El 'café pendiente' para quien no lo pueda pagar: la última tradición del Café Comercial

El café más antiguo de Madrid, que cierra tras 128 años, impulsó en España esta iniciativa en plena crisis

  • Comentar
  • Imprimir
Fotograma de un corto en Vimeo sobre la tradición del 'café pendiente' del Café Comercial de Madrid
Fotograma de un corto en Vimeo sobre la tradición del 'café pendiente' del Café Comercial de Madrid

Sobre la barra dos pizarras con un contador que se actualizaba con tiza: el número de cafés y bocadillos 'pendientes', que alguien había dejado pagados para quien no pudiera permitírselo. Es la última tradición que incorporó a su historia el café más antiguo de Madrid, el Café Comercial, sede de famosas tertulias y que este lunes ha cerrado sus puertas tras 128 años.

En plena crisis, en octubre de 2012 el Comercial decidió impulsar esta tradición en España, anunciándolo así en su cuenta de Facebook: "Hoy empezaremos a servir cafés sospesos!!! Si por alguna cosa te sientes feliz, comparte tu felicidad con otros que no tengan el día. ¿Hacemos felices a otros y dejamos que nos hagan felices a nosotros?". Y explicaban la tradición con esta cita del escritor italiano Luciano de Crescenzo: 

En Nápoles, en el barrio de Sanitá, cuando alguien estaba feliz después de que algo bueno había pasado, en lugar de pagar un café pagaba dos, dejando sobre la mesa el dinero para el próximo cliente. Ese gesto fue llamado 'caffe sospeso', literalmente, café en espera. Entonces, si alguien entraba en la cafetería preguntaba si había algún 'sospeso'. De algún modo, era como la compra de café a la humanidad

Meses después apareció también una web que recogía iniciativas similares en toda España, cafespendientes.es, cuya página de Facebook tiene más de 16.000 seguidores. Esta web recopila información con locales en los que existe el 'sospeso' en más de 40 ciudades españolas. Generó cierta atención mediática y comentarios positivos en internet. En los dos primeros años el Comercial llegó a repartir más de 7.500 cafés solidarios, según datos del coordinador de caféspendientes.es, el experto en marketing Gonzalo Sapiña, tal y como recogió Buenavida.

La iniciativa funcionaba. Lo explicaba el blog Somos Malasaña en esta crónica de su hasta ahora vecino Café Comercial:

 En contra de lo que alguno pudiera pensar, resulta que en el Comercial lo ‘sospeso’ no vuela. La semana pasada, a última hora de un día cualquiera, con la pizarra en la que se registran los cafés pagados para el que venga bien cargadita de ellos, uno de los camareros confesaba no haber servido ninguno. No hay pillería.

El Comercial, que con motivo de su cierre se ha convertido en trending topic en Twitter, realizó un corto la pasada Navidad para seguir dando a conocer la iniciativa. Un grupo de actores representando el espíritu de los "cafés pendientes". "En el año 2012, Café Comercial impulso en España la iniciativa ¡'Café y bocadillo pendientes'. Consiste en pagar anticipadamente un café o un bocadillo a las personas más necesitadas", explican en el vídeo.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne