El McDonald's de Talavera se disculpa por usar un niño Jesús decapitado en Halloween

El local ya ha retirado la escultura

  • Comentar
  • Imprimir
Imagen de la estatua ya retirada
Imagen de la estatua ya retirada

Los clientes que entraron el pasado viernes al McDonald's de Talavera de la Reina (Toledo) se encontraron de frente con una Virgen María con el rostro manchado de rojo y con el niño Jesús en brazos decapitado. La escultura formaba parte de la decoración que el restaurante había escogido para celebrar Halloween y se encontraba sobre el mostrador, justo al lado del buzón de sugerencias.

Ante las críticas publicadas en redes sociales y en medios ligados a la Iglesia, la figura no duró ni 24 horas. "En nombre mío y de todo el equipo del restaurante quiero pedir disculpas públicas”, dijo el dueño del establecimiento, Benito Sagredo, a través de un comunicado este sábado. “La decoración que se expuso se retiró tan pronto como llegó a conocimiento de la dirección del centro. La intención de los trabajadores encargados de decorar el restaurante ha sido muy desafortunada”.

Según explica Sagredo en el comunicado, uno de los empleados del local llevó la escultura al mostrador. Había trabajado previamente en un cementerio y se quedó con la Virgen por encontrarse deteriorada por el paso del tiempo. “Estoy realizando las gestiones para recuperar la figura lo antes posible y sufragar los arreglos necesarios para recuperarla”.

Fuentes cercanas a los trabajadores explican que estos temen represalias por parte de la compañía de comida rápida más grande del mundo.

Pese a que la festividad de Halloween no tiene relación con la fe cristiana, Antonio Pérez Revenga, el párroco de Alcaudete de Jara, municipio situado a 24 kilómetros de Talavera denunció públicamente la decoración, tal y como recoge La Voz de Talavera. “¿No hay otra forma de decorar el establecimiento para el puñetero Halloween que haciendo daño? ¿Es necesario esto? ¿Por qué no ponen un Buda decapitado o mejor una imagen de Mahoma decapitado? Esto es muy fuerte”. Pérez Revenga pedía un boicot al establecimiento: “Si estos descerebrados no saben respetar, nosotros les vamos a dar donde más les duele: en el bolsillo”.

El delegado episcopal de Misiones de la Diócesis de Toledo, Fernando Redondo, ha mostrado también su repulsa a través de su cuenta de Twitter. “¿Así se respeta la libertad religiosa? Vergüenza”.

¿Qué dice la ley? El artículo 525.1 del Código Penal sanciona a quienes ofendan los sentimientos religiosos mediante el "escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican" con una pena de multa de ocho a doce meses.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne