El polémico belén con juguetes eróticos de un 'sex shop' de Talavera

La tienda ha denunciado por acoso a un vecino que protestó contra la peculiar escena navideña

  • Comentar
  • Imprimir
El belén de dildos del 'sex shop' de Talavera
El belén de dildos del 'sex shop' de Talavera.

Por tercer año consecutivo, el ‘sex shop’ de Talavera de la Reina (Toledo, 86.000 habitantes) Non Sit Peccatum ha colocado en su escaparate su belén de juguetes eróticos. El escultor cubano Ernesto Yáñez es el autor de la obra, que reproduce la icónica escena de la Navidad con tres dildos de cerámica. El belén lleva dos años coleccionando seguidores, que “pasan por la tienda para hacerse fotos con él”, indica a Verne por teléfono el responsable del establecimiento, Héctor Valdivielso. Este año han aparecido algunos detractores, que incluso han manifestado su desacuerdo en la propia tienda. El establecimiento ha denunciado por acoso al más activo de todos ellos.

Valdivielso lleva desde 2013 al frente de su ‘sex shop’. “No había tenido ningún tipo de problema hasta ahora”, comenta este empresario de 29 años, “orgulloso” del peculiar belén del que presumía su establecimiento. De momento, lo han retirado del escaparate. “Hace días vino un señor que se definió como católico y que nos expresó su disconformidad con el belén. Me pidió permiso para rezar unas plegarias dentro de la tienda, se fue y ahí quedó la cosa”, recuerda.

“Otro señor vino poco después con una mujer para exigir que retirase el belén. Me dijo que si no lo quitaba, lo retiraría él. Le acompañé a la puerta y me acabó insultando, diciéndome que era un asqueroso. Me avisó de que mi actitud tendría consecuencias”, comenta. En ese momento, la pareja de Valdivielso llamó a Policía Nacional, que acabó calmando al individuo. Verne se ha puesto en contacto con él, pero de momento no ha contestado. Esta es su versión de los hechos, que publicó un día después en su cuenta de Facebook.

En primera instancia, Valdivielso optó por no denunciar. “Sin embargo, los episodios se siguen produciendo. También vino un grupo de unas doce señoras y dos señores que me dieron un sermón”. Además, entonces apareció una pintada en uno de los rótulos de la tienda. El responsable del 'sex shop' cambió de parecer respecto a la denuncia cuando comprobó el efecto que estos incidentes estaban teniendo en las ventas: “No vienes a un 'sex shop' para escuchar una charla sobre la Virgen María. Hemos interpuesto dos demandas contra esta persona, que ha emprendido todo un boicot contra la tienda. Sigue trayendo gente anuestro escaparate y carga contra nosotros en las redes sociales”.

Pintada en uno de los rótulos del 'sex shop'

Algunas de las personas que se han personado en la tienda, incluyendo al denunciado, habrían asegurado que representan a las cofradías de Talavera, según Valdivieso. Pablo Gómez, directivo de una de ellas, la Cofradía de los Regantes, rechaza que los ofendidos por el belén hablen en nombre de la comunidad católica del municipio. “El belén puede gustarnos más o menos, pero no compartimos que se acuda a la tienda a protestar”, indica a Verne en conversación telefónica.

Entre los más sorprendidos por esta polémica está el autor de la obra, que contesta a las preguntas de Verne vía telefónica. “Es una minoría. A la mayoría de la ciudad le gusta el belén”, comenta Yáñez, residente en Talavera. Este escultor, de 46 años, firma una obra “que lleva tres años a la vista de todos; no entiendo por qué justo ahora se ha montado este revuelo”. “No creo que sea vulgar ni ofensivo. El belén es una forma diferente de unir sexo y religión”, indica el artista cubano, que desarrolla su obra en una ciudad famosa por su talento con la cerámica.

El belén está inspirado en la pieza original de Yáñez para Non Sit Peccatum, El Lancero. Se trata de un dildo que conecta la tradición cerámica de Talavera con el sexo. “Ya hemos vendido casi un centenar”, comenta Valdivielso, mientras que el autor reivindica su creación como “un juguete sexual en el que prime la belleza, igual que en el belén”. De momento, el responsable del establecimiento ha decidido retirar la polémica escena navideña de su escaparate. La ha sustituido por un cartel en el que invita a participar en la siguiente encuesta online: ¿Cree que se debe retirar el belén del escaparate? De momento gana el no.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Entra en El País para participar

Lo más visto en Verne