El abrazo entre un policía de Palma y el hombre al que salvó del suicidio

"A veces, un abrazo y una buena palabra son más efectivos que cualquier otra acción policial"

  • Comentar
  • Imprimir

La policía local de Palma de Mallorca compartió el pasado lunes en su perfil de Facebook una imagen que muestra a uno de sus agentes, Juan Ruiz, instantes después de haber salvado la vida de un hombre que intentaba suicidarse. En la fotografía el hombre abraza desesperado al policía, del que se negaba a separarse.

En la tarde del domingo, el canal de televisión autonómico IB3 que estaba cubriendo el suceso alertó a la policía sobre lo que estaba ocurriendo en el puente de Son Oliva. Un hombre intentaba saltar al vacío en esta zona que da a la autopista. La unidad policial más cercana, de la que forma parte este agente, se acercó al lugar.

“El hombre me gritaba que no me acercara, mientras agarraba entre sus manos la fotografía de sus hijos, de unos 4 o 5 años de edad, a los que aseguraba no poder ver”, recuerda el policía a Verne.

Por su experiencia previa, Ruiz sabía que tenía que ganarse la confianza de este hombre, de 39 años de edad, en pocos segundos. Comenzó a contarle que él también tiene hijos. El hombre besaba la instantánea y comentaba que su vida no tenía sentido sin ellos. "Le conteste que, si terminaba con su vida, ya no tendría oportunidad de luchar”, cuenta a través del teléfono el policía.

Juan Ruiz evitó el suicidio en el último momento agarrando al hombre de una extremidad. "Luego me abrazó y se negaba a soltarme, así que subí con él a la ambulancia", comenta. Juntos llegaron al hospital mallorquín Son Espases. Uno y otro no han vuelto a encontrarse desde entonces.

“No suelo retomar el contacto con las personas a las que ayudamos, porque no estoy seguro de que sea positivo. Probablemente se crearía un vínculo complicado”, comenta a Verne Juan Ruiz, quien forma parte de la unidad Agentes del Grupo de Actuación Preventiva (GAP).

Esta subdivisión de la policía local de Palma de Mallorca, formada por un grupo de entre 4 y 8 personas, se encarga de aquellos casos que los agentes de barrio no pueden abarcar. Se trata por lo general de casos de violencia de género o de altercados con armas. La situación vivida el domingo en el puente de Son Oliva fue un código rojo, una situación de emergencia.

"Han de saber que estás de su lado"

“Cuando te enfrentas a la mayoría de estos casos, lo importante es empatizar mucho con la persona que está originando el conflicto. Si está en una situación así, es probable que esa persona esté viviendo una mala experiencia. Hay que intentar dirigirse a ellos sin dar órdenes ni intentar imponer autoridad. Han de saber que estás de su lado y no mostrar una actitud opresora que empeore las cosas. A veces, un abrazo y una buena palabra son más efectivos que cualquier otra acción policial", explica Ruiz.

En el informe policial al que ha tenido acceso Verne que relata lo ocurrido el pasado domingo, el agente que coordina el GAP de Palma solicita al jefe de la policía local de la ciudad la medalla al mérito policial con distintivo blanco para Juan Ruiz. Se trata de una medalla que no viene acompañada de una pensión ajena al salario habitual del condecorado.

La policía municipal de Palma ha sido relacionada en los últimos años con varios casos de corrupción. Por eso, la oleada de felicitaciones recibidas a través de las redes sociales ha sido especialmente bienvenida.

En principio, este agente no le encontraba mucho sentido a que la policía local de Palma compartiera sus casos en redes sociales. “Ahora sí lo entiendo. He visto reflejada la labor de todos esos compañeros que trabajan a diario en la calle. La respuesta en los comentarios de la publicación ha sido muy positiva y ha sensibilizado a la gente sobre la labor que muchos realizamos diariamente con vocación”, concluye.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne