17 palabras con la Q para llegar al quid de la quisicosa

Si no sabes lo que es un querulante o una querocha, este es tu artículo

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Ilustración: Luis Demano.
Ilustración: Luis Demano.

Esta letra ya era un problema para los romanos, como recuerda Curiosidario, al coincidir su sonido con la C y la K. Viene de la letra griega qoppa, que a su vez viene del fenicio qof, tomada del jeroglífico egipcio que representaba la cabeza de un mono. Es la decimonovena letra más frecuente en cualquier texto y solo encabeza un 0,57% de las palabras. Estas son las 17 que más nos gustan.

Queo. Interjección usada para avisar de la presencia de algo o de alguien, especialmente si constituyen un peligro.

Quequier. Uno indeterminado, cualquiera.

Querendón. Muy cariñoso. También, querido. (Muy usado en América).

Se permitió que el respetable (tan poco respetado) acudiese a laterales con mínima, aunque alguna visión, y Julio al reempezar -amable y querendón- dijo saber de algunas dificultades, pero que a todos prometía una noche mágica.

Luis Antonio de Villena en su crónica de un concierto de Julio Iglesias, publicada en 1983.

Querocha. Conjunto de huevos que pone la reina de las abejas.

Querulante. Querellante patológico.

El querulante no es una carta del tarot ni un personaje de carnaval. Es una figura psiquiátrica, un delirio que presentan algunos pacientes que han hecho del pleito la razón de su vida.

Lucía Argos en EL PAÍS, en 1993.

Quesiqués. Cosa que se pregunta difícil de averiguar o de explicar.

Quibla. Muro de una mezquita que está orientado hacia La Meca.

Quiete. Hora o tiempo que en algunas comunidades se da para recreación después de comer.

Quillotranza. Trance, conflicto, amargura.

Beneito, no pongo duda,

que bien siento

que sentirás gran tormento

en quillotranza tan cruda.

Juan de la Encina en su Égloga.

Quillotro. Excitación, incentivo, estímulo. Indicio, síntoma, señal. Amorío, enamoramiento. También, devaneo. Requiebro, galantería. Adorno, gala. Su séptima atención es la de amigo, favorito. Y, como término rural, voz con que se daba a entender aquello que no se sabía o no se acertaba a expresar de otro modo.

Quimbambas. “En las quimbambas”: en sitio lejano o impreciso. Según cuenta Alberto Buitrago Jiménez en su Diccionario de dichos y frases hechas, Quimbambas “es una localidad situada en el centro de Cuba, en la provincia de Las Tunas. La expresión llegó al español peninsular desde el español hablado en la isla caribeña, donde, seguramente por su curiosa sonoridad, se convirtió en paradigma de lo extraño o lejano”.

Quinientista. Perteneciente o relativo al siglo XVI.

Quintada. Broma, generalmente vejatoria, que dan en los cuarteles los soldados veteranos a los de nuevo reemplazo. Novatada.

Quisicosa. Enigma u objeto de pregunta muy dudosa y difícil de averiguar.

Verba volant. Y ¡de qué modo vuelan en esta primera primavera del siglo! Como golondrinas, como violeteras, como moscas. O, mejor aún, como abejas rubenianas, que pican en el corazón de quienes son sensibles a estas importantes quisicosas.

Fernando Lázaro Carreter en EL PAÍS, en 2001.

Quistarse. Hacerse querer. Llevarse bien con los demás.

Que ser quisto no es tan bueno como ser guardoso, y ser rico es mejor que quistarse con los pidones.

Francisco de Quevedo en Discurso de todos los diablos.

Quitamotas. Persona aduladora que anda quitando las motas de la ropa a otra persona.

Quitasueño. Aquello que causa preocupación o desvelo.

Examen sorpresa: la P

*Texto redactado por Jaime Rubio con aportaciones de Bernardo Marín.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne