El vídeo porno amateur que el Gobierno chino no ha conseguido censurar

Una pareja se graba teniendo sexo en los probadores de la famosa cadena japonesa de tiendas de ropa Uniqlo

El gobierno del país bloquea el contenido porque atenta contra los "valores socialistas esenciales" y detiene a varias personas en relación al caso

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Captura del vídeo porno que se ha convertido en un fenómeno pop en China.
Captura del vídeo porno que se ha convertido en un fenómeno pop en China.

Actualización 20/7/2015: De acuerdo al diario oficialista China Daily, la policía de Beijing ha detenido a cinco personas en relación al caso del video porno, incluida la pareja protagonista de la cinta. The New York Times informa que el número de detenidos es de al menos cuatro personas y que no puede asegurar que entre ellos se encuentra la pareja. Dicha noticia enlaza a un comunicado publicado en Weibo por la cuenta de la policía de Beijing que ya ha generado casi 20 mil comentarios. La historia, lejos de acabar, ha provocado que varios espacios públicos en China aumenten su vigilancia para evitar otro posible “uniqleaks”. Así ha ocurrido por ejemplo en un parque acuático en Chongqing, en el que se han colocado decenas de carteles con mensajes como: “Nada de una manera civilizada, no interpretes los papeles del video de Uniqlo” o “el incidente en Uniqlo fue un fiasco. No hay ganador en el probador.”

La noticia del vídeo pornográfico en los medios chinos.

Los telediarios chinos se han hecho eco de la noticia incluyendo imágenes (censuradas) del vídeo.

El vídeo de una pareja que se grabó practicando sexo hace tres días en los probadores de Uniqlo (una tienda de ropa japonesa) en Sanlitun, una de las áreas más populares de Pekín, se ha convertido en el tema de conversación favorito de los internautas del gigante asiático. La grabación dura poco más de un minuto y se puede ver a una joven pareja manteniendo relaciones al más puro estilo porno amateur. De fondo se escucha la megafonía de la popular tienda de ropa y la localización de la misma.

Este fenómeno viral ha cumplido a rajatabla el patrón de otros casos censurados anteriormente en la red china: el video se publicaba el martes por la noche en Weibo, el Twitter chino. La disfusión del mismo lo aupó hasta los trending topics del servicio. Cuando las autoridades se cercioraron, el protocolo de censura se puso en funcionamiento y todo lo relacionado con la noticia fue desapareciendo poco a poco de las redes del país. Sin embargo, si se hace una búsqueda en Weibo, aún siguen apareciendo posts sobre el tema (parece que la Administración para el Ciberespacio de China, CAC, lo ha vuelto a hacer; primero prohíbe, después ve la respuesta social y finalmente retira las prohibiciones, con ciertas restricciones). Visto hoy mismo en Weibo:

Una usuaria de Weibo posando a lo #Uniqlo.

La compañía japonesa, Uniqlo, a la que muchos usuarios acusaron de estar detrás del vídeo, publicaba un comunicado a las pocas horas desmarcándose: "Negamos firmemente algunos de los alegatos online que dicen que el vídeo es un truco de marketing". Para después añadir que "nos gustaría recordar al público que mantengan la moral social y usen nuestros probadores de una manera apropiada y correcta". Mientras tanto, la tienda de ropa ubicada en Salintun se ha convertido en centro de peregrinación para turistas y demás curiosos.

"Docenas de chinos se toman selfies frente a Uniqlo tras la aparición del vídeo porno casero" / "La estampida de selfies frente a Uniqlo persiste esta tarde en Beijing".

The Global Times, uno de los periódicos controlados por el partido comunista chino, se despachaba a gusto sobre el tema en el editorial del jueves. Bajo el titular "la cinta sexual en Uniqlo refleja la naturaleza chismosa del internet moderno", el artículo afirmaba que "los usuarios prefieren crear nuevas y extrañas expresiones y contar inesperadas y excéntricas historias. Parece que el internet chino ha entrado en la 'era del rumor". El evento ya tiene hasta su propia página en Wikipedia (en chino), perfectamente documentada.

Las autoridades chinas han dado un toque de atención a los responsables de las grandes redes sociales del gigante asiático, Weibo y Tencent, por no actuar de manera inmediata contra la difusión del vídeo en la red. El incidente, que ha puesto muy nervioso al partido comunista, demuestra que ningún sistema de censura es infalible.

"Esto ha sucedido: el primer tatuaje del vídeo porno de Uniqlo".

La gran mayoría de los medios internacionales han recogido la noticia. The New York Times, The Guardian, Mashable... todos los grandes anglosajones han contado la historia, haciendo hincapié más en la postura de las autoridades chinas que en la postura de la pareja protagonista del vídeo. Muchos de estos medios están publicando artículos relacionando el evento con las inquietudes sexuales de los jóvenes chinos. The Guardian publicaba el jueves titulado: "Los jóvenes chinos han hablado. Y lo que quieren es sexo".

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne