Guía para usar Telegram y entender qué lo diferencia de WhatsApp

En los chats secretos, si se decide eliminar la conversación los mensajes también desaparecen del teléfonos del interlocutor

Permite acceder a grupos de hasta 5.000 personas frente a los 256 de WhatsApp

  • Comentar
  • Imprimir

A pesar de que WhatsApp sigue siendo la aplicación de mensajería más popular del mundo, con bastante diferencia, Telegram está logrando hacerse su propio hueco gracias a que cada vez se diferencia más de su principal competidor. En febrero, sus creadores comunicaron que ya tenían 100 millones de usuarios activos.

Parte de su éxito se debe a que, además de chatear con nuestros contactos, podemos acceder a supergrupos de hasta 5.000 miembros que son bastante parecidos a los foros. Ya son tan abundantes que ya hay incluso webs especializadas en localizarlos. Por esta y otras funciones, como sus amplias opciones de privacidad o por la posibilidad de mandar archivos de gran tamaño, utilizar Telegram puede resultar tentador incluso para los que ya usan otras aplicaciones de mensajería.

Esto es lo que define a Telegram (y lo que le diferencia de WhatsApp):

¿Para qué sirve?

Se utiliza, fundamentalmente, para mantener conversaciones de persona a persona o en grupo.

Su última y principal actualización es que está preparado para soportar bots: un bot es un programa con el que podemos interactuar como si fuese una persona. Aunque no hay que esperar conversaciones demasiado inteligentes con ellos. Hay bots de todo tipo, desde aquellos que permiten jugar al póker hasta los que podemos preguntarles el tiempo que va a hacer. A veces solo transmiten información, como conocer las mejores ofertas de Amazon o un resumen de noticias de actualidad. En la web de Telegram han colgado un listado con algunos de ellos.

Otra característica de Telegram son los denominados supergrupos, que vienen a ser salas de chats especializadas con multitud de usuarios. Además, existe la posibilidad de consultar canales: son similares a algunos supergrupos , pero tienen la particularidad de que no tienen un límite de usuarios que se puedan suscribir.

¿Con qué dispositivos puedo usar Telegram?

Se puede usar en teléfonos, tabletas y ordenadores. Pero hay que tener un número de teléfono para comenzar a usarlo. Los móviles que son compatibles con él son los iPhone y los que usan los sistemas operativos Android o Windows. Existen aplicaciones oficiales también para iPad y ordenadores con Windows, Mac OS X y Linux. Además, es posible acceder a él desde el navegador de cualquier ordenador en la página web.telegram.org.

¿Quién está detrás de Telegram?

En su web oficial explican que “Telegram es apoyada por Pavel y Nikolai Durov. Pavel apoya a Telegram financiera e ideológicamente, mientras el aporte de Nikolai es tecnológico (...). Mientras que los hermanos Durov nacieron en Rusia, así como también algunos de los principales desarrolladores, Telegram no está ligada a Rusia legal o físicamente. La sede de Telegram está en Berlín”. Pavel Durov vive fuera de Rusia por desavenencias con el Gobierno.

¿Es gratis o de pago?

De momento, es gratis. Esto es lo que se dice literalmente en su web sobre la financiación: “Creemos en la mensajería rápida y segura que, además, es 100% gratis. Pavel Durov, quien comparte nuestra visión, entregó a Telegram una generosa donación a través de su fondo Digital Fortress, así que tenemos suficiente dinero por ahora. Si el dinero de Telegram se nos agota, invitaremos a nuestros usuarios a hacer donaciones o añadiremos opciones no esenciales pagadas. Pero generar ganancias nunca será el objetivo de Telegram”.

¿Qué diferencia a Telegram de WhatsApp?

Antes de que WhatsApp cifrase las conversaciones, muchos usaban Telegram precisamente por la posibilidad de enviar mensajes cifrados. De hecho, la privacidad de las comunicaciones y la seguridad son algunas de sus principales virtudes. Estas son otras nueve importantes características en las que Telegram se diferencia de WhatsApp:

  1. Permite la verificación en dos pasos para acceder a la aplicación. Esto consiste en que se nos solicita dos veces una contraseña para acceder a la aplicación. Se puede activar en dos pasos: desde Ajustes-Privacidad y, después, Seguridad-Verificación. Aunque en los iPhone con lector de huellas dactilares hemos comprobado que es posible acceder mediante ese sistema al activar la opción.
  2. Dispone de un modo en el que los mensajes se eliminan pasado un tiempo (más abajo contamos cómo) y estos no dejan rastro en el teléfono porque se almacenan en la nube propia de Telegram.
  3. Se pueden usar un alias para que nos agregue fácilmente alguien que no conozca nuestro teléfono. También puede permanecer oculto si lo deseamos.
  4. Es posible mandar y recibir mensajes desde varios dispositivos sin recurrir a aplicaciones de otros desarrolladores. Por ejemplo, podemos chatear en dos teléfonos, aunque solo uno de ellos disponga de la tarjeta SIM con el número con el que nos registramos.
  5. Es posible enviar archivos de hasta un 1,5 gigas de capacidad, suficiente para mandar incluso una película en alta definición.
  6. Otra de sus características diferenciadoras son los stickers (que viene a ser algo así como un emoticono de gran tamaño y mucho más elaborado), al igual que Line o Messenger de Facebook. Además de los gifs.
  7. Permite acceder a grupos de hasta 5.000 personas frente a los 256 que, como máximo, permite WhatsApp.
  8. Los grupos estándar no cuentan con administradores, lo que los hace más democráticos. Aunque los supergrupos sí pueden contar con moderadores.
  9. Existe la posibilidad de crear canales con un número ilimitado de miembros.

¿Se puede saber si he leído los mensajes que me han mandado?

En este sentido, funciona parecido a WhatsApp. Existe el doble check, que indica al que nos envía un mensaje si lo hemos leído o no. Puedes desactivarlo entrando en los ajustes del sistema. También es posible determinar si queremos que alguien sepa la última vez en la que nos conectamos a la aplicación o no. Puede ser para todos o para una persona en concreto. Eso se puede elegir en Ajustes-Privacidad y Seguridad-Última conexión.

¿Es posible silenciar la aplicación o a alguien?

En las opciones de configuración podemos silenciar completamente la aplicación para que no nos moleste con notificaciones. Aunque también se puede bloquear completamente a alguien temporal o permantemente pulsando en su perfil y en la opción Información.

Incluso es posible borrar la aplicación, que es la forma más efectiva de que no moleste durante unas horas o una temporada, y al volverla a instalar podremos acceder de nuevo a los mensajes de las conversaciones que hemos mantenido pues estas, como se ha explicado ya, se guardan en la nube.

¿Qué opciones de privacidad tengo?

Una de las más importantes es la posibilidad de iniciar en todo momento un chat secreto. Para ello debemos ir a nuestra lista de contactos y desde allí iniciar una conversación con quien queramos pulsando en la opción chat secreto. Los mensajes de los chats secretos se realizan directamente entre dos personas, sin que la información se almacene en los servidores de Telegram. Si se decide eliminar la cadena de mensajes del chat secreto estos desaparecen de los teléfonos de los dos interlocutores.

También existe la posibilidad de crear un alias para que no tengamos que dar nuestro número de teléfono a alguien que quiera contactarnos. Para dar un alias de alta debemos entrar en (Ajustes-Alias). Una vez que lo tenemos podemos dar a cualquiera nuestro alias en el enlace telegram.me/TuAlias. Al pulsar sobre él, se abrirá Telegram y podrán iniciar una conversación contigo sin ver tu número de teléfono. Aunque esto último tiene una excepción: si mandamos un mensaje a alguien a quién tengamos en nuestra agenda de contactos será capaz de ver nuestro número de teléfono.

¿Cómo se mandan fotos, vídeos o archivos?

Es tan sencillo como abrir una conversación, seleccionar el icono del clip para adjuntar fotos, vídeos o cualquier tipo de archivo de hasta 1,5 gigas. Eso sí, hay que tener en cuenta que las fotos y vídeos reducen bastante su resolución. Por lo que si quieres enviarle a alguien un puñado de imágenes con calidad como para pueda, por ejemplo, imprimirlas es mejor que las almacenes comprimidas en un único archivo y las mandes de esa forma.

¿Cómo mando emoticonos, stickers, gifs y vídeos de YouTube?

Los emoticonos se utilizan como en cualquier aplicación. Pulsando en el teclado en la zona de emoticonos podemos mandarlos junto a nuestros mensajes. Si deseamos mandar un sticker, Telegram por defecto incorpora algunos sobre personajes famosos que se han convertido en una de las señas de identidad de la aplicación. Además se pueden descargar stickers desde páginas especializadas, así como desde grupos y canales de Telegram. Si somos muy fans de los sticker incluso podemos crear nuestra propia colección.

Para poder mandar un sticker pulsamos sobre el icono en forma de círculo de la caja de conversación que aparece sobre el teclado. También podemos enviar otros stickers con un bot creado por Telegram. Basta con escribir @sticker y a continuación poner uno de los emoticonos más comunes. Entonces nos aparecerán diversos stickers asociados al emoticono en cuestión que hayamos elegido.

Si deseamos enviar un gif escribimos @gif y hacemos una búsqueda por palabras clave hasta encontrar el que más nos interesa. Telegram entonces buscará el gif en la web especializada Giphy. Aunque podemos usar otros que tengamos almacenados en el teléfono adjuntándolos como imagen o copiándolos directamente en el chat.

Para enviar vídeos de YouTube hacemos exactamente lo mismo que con los gif pero escribiendo @youtube acompañado de los términos de búsqueda que queramos.

¿Cómo se gestionan los grupos y los supergrupos?

Los grupos, a diferencia de lo que sucede en WhatsApp, no tienen administradores. Por lo que todos los miembros de un grupo tienen el mismo control sobre él: pueden invitar a otros miembros, cambiar la foto de perfil del grupo, etcétera. Aunque, evidentemente, el grupo ha tenido que ser creado por una persona concreta.

En el iPhone, para crear un grupo, debemos iniciar un nuevo mensaje y luego dar a la opción crear nuevo grupo. Si se usa Android, hay que pulsar sobre el icono circular del lápiz en la lista de chats y luego en nuevo grupo. En teléfonos Windows se pulsa el signo + en la barra inferior y creamos el nuevo grupo.

Un grupo estándar de Telegram puede tener hasta 200 usuarios, mientras que un supergrupo puede tener hasta 5.000. En el caso de los supergrupos se permite que haya varios administradores y se pueden borrar mensajes del historial que en el momento de ser eliminados dejan de estar disponibles para todos los miembros. Cuando un grupo crece bastante tenemos la opción de convertirlo en un supergrupo.

¿Qué son los canales y cómo abro uno?

Los canales sirven para mandar mensajes a un gran número de personas y sirven para distribuir información de uno a muchos. A diferencia de lo que sucede con los grupos, no tienen límite de miembros. Su funcionamiento recuerda un poco al de Twitter pues al mandar un mensaje este es leído por todos los seguidores. Los mensajes aparecen firmados con el nombre que tiene el propio canal, no con el del administrador. De hecho, pueden existir varios administradores pero la firma siempre es la misma.

Cuando se cierra un canal, los mensajes desaparecen por completo tanto para los seguidores como los administradores. En cambio, cuando nos unimos a un canal podemos ver todos los mensajes que se han publicado desde su creación. No sólo aquellos emitidos desde que te uniste. Para que lo entiendas en la práctica te recomendamos que consultes el canal de Verne.

Para crear un canal en Android basta con pulsar el icono del lapicero en la lista de chats y crear el canal. En el iPhone, le damos a iniciar un mensaje en la parte superior de chats y seleccionamos la opción de crear canal. Finalmente, en Windows sólo hay que pulsar en el icono + y luego seleccionamos la opción de crear el canal.

¿Y si me quiero ir?

Una peculiaridad de Telegram es que la cuenta de la aplicación se elimina tras un periodo de tiempo sin usarla que establecemos nosotros mismos. El periodo de tiempo máximo en el que es posible seguir usando nuestra cuenta sin hacer uso de ella es de un año. Esto resulta es útil si hemos borrado la aplicación porque no nos interesa pero se nos ha olvidado eliminar nuestra cuenta. Se puede elegir en Ajustes-Privacidad y seguridad-Eliminar mi cuenta.

También podemos darnos de baja definitivamente en cualquier momento, perdiendo todas las conversaciones y contactos que tengamos (aunque si están en la agenda del teléfono seguirán allí). Para ello debemos ir a la página de desactivación de la aplicación. Allí se nos pedirá el número de teléfono con el que dimos de alta la cuenta y se nos mandará un código de confirmación que recibiremos a través del propio Telegram. Al introducirlo nuestra cuenta será eliminada.

Eso sí, tras nuestra salida de Telegram los grupos estándar que creamos seguirán operativos y los mensajes que no elegimos en su momento que se destruyesen seguirán pudiendo ser consultados por los contactos a los que se los mandamos. Lo que sí desaparecen son los supergrupos, bots y canales creados por nosotros. También el alias si es que hemos creado uno.

Si alguien se arrepiente y quiere volver a darse de alta en Telegram podrá hacerlo usando el mismo número de teléfono que utilizó al crear la antigua cuenta. Aunque la información eliminada ya no volverá porque habrá sido borrada de los servidores de Telegram.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne