Una hija escribe un obituario para "un modelo de mal padre"

La autora de este texto opina que haberlo escrito de otra forma habría sido "un insulto a todas las personas a las que hizo daño"

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

El obituario de Leslie Ray Charping, vecino de Galveston (Texas, Estados Unidos), se está comentando en muchos medios estadounidenses: lo ha recogido la CNN, el Washington Post y la cadena de televisión ABC, por ejemplo. En este caso, no se trata de un texto tierno o con sentido del humor, como los que alguna vez hemos recogido en Verne, sino de uno de los obituarios más sinceros y menos elogiosos que se han publicado en alguna ocasión: “La muerte de Leslie -se puede leer al final- prueba que el mal sí muere”.

Charping murió en enero, a los 74 años. Su necrológica estaba colgada hasta hace poco en la página web de la empresa de servicios funerarios que atendió a la familia. Según ABC, la escribió su hija Sheila, que respondía a las críticas asegurando que haberla hecho de otra forma habría sido “un insulto a todas las personas a las que hizo daño”. Según recoge el Washington Post, la empresa funeraria decidió borrarlo al recibir comentarios insultantes hacia la familia. Hasta entonces había notado un incremento muy pronunciado de las visitas: no solo los medios recogieron la necrológica, sino también foros como Reddit.

La necrológica explicaba que "Leslie Ray Popeye Charping nació en Galveston el 20 de noviembre de 1942 y falleció el 30 de enero de 2017, 29 años más tarde de lo esperado y mucho más tarde de lo que merecía". Según el texto, su muerte "deja a dos hijos aliviados: su hijo Leslie Roy Charping y su hija Sheila Smith, además de seis nietos y muchas otras víctimas, incluyendo una exesposa, familiares, amigos, vecinos, médicos, enfermeras y extraños".

El obituario afirma que "siendo joven, Leslie se convirtió rápidamente en un modelo de mal padre" y hace mención a sus problemas psiquiátricos, además de a su dependencia del alcohol y las drogas.

El texto también añade que "Leslie era sorprendentemente inteligente, aunque carecía de la ambición y de la motivación necesarias para hacer otra cosa que no fuera gastarse de modo insensato los ahorros de la familia y fantasear acerca de planes para hacerse rico rápido. Los hobbies de Leslie incluían insultar a su familia, acelerar los viajes al Cielo de las queridas mascotas familiares y pescar, que no se le daba tan bien como lo anterior. La vida de Leslie no tuvo ningún propósito obvio, no contribuyó a la sociedad ni sirvió a su comunidad, y tampoco tenía ninguna cualidad que compensara, aparte de su ingenio rápido y su sarcasmo, que eran divertidos los días que estaba sobrio".

El final es aún más sombrío: "Tras su muerte, echaremos de menos de Leslie lo que nunca fue: un esposo y un padre cariñoso, además de un buen amigo. No se celebrará ninguna ceremonia, no habrá oraciones por su paz eterna y no habrá pésames a la familia a la que torturó. Los restos de Leslie serán incinerados y se guardarán en el establo hasta que se acabe el serrín de Ray, el burro de la familia. La muerte de Leslie prueba que el mal sí muere y esperamos que marque el inicio de un tiempo de seguridad y de recuperación para todos".

Pantallazo de la necrológica

Según recoge el Houston Chronicle, Charping se declaró culpable en 1979 de un delito de agresión y en 2008 de una agresión a su esposa. En 2009, se declaró culpable de haber violado la orden de alejamiento resultante de este cargo, al llamar por teléfono a otra familiar y amenazarla de muerte.

* Para que no te pierdas nada, nosotros te mandamos lo mejor de Verne a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram telegram.me/verne!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne