Seguidores de Trump difunden como un alzamiento neonazi un vídeo de Moros y Cristianos de Murcia

Un tuit estadounisense confunde la fiesta popular con una protesta en contra de los musulmanes

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

El tuitero estadounidense Steve Hirsch compartió en su cuenta un vídeo en apariencia impactante: “Los alemanes marchan por las calles vestidos de cruzados y amenazan con una nueva cruzada porque se ven invadidos por los musulmanes”.

El vídeo se ha retuiteado casi 5.000 veces desde el 5 de diciembre, aunque ni son cruzados modernos ni está grabado en Alemania. En realidad se trata de un momento de la fiesta de Moros y Cristianos de Murcia, en el que los Templarios de Caravaca marchan al ritmo de lo que tampoco podemos calificar precisamente de marcha militar prusiana. Como recoge Mémesis, se trata de un vídeo de las fiestas de 2015, subido a Facebook por uno de los asistentes.

La cuenta de Hirsch no fue la primera en apropiarse de este vídeo y venderlo como una manifestación de fuerza aria. Ni se trata del primer bulo similar: la web Snopes ya tuvo que desmentir en diciembre que una marcha de moteros fuera en realidad un grupo de musulmanes que demostraban estar preparados para una supuesta guerra.

Un momento, ¿esto va en serio?

No parece que Hirsch esté de broma. El tuitero se presenta en Twitter como seguidor de Trump y se define como nacionalista. También usa la etiqueta #MAGA (Make America Great Again), que además de ser el eslogan del presidente electo es una seña de identidad habitual en redes para los miembros de la ultraderecha estadounidense.

En su cuenta, Hirsch comparte dudosas celebraciones de atentados por parte de mujeres musulmanas y mantiene que el #Pizzagate es real, por poner dos ejemplos. Tal y como explicaba EL PAÍS, detrás de esta última etiqueta está una descabellada teoría de la conspiración sobre una red de pederastia en la que estaría implicada Hillary Clinton y que estaría dirigida por el dueño de una pizzería. El asunto llegó a un extremo absurdo y peligroso: un tipo entró en la pizzería con un rifle de asalto con el objetivo de investigar por sí mismo el asunto.

Hirsch también publicita su cuenta de Gab, una red social parecida a Twitter en la que se asegura que se respeta la libertad de expresión. Como escribía la web Salon en noviembre, Gab se ha calificado en ocasiones de “Twitter para racistas”. Sobre todo después de que Milo Yiannopoulos fuera expulsado de Twitter tras su campaña de acoso contra una de las protagonistas de Cazafantasmas y se abriera cuenta en esta otra red, arrastrando a muchos de sus incondicionales.

¿Y sus seguidores se lo han creído?

Es difícil saber cuántos de los 4.000 retuits son de convencidos. Es posible que alguno solo lo haya retuiteado a modo de burla y escarnio, y tampoco podemos descartar que otros lo hayan compartido sin preocuparse por si es verdad o no, pero por considerarlo adecuado para su causa (y aquí podríamos recordar el término 'posverdad').

Pero entre los comentarios encontramos mensajes que no dejan mucho lugar al optimismo:  Right Wing Warrior espera que estos alemanes “barran la plaga islámica”. Deplorable Sarah (lo de “deplorable” es al hilo de las declaraciones de Clinton sobre la mitad de los votantes de Trump) asegura que “no me dan pena. Han amenazado, acosado, violado, apalizado y robado a sus anfitriones sin razón”. Freedom Reigns se manifiesta ligeramente escéptico (“¿de verdad?”) para acto seguido unirse al entusiasmo: “El pueblo se está EMPODERANDO DE NUEVO”.

Bastante más abajo llega una de las dudas: “¿Por qué no veo ninguna respuesta a las preguntas sobre la validez y la fuente de este vídeo? Esto podría ser cualquier cosa?”. “Aquí hay un enlace -contesta otro tuitero- España, no Alemania. Caballeros Templarios, no Cruzados”.

A lo que otro contesta: “Gracias. Sabía que ese vídeo era falso. Dejé de buscar anoche (sueño). Sabía que los europeos no tenían agallas”.

No hay respuesta del propio Hirsch.

Pero qué manía con las cruzadas

Este entusiasmo con las Cruzadas no es casual: uno de los periódicos con mayor distribución del Ku Klux Klan se llama The Crusader (El Cruzado) y el grito de guerra de la Primera Cruzada, “Deus vult” (Dios lo quiere) se ha convertido en un lema habitual en los foros de la derecha racista estadounidense. Como explica la web sobre memes Know Your Meme, se ve como el equivalente cristiano al grito de guerra yihadista “Allahu Akbar”. Incluso hay memes procruzadas y algunos de ellos aparecen en las respuestas al tuit de Hirsch.

Es decir, la confusión entre un alzamiento en Alemania y los Moros y Cristianos de Murcia no es tan sorprendente: no hace falta esforzarse mucho para ver lo que queremos ver.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne