral" y ni siquiera existía YouTube (nació en 2005), aquellos primeros usuarios que compartían vídeos online no podían imaginar que su grabación casera se convertiría en un clásico de internet. De ahí que la mayoría de esos primeros 'héroes de internet' ni siquiera rentabilizaran los millones de visionados que generaron.

Es el caso de Gary Brolsma (Nueva Jersey, 1986).

CNET/Yahoo!

Por su nombre es casi imposible recordarlo. Un poco más fácil por lo del chaval que bailaba en su habitación aquel éxito del Numa, Numa, (Dragostea Din Tei, del dúo rumano O-Zone). Y, si le das al play, quizás recuerdes que te llegó en alguna cadena de emails, que fue de lo primero que viste en YouTube, que alguna vez has visto un meme suyo...

El vídeo lo subió a internet en diciembre de 2004 a una plataforma llamada NewsGround y acabó en portada de esta página. No existía YouTube, pero cuando se lanzó la famosa plataforma, un par de meses después, alguien colgó ahí el vídeo de Brolsma y se calcula que ha sido visto más de 700 millones de veces, según recogía hace días Yahoo!, en una entrevista a Broslma. El ahora diseñador web y músico dijo que a la gente debió gustarle por lo pegadizo de la canción y, considera, también por su peso.

Gary Brolsma, en 2014. Imagen del vídeo que ha colgado este año en newgrounds.com

El vídeo, explicó, era una gracieta para sus amigos, pero ni se arrepiente ni le cambió la vida ni la fama ha sido para tanto. "Tengo un pequeño grupo de amigos. La ciudad en la que vivo no es muy grande así  que casi todos me conocen. A veces en el cine alguien me reconoce y algunos me piden una foto y siempre estoy encantado. No creo que mi vida haya cambiado mucho".

Además, señaló que él no tenía ninguna intención de convertirse en viral, a diferencia de muchos vídeos de hoy "que ponen demasiada intención en ser divertidos". Y lanzaba este consejo para aquellos que quieran tener su propio Numa, Numa: "Divertíos con ello. Si estás haciendo algo que quieres que sea divertido y tu no te lo estás pasando bien no va a funcionar".

Desde entonces ha lanzado varios vídeos más, incluyendo un especial homenaje a su Numa, Numa por los diez años, bailando otras canciones, pero ninguno ha vuelto a ser un viral como aquel. Parece que se queda con lo positivo. Escribe en su web personal: "He tenido la oportunidad de hacer tantas cosas chulas por aquel vídeo tan tonto que me siento feliz de haber formado parte de ello".

Otro caso de aquella primera época, pero de dos años después, es el de los niños que protagonizaron en 2007 Charlie Bit My Finger Again (Charlie me ha mordido el dedo, otra vez): hoy lleva más de 806 ¡¡millones!! de reproducciones y sigue siendo el tercer vídeo más visto en la historia de YouTube

"Estuve a punto de borrarlo antes de que explotara, pero una vez que pasó ya había perdido cualquier control sobre él, así que lo dejé", explicó hace unos años el padre de los chicos a Bussiness InsiderLa familia, que sigue teniendo canal en YouTube donde se puede ver cómo han crecido, sí logró rentabilizar aquellos 57 segundos y en 2011 ya  había ingresado por venta de merchandising, como camisetas unos 120.000 euros.

La pareja famosa por su horrible jersey navideño

John Keatley, fotógrafo amigo de la pareja, tomó estas fotos.

Lo de la "pareja del jersey feo" es el nombre que se les puso en internet, pero probablemente a la viralidad de la foto también contribuyó la cabra disecada que les acompaña en una de las fotos y la expresión que ponen en la otra. Según contaba hace días la coprotagonista de la foto, Jessica Aceti, al diario Seattle News, la idea de hacer este posado para una tarjeta de Navidad fue suya, pero se hizo viral cuando el fotógrafo, un amigo de la pareja, la colgo en su blog. Era el año 2008.

Vía Google Imágenes

De ahí saltó a la web de compartir enlaces Reddit -plataforma de lanzamiento de muchísimos virales- y a programas de televisión. Desde entonces, Aceti cuenta que cada año, a partir de noviembre, sus conocidos le llaman para avisar que han visto su foto en tal o cual sitio. Y no lo llevan nada mal. Aceti cuenta que se han divertido mucho leyendo blogs donde se examina al detalle la imagen porque hay gente "que sigue pensando si será verdad o un fake".

Esta pareja estadounidense contribuyó a que lo de posar con un jersey horriblemente navideño se haya convertido en tendencia (incluso ahora es complemento hiptser). Hoy en día hay tantos ejemplos que es dífícil destacar: ellos mismos siguen haciendo posados raros, raros para felicitar la Navidad, como recoge Seatle News, pero nunca más una foto suya ha vuelto a despegar. Basta echar un ojo en Google Imágenes o en sitios web que coleccionan este tipo de fotos como Awkward Family Photos para ver que la competencia es muy dura.

Efectivamente, YETI: Ya Está Todo Inventado.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne