Pelar una naranja sin pringarse las manos es posible

La clave está en recurrir, además de a un cuchillo, a una cuchara

  • Comentar
  • Imprimir

Hay cosas que llevamos haciendo mal toda la vida sin saberlo. Pelar fruta, en general, y naranjas, en particular, es una de ellas. Para evitarnos un mal rato innecesario La Niña Probeta nos explica, en esta nueva entrega de su serie, cómo eliminar la piel de una naranja sin pringarse más de lo necesario.

¿Cómo? Muy sencillo. Primero hacemos una incisión superficial hacia la mitad de la mondadura con un cuchillo. La naranja queda así dividida en dos cuencos semicirculares. Después, con la ayuda de una cuchara, vamos haciendo palanca para extraer los dos trozos. Si has llegado hasta este punto sin romper la cáscara, La Niña Probeta te sugiere reutilizarla como vela aromática. Solo tienes que verter un poco de aceite sobre ella y, con mucho cuidado, prender la mecha.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne