Pero, ¿qué es lo que ha regalado Evo Morales al papa Francisco?

La hoz y martillo-crucifijo que el presidente boliviano ha regalado a Bergoglio es una supuesta reproducción de una talla del jesuita Luis Espinal

  • Comentar
  • Imprimir
EVO MORALES Y FRANCISCO INTERCAMBIAN OBSEQUIOS EN EL PALACIO DE GOBIERNO
Evo Morales, entregando la hoz y martillo-crucifijo al Papa. . EFE

Tras visitar Ecuador, el papa Francisco aterrizó el miércoles en La Paz, Bolivia, continuando con su agenda de visitas por Latinoamérica. Allí se encontró con el presidente Evo Morales, que ejerció de anfitrión y protagonizó el momento que lo ha convertido este jueves en trending topic en España: su regalo al pontífice. El presidente ofreció a Bergoglio una escultura de una hoz y un martillo con un Cristo crucificado, que fue recibido con asombro por el eclesiástico.

El gesto del presidente, sin embargo, no ha sido una provocación gratuita sino que tenía mucho de simbólico: según ha explicado Morales al pontífice, el regalo es la reproducción de una obra realizada, supuestamente, por Luis Lucho Espinal, jesuita español torturado y asesinado por los paramilitares bolivianos en 1980. El regalo ha pillado a más de uno desprevenido y en redes sociales, la gente se ha preguntado qué tipo de presente era ese.

Nacido en San Fructuoso de Bages, Barcelona, en 1932, Luis Espinal llegó a sacerdote a los 30 años. En 1968 llegó a Bolivia como misionero de la Orden Jesuita, a la que también pertenece el actual papa. Allí realizó labores humanitarias y se interesó por la política local, apoyando la democracia y las causas sociales. Debido a ello, fue secuestrado, torturado y acribillado a balazos el 21 de marzo de 1980.

Y esta es la obra en cuestión. Osservatore Romano (AP)

Además de su labor eclesiástica, Luis Lucho Espinal fue un gran aficionado al cine, dejando a su muerte más de una decena de títulos documentales y guiones. En 2007, Evo Morales declaró que el 21 de marzo, conmemorando el asesinato del jesuita, pasaría a ser el Día Nacional del Cine.

De hecho, en su viaje a Bolivia, el Papa Francisco visitó el lugar donde hallaron el cadáver de Luis Espinal y pronunció unas palabras. El presidente también ha regalado a Bergoglio su autobiografía, el texto Libro del Mar, un traje de cura con bordados y un cuadro de la Virgen del Socavón, patrona de los mineros, hecho con quinoa.

El Papa, por su parte, le ofreció a Morales algo "más sencillo": una reproducción en mosaico de la obra Salus Populi Romani, ubicada en la Basílica de Santa María la Mayor; y la encíclica sobre ecología Laudato si, Alabado seas. De todos estos regalos, en Twitter tienen claro cuál es su favorito:

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne