Nunca podrás ganarle a Goku si tienes mala postura: la lección de un quiropráctico japonés

¡Ojo a tu postura mientras lees esto!

  • Comentar
  • Imprimir
Dragon Ball Z (1996) Toei Animation
Dragon Ball Z (1996) Toei Animation

Goku, el héroe de la saga Dragon Ball (Bola de Dragón), rara vez pierde una batalla. Sin importar el nivel de ki de sus enemigos, el saiyajin siempre encuentra la manera de superarlos, casi siempre después de unos 50 episodios de diálogos interminables. Los fans del anime creerán que sus victorias se deben únicamente a su increíble poder, pero un quiropráctico japonés sugiere que tiene otra ventaja: la mala postura de sus enemigos. Freezer, en particular, llevaba las perder desde un principio por este problema, aseguró el especialista Yuji Ogawa en una entrevista con la web de entretenimiento en Japón Netallica, de Yahoo.

Freezer cambia de forma cuatro veces en Dragon Ball Z. En la primera, el emperador interplanetario se pasea en una especie de trono-cápsula flotante en la que se sienta con la espalda encorvada, en una postura muy parecida a la nuestra cuando trabajamos en un escritorio, comentó Ogawa. Pasar muchas horas en esta posición, agregó, provoca tensión y dolor en los músculos del cuello y la espalda, lo que afecta también al sistema nervioso, digestivo y respiratorio. Esto en consecuencia afectó su desempeño a la hora de pelear con Gokú.

Freezer sentado en su trono con una mala postura.

El quiropráctico de la clínica KCS en Kanagawa (al oeste de Tokio) cree que no es coincidencia que Freezer demostrara una mayor fuerza cuando adoptaba una postura erguida, como la segunda (la de los cuernos) y la última (la de la cabeza redonda). La tercera es la peor de todas, dijo Ogawa, porque el alienígena está completamente encorvado para soportar su enorme cabeza. Fue en esa etapa, dijo el quiropráctico, en la que Freezer marcó su destino.

Ogawa no sólo critica las malas prácticas del villano. Hacer un kame hame ha con las rodillas dobladas, como suelen hacerlo Gokú y compañía, no es lo ideal. La mejor postura para el ataque es completamente de pie y con la espalda erguida. Esto permite tener más energía y mejora la concentración, por lo que habrá más chances de ganar una batalla, explicó el quiropráctico. La moraleja: procura sentarte y caminar con la espalda recta, nunca sabes a qué te puedes enfrentar.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne