Guía de netiqueta: cómo NO usar los nuevos emojis de Facebook

Todo el mundo está atento a España (y a Irlanda): no fastidiemos el invento por graciosetes

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Los españoles (y los irlandeses) tenemos ante nosotros una gran responsabilidad: la de probar los nuevos emojis de Facebook y que la empresa pueda confirmar si son útiles para el resto el mundo. Según nos explican desde la empresa, se nos ha escogido a nosotros PORQUE SOMOS LOS MEJ... No, no, qué va. Resulta que en Facebook somos bastante endogámicos: la mayoría de nuestros amigos está en el mismo país, por lo que es más fácil probar funcionalidades nuevas al tratarse de un grupo (comparativamente) cerrado.

Pero no es una tarea fácil: estas “reacciones” (así las han llamado) tienen sus riesgos. Imaginemos que a algún graciosete le dé por usarlas en tono irónico. Esto llevaría a rencillas y a discusiones, y a que en Facebook imperara la negatividad que a Mark Zuckerberg y a su equipo tanto les ha costado mantener a raya. Podría ocurrir que se decidiera cancelar la iniciativa tras esta prueba. Y todo por culpa de cuatro graciosetes españoles (sí, e irlandeses).

Para evitar este grave peligro, en Verne hemos elaborado una pequeña guía de netiqueta de los nuevos iconos. Se trata simplemente de aclarar cuando NO debemos usarlos. Recordemos que los ojos del mundo están puestos en nosotros (ya de paso, péinate un poco).

Me gusta

El pulgar hacia arriba de toda la vida. Su uso irónico está muy extendido, pero con los nuevos iconos, nace además un nuevo peligro: el "me gusta" pasa a ser un "me encanta" flojito, lo que puede generar problemas. Más de uno se enfadará porque hemos usado este botón y no el emoji de "me encanta". Es más, puede acabar convirtiéndose en un "no me gusta agresivo pasivo": "Quiero que sepas que lo que has compartido NO me encanta".

Por el mismo motivo, no recomendamos su uso para comentar los mensajes sensibleros de esos que acaban con un “muchos de vosotros no los compartiréis”. Es una forma de decir que NO los piensas compartir. Haces bien no compartiéndolos, pero no metas el dedo en la llaga.

Me encanta

Desaconsejamos su uso en contextos como los siguientes:

- Cuando un amigo (o amiga) rompa con su pareja.

- Cuando un amigo lamente la derrota de su equipo de fútbol, sobre todo si ha perdido contra el tuyo. No seas desagradable.

- Cuando alguien diga que va a “limpiar” su Facebook y a eliminar a gente con la que no mantiene contacto. Y menos si añades un comentario diciendo: “¡Yo! ¡Yo! ¡A mí! ¡Yo! ¡A mí!”.

- No te puede encantar que alguien haya abierto una lata de conserva y se haya encontrado un puñado de bichos.

No, no te encanta

Me divierte

Las siguientes cosas no te pueden divertir en Facebook. Confórmate con reírte por lo bajini en tu casa.

- No uses esta reacción cuando uno de tus amigos se haga una foto al salir de la peluquería. No te divierte ese flequillo. Al menos, no en las redes sociales.

- Ni lo utilices para contestar al típico mensaje de: “Mal día”. Aunque lo ponga cada día, no es un chiste recurrente.

- Tampoco cuando alguien comente que lleva tres días con gastroenteritis.

- O cuando alguien suelte una parrafada sobre política y asegure estar muy enfadado porque si la situación sigue así, tendremos que cazarnos los unos a los otros para poder sobrevivir al infierno en el que se está convirtiendo España. Tu amigo simplemente está preocupado por la actualidad política, por lo que necesita un médico y no tu sarcasmo facilón.

- Cuando alguien escriba una frase muy profunda y muy larga, sobre todo si es de un filósofo que lleva más de 300 años muerto. O de Derrida.

- Cuando alguien escriba en tu muro que le molesta que uses de manera ofensiva los nuevos emojis de Facebook.

No, no es divertido. Getty Images

Me alegra

El uso de este emoji en ciertas publicaciones puede dar la impresión de que eres un rencoroso o un envidioso.

- No lo uses cuando alguien se haya lesionado jugando a fútbol. No es verdad que “se lo tenga merecido” porque “ya no tiene edad para ir corriendo en calzones cortos”.

- Lo mismo vale para comentar publicaciones sobre resacas.

- Tampoco lo uses cuando alguien lleve tres horas en un aeropuerto por culpa de un retraso. No seas envidioso. Todo el mundo tiene derecho a irse de vacaciones dos meses a Japón.

- Ni cuando alguien comente que no podrá ir a la cena que has organizado para tu cumpleaños.

Me asombra

No lo uses jamás (en serio, jamás) en estos casos:

- Cuando un amigo diga que ha leído un libro.

- Cuando un amigo anuncie que ha aprobado sus últimos exámenes.

- Cuando alguien diga que va “al gym”.

- Cuando alguien asegure que es “muy feliz”.

- Cuando alguien anuncie una nueva relación de pareja.

- Cuando alguien explique que cada vez está en mejor forma.

- Cuando alguien explique que cada vez está en mejor forma por haber dejado la cerveza.

No, no te asombra

Me entristece

Sí, todo el mundo pensará que eres muy ingenioso, pero le vas a dar un montón de problemas a los analistas de Facebook cuando vean que usas el emoji de la tristeza en estos casos:

- Para felicitar el cumpleaños de alguien. Ni aunque cumpla más de 30 años.

- Cuando tu compañero de cervezas anuncie que va a ser padre.

- Para comentar las fotos de tus amigas embarazadas.

- Cuando alguien comente que le ENCANTA su trabajo. Está en su derecho a no tener vida y eso no es asunto tuyo.

- Para comentar las fotos de cenas románticas de tus amigos empalagosos.

- Cuando alguien te diga que va a tu ciudad de visita y que le gustaría verte. No seas rancio.

- Para la frase motivadora al estilo de “si luchas por tus sueños, se harán todos realidad”. Aunque hayas soñado que te devoraba un cocodrilo.

- Cuando alguien cuelgue un vídeo supuestamente gracioso. Ni aunque comentes que "ese señor se ha caído, igual se ha hecho daño”.

- Cuando alguien explique que ha ido al concierto de Miley Cirus. ¡Tiene derecho a que le guste su música y/o a ser sordo!

- Cuando alguien publique los kilómetros y el trayecto que ha corrido esa mañana.

- Cuando alguien cuelgue una nueva foto de perfil. 

No, no te entristece. Getty Images

Me enfada

Esta es la sensación más negativa que ha añadido el equipo de Facebook, así que ten cuidado al usarla y evítala en estos escenarios:

- Cuando alguien te felicite por tu cumpleaños.

- Cuando alguien te invite a una fiesta.

- Cuando alguien publique OTRO enlace a su blog. O a Verne, sobre todo a Verne.

- Cuando alguien anuncie que ha vuelto con su pareja sólo dos días después de que anunciara la ruptura y de que le enviaras un mensaje de ánimo.

- Cuando alguien cuelgue un álbum de 900 fotos con sus vacaciones. Es su Facebook. No te puedes enfadar porque lo usen como les dé la gana, es decir, para inundar tu página de inicio con fotos de sus pies en la arena.

- No lo deberías usar en actualizaciones de hace más de un mes. Eso es rencor. Dará la impresión de que llevabas desde entonces esperando la forma de manifestar tu desagrado y que ha sido lo primero que te ha venido a la mente cuando has visto los nuevos emojis de Facebook. Eso está mal.

En definitiva y a modo de conclusión, creo que lo mejor es que los españoles (y los irlandeses) no usemos NUNCA estos nuevos iconos. Hasta que los aprueben definitivamente. Entonces ya sí, sin piedad ninguna y sin hacer prisioneros. Aunque Facebook se vea obligado a cerrar.

No te enfades. Getty Images

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne