Los mensajes bajo las cuchillas de “la valla de la vergüenza” de Madrid

El Colegio de Abogados de Madrid ha levantado una reproducción de las concertinas de Ceuta y Melilla

  • Comentar
  • Imprimir
ampliar foto

Es complicado que estos días un caminante pase delante de la fachada del Colegio de Abogados de Madrid y no se detenga. Frente a su pared se ha levantado una imponente valla, reproducción de las que se encuentran en la frontera de Ceuta y Melilla. De ella cuelgan jirones de tela, como los que los inmigrantes dejan al rasgar sus ropas, y también zapatos, peluches... Y mensajes: los viandantes pueden escribir en pequeñas tarjetas y colgarlas entre los barrotes.

La valla, bautizada como "la valla de la vergüenza", fue instalada el pasado 19 de septiembre con motivo de la exposición que alberga el Colegio de Abogados, 11 Vidas en 11 maletas, que puede visitarse hasta el 21 de octubre. Este martes el viento agitaba más de 150 papeles con mensajes escritos tanto en castellano como en alemán, italiano o portugués, aunque han sido muchos más: debido a las lluvias, muchos de los tarjetones se han roto o su contenido se ha emborronado. En la entrada del edificio, junto al libro de visitas, se encuentran cerca de otro centenar de mensajes retirados por la organización, aún húmedos y con textos casi ilegibles.

Jordi Évole, que el pasado 16 de octubre estrenó su documental Astral, sobre el salvamento de refugiados y migrantes en alta mar en el Mediterráneo, también quiso dejar un mensaje en esta valla a través de las redes, que los responsables de la exposición se han encargado de colgar. Este es su mensaje y otros 19 que pueden leerse entre jirones de ropa, zapatos y peluches:

¿Qué haríamos si nos viéramos en su lugar? ¿Seguro que no ocurrirá nunca? ¡No es compasión sino obligación moral!
"¡Tenemos en nosotros todos los sueños del mundo!". Fernando Pessoa, Portugal.
Muchas personas estamos dispuestas a acoger a los refugiados, incluso cargando con los gastos que conlleve. ¿Por qué no nos deja este Gobierno inhumano?
Ninguna persona es ilegal.
Vivimos en un país que trata a los emigrantes como HÉROES y a los inmigrantes como PROBLEMA.
Menos medidas populistas y más medidas humanas. Ningún ser humano puede ser ilegal. | Un mundo sin fronteras.
En el mundo de la información, la democracia y la tecnología sigue existiendo un gran compromiso con los olvidados por el primer mundo. Que una persona tenga más derechos que otra, más servicios sociales y unas completamente diferentes expectativas sociales y vitales solo por el hecho de nacer a un lado u otro de una línea imaginaria es la brecha y vergüenza de nuestra generación.
Como les pasa a ellos, nos puede pasar a nosotros. No huyas de tus iguales, atrévete a ayudar.
Todos necesitamos de alguien en un momento de nuestra vida; tendamos nuestras manos y empaticemos con ellos. Seamos humildes y humanos.
Los refugiados son un "nosotros" y no un "ellos".
Hay momentos en que es necesario dejar de lado burocracia, fronteras o nacionalidades. Son seres humanos y necesitan nuestra ayuda. Mi madre dice: "Donde comen dos comen tres". ¡Ayuda!
¿Por qué nos inquietan esas miradas? ¿Esas vidas? ¿Por qué? Si no es solo su problema, su angustia, su lloro, su tristeza, su soledad. ¿Por qué dejamos que ocurra?
Cada persona tiene que tener la oportunidad para cambiar el mundo y cumplor sus sueños. Con amor, Edu.
Cuando el poder del amor triunfe ante el amor al poder entonces habrá paz. Jimmy Hendrix.
Las vallas no nos defenderán de nosotros mismos.
La vida es una oportunidad de ser feliz, no de hacer sufrir a las personas. La libertad nos hace afortunados de vivir una realidad llena de complicaciones.
¡Por un mundo sin fronteras! ¡Bienvenidos refugiados!
"Lo que necesitamos son más puentes y menos muros" - All we need is love-
Mañana puedes ser TÚ.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne