9 detalles de la visita de Ana Rosa a casa de Pablo Iglesias que no deberían pasar desapercibidos

Tiene las mismas tazas de Ikea que tú

  • Comentar
  • Imprimir

Ana Rosa Quintana ha pasado 24 horas con Pablo Iglesias en las que, entre otras cosas, han salido a correr juntos y a comer con los amigos del político. El día empezaba con un desayuno en casa de Iglesias y este lunes hemos podido ver un vídeo de poco más de 5 minutos en el que, literalmente, Ana Rosa Quintana se metía hasta la cocina del político, en la casa en la que vive en Puente de Vallecas (Madrid). Hemos hecho el ejercicio de visionar el encuentro una decena de veces para que no te pierdas ni un detalle de este ejercicio de cotilleo extremo que supone colarse en casa de alguien.

1. Los muebles de abuela

O, en este caso, de tía abuela. Porque la casa en la que vive Pablo Iglesias pertenecía a ella antes de que él se mudara y heredara unos muebles que no ha cambiado desde entonces. “Tomar el mando de las operaciones, de vamos a cambiar la cocina… me angustia muchísimo”, le dice a Ana Rosa cuando ésta le pregunta que por qué no los ha cambiado. En las imágenes podemos ver muebles de madera, parqué antiguo (nada de tarima) y esas puertas de madera que tienen cristales con un dibujo tallado. “Cumplen su función”.

2. Los carteles

Ya sabemos que Pablo Iglesias es un cinéfilo pero ¿carteles de películas en la cocina? Cualquiera que haya cocinado más de dos veces con aceite sabe que se llenan de grasa a la mínima. Aunque el líder de Podemos ha admitido que cocina poquito, tal vez por eso luce en su cocina - sujetos con celofán- un póster de Tiempos Modernos, otro de Pulp Fiction y podemos intuir uno de Apocalypse Now. Chaplin, Tarantino y Coppola, clásicos básicos (y previsibles) para cualquier amante del cine. También cuelgan de las pareces de la cocina un mapamundi y un cartel reivindicativo con el lema: “¡No somos ilegales!”.

3. La melena

“Muy poca gente me ha visto con el pelo suelto. Eres una privilegiada”, le ha dicho Pablo Iglesias a Ana Rosa Quintana, que no podía disimular su asombro al ver la melena suelta de ”El Coletas”. Efectivamente, hasta ahora no habíamos visto al político con este look más que en alguna imagen de juventud. “Es un poco Peter Pan, pero ¿qué tiene de malo?”, ha dicho. También ha contado que luce la coleta desde los 15 años y solo se la cortó una vez, a los 25.

4. La nevera

Pablo Iglesias invita a Ana Rosa a desayunar: tostadas, salmorejo (de brik) y jamón en lonchas. La preparación del desayuno nos ha permitido ver, durante unos segundos, el interior de la nevera y avistar medio melón, huevos, margarina, queso, un brik de gazpacho y zumo. Fuera del frigorífico también hemos visto ajos, miel y Cola Cao. Aunque el café lo ha hecho con una cafetera tipo Nesspreso, también tiene una italiana de toda la vida entre sus utensilios de cocina. Por cierto, usa las tazas de Ikea que todos hemos tenido alguna vez.

5. Los niños

Entre tostada y tostada, Ana Rosa Quintana le hace una pregunta a Pablo Iglesias que estamos muy poco acostumbrados a escuchar a los políticos hombres: ¿No te has planteado ya tener hijos? A lo que él responde: “No he sentido la llamada de la selva. Para tener hijos hay que ser muy generoso y tener tiempo y yo no sé si sería lo suficientemente valiente y generoso y ahora tiempo no tengo mucho”. Por cierto, aunque la periodista diga que tiene 35 años, Pablo Iglesias nació en 1978 y el 17 de octubre cumplirá 37 años.

6. El picadero, ya tú sabe

Más que la revelación de que durante su época de estudiante de Pablo Iglesias usaba el piso de su tía abuela como picadero, nos ha sorprendido ese deje caribeño que ha acompañado a la frase, ya tú sabe (minuto 2:17).

7. Las fotos

Ana Rosa no solo ha entrado en la cocina, sino que también se ha asomado al despacho de Pablo Iglesias, donde, además de la imagen de sus padres en el entierro de los abogados de Atocha que muestra a cámara, hemos podido ver algunas fotos de Pablo Iglesias de pequeño acompañado de lo que creemos que eran sus amigos: una con un gorro de Papá Noel, otra sonriendo en un fotomatón y la orla de la universidad.

8. Los libros

En la biblioteca de Pablo Iglesias hemos podido reconocer novelas como La vida exagerada de Martín Romaña, Bryce Echenique y libros de Políticas y Sociología como El contrato social de Rousseau y la Teoría general de la ocupación, el Interés y el dinero, de Keynes.

9. ¿Y qué pasa con el perro?

Hemos hablado de todos los detalles que hemos visto en el vídeo pero hay una gran ausencia que nos ha llamado la atención, ¿dónde está el perro de Pablo Iglesias? Sí, ese perrete con el que salía en una de las primeras imágenes famosas del político (una foto de Marta Jara para El Diario). Ana Rosa le pregunta si vive solo y él dice que sí, y que le gustaría tener un perrito. Bueno, realmente la perra (que se llama Lola) pertenecía a Tania Sánchez, así que imaginamos que se quedó con ella tras la separación.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne