El Toblerone británico se encoge para ahorrar chocolate y los consumidores culpan al 'Brexit'

Entre cuña y cuña ahora hay un hueco que muchos consideran un timo

  • Comentar
  • Imprimir

La clásica chocolatina Toblerone ha cambiado de forma en Reino Unido y los consumidores están enfadados. Sigue siendo una sucesión de cuñas y el embalaje es el mismo, pero entre unas y otras ahora hay mucho aire y poco chocolate, lo que algunos fans consideran un timo. La empresa explicó que el nuevo formato se debe a una reducción de costes y ha desvinculado la decisión del Brexit, como apuntan algunos consumidores en comentarios en redes sociales.

Os dije que marcharnos de la UE tendría consecuencias serias. Ahora estoy muy disgutado.

América. Nosotros votamos por la opción furiosa, de corto plazo, de culpar a otros. AHORA MIRAD NUESTRO TOBLERONE.

The Guardian, que se hace eco del descontento de los británicos con el cambio, cita a un portavoz de Mondelēz International, la empresa estadounidense propietaria de la marca, que ha desmentido que la decisión de la ciudadanía a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) tenga nada que ver. Las críticas airadas de los consumidores recuerdan al #Carbonaragate, la receta de pasta que enfadó a los italianos, o la paella con chorizo de Jamie Oliver, pero donde allí se hablaba de orgullo patrio herido y costumbres mancilladas, aquí los consumidores se sienten engañados por un envase y precio que se mantiene pero un tamaño que mengua, y se adivina que la causa es el Brexit.

El diario británico recuerda que la medida se ha tomado a la vez que otras empresas subían sus precios, en paralelo al 14,5% de caída de la libra esterlina frente al euro y del 18% en relación al dólar. En los mismos días en que Toblerone cambió de forma se desató la conocida como "guerra de la Marmite" entre Unilever y Tesco, por el aumento en el precio de un producto indispensable en muchos desayunos británicos.

La compañía, que fabrica el chocolate en Suiza, publicó un comunicado en su página de Facebook para explicar el cambio, porque "como muchas otras empresas, estamos sufriendo costes más altos en muchos ingredientes". Según Toblerone, han asumido ellos el alza de esos precios, pero para asegurarse que las chocolatinas "siguen en las estanterías, asequibles y con su forma triangular" tuvieron que reducir el peso de dos de sus productos en Reino Unido. Las tabletas de 400 gramos han pasado a ser de 360, y las de 170 ahora pesan 150 gramos. El resto de productos, explican, siguen igual.

Su explicación se publicó el 15 de octubre pero las reacciones en redes han cobrado fuerza en las últimas horas. En los comentarios a las aclaraciones de la empresa en su página oficial de Facebook hay algunos fieles, pero la mayoría son clientes enfadados que amenazan con no volver a comprar las chocolatinas si no bajan el precio en la misma proporción que el peso.

También hay mucha gente decepcionada. "Nunca pensé que llegaría este día", dice uno. "Esto es decepcionante. ¿Sigue siendo un Toblerone si le cambias la forma? No estoy segura. También creo que es engañoso abrir una tableta del mismo tamaño que las antiguas y encontrarte con grandes huecos gracias al nuevo diseño", dice otra usuaria, que defiende que mejor habría sido reducir la longitud de las chocolatinas pero mantener el espacio.

En Twitter el cambio ha generado bromas como estas:

El nuevo Toblerone. Mal en tantos niveles. Ahora parece un aparcabicis.

Toblerone, vuestro ajuste de precios es tan sutil como yo.

Me alegra tanto que los lectores de BBC News tengan tan claras sus prioridades.

Así es ahora la tableta de Toblerone en la UE.

¿Qué hemos hecho con Toblerone? De una vida en hoteles, el indicador de comfort ahora está en peligro.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne