El plantón de varias personas a un taxista que rechazó a una mujer en silla de ruedas

"No sé ninguno de sus nombres, pero a los siete u ocho que me apoyaron, gracias"

  • Comentar
  • Imprimir
Una de las fotos de la actriz irlandesa en su cuenta de Instagram
Una de las fotos de la actriz irlandesa en su cuenta de Instagram.

Las personas que necesitan silla de ruedas se enfrentan a multitud de obstáculos. Pocas ciudades han eliminado del todo las barreras arquitectónicas que dificultan su circulación y muchos edificios siguen sin ascensores o máquinas salvaescaleras. Además, hay ciertas personas que se lo ponen un poco más difícil. Según cuenta la actriz británica Shannon Murray en Twitter, entre ellas está un taxista de Cardiff (Gales, Reino Unido).

Murray ha publicado un tuit en el que relata cómo un taxista la rechazó por su silla de ruedas. El conductor le negó el acceso a su coche argumentando que la silla no cabía en el maletero, pero, según indica la actriz, sí encajó en un taxi exactamente igual poco después. Esta es la historia completa, que acumula 10.000 retuits y 30.000 me gusta en cuatro días desde el 23 de mayo. Debajo del tuit puedes leer la traducción en español.

Texto: Cara de pocos amigos típica de Londres. Acababa de llegar a Cardiff, salgo de la estación de tren y me pongo en la cola para coger el taxi. Cuando llegó mi turno, me sentí aliviada de que me tocase un sedán y no un vehículo adaptado para sillas de ruedas (prefiero sentarme en los asientos y guardar mi silla a ir sentada en ella). Me acerqué al coche y abrí la puerta delantera. En ese momento, el taxista empezó a gritarme diciendo que no podía subir a su taxi, que tenía que hacerlo en uno adaptado.

Le pregunté por qué y lo único que hacía era señalar mi silla diciendo que no iba a caber (creedme, sé exactamente en qué maleteros cabe mi silla). A pesar de la humillación y la vergüenza que pasé mientras me gritaba delante de toda la cola, me planté y le dije que mi silla se pliega y cabía perfectamente en su maletero y que no tenía ningún derecho a rechazarme (aunque, obviamente, llegados a este punto no había ninguna jodida manera de que me hubiese subido a su taxi para acabar recompensando a ese idiota discriminatorio).

Le pedí su número de licencia, le dije que informaría de lo sucedido y, educadamente, le dije que le jodieran. Otro coche avanzó (otro sedán) y me metí en él. Ese conductor no tuvo ningún problema con mi silla y le dijo a su compañero que debía haberme aceptado.

En ese momento, el cara de idiota le dice a la siguiente persona de la cola que suba en su taxi. Le rechazó diciendo que no después de lo que había visto no quería subir en su taxi. Uno a uno, cada persona de la cola rechazó subir en su taxi por la forma en la que me trató.

No sé ninguno de sus nombres, pero a las siete u ocho personas que me apoyaron, gracias. Desde lo más profundo de mi corazón, gracias. #ambilidaddeextraños ❤️

Tuit: Si eras una de las personas que estaban detrás de mí en la cola del taxi en Cardiff Central esta noche en torno a las 22:30 horas y rechazaste al conductor horrible, gracias.

En declaraciones a Verne por correo electrónico, Murray asegura que no es la primera vez que la rechaza un taxista, "pero nunca antes se habían comportado así conmigo. Primero me sorprendió, después me intimidó, luego me sentí avergonzada y al final me enfadé muchísimo".

La actriz ha publicado otro tuit en el que agradece toda la atención que ha recibido su historia. Incide en el mismo mensaje que transmite a Verne : "Estoy acostumbrada a estas cosas. He vivido rechazo en otras muchas ocasiones. A veces les desafío, como en esta ocasión, y otras veces paso de ellos".

Esta actriz irlandesa es conocida en Reino Unido por su papel secundario en varias series, como por ejemplo Class. Se quedó paralizada de cintura para abajo a los 14 años tras un accidente de buceo. Desde hace años, reclama una mayor representación de las personas con discapacidad en series y películas a través de sus redes sociales y de su blog personal.

"Me gustaría que la gente aprendiese lo siguiente de esta historia: la intervención no agresiva en determinadas ocasiones es la respuesta más poderosa contra la discriminación. La opción no es quedarse callado y dejar que otros sufran", añade Murray, agradecida a las personas que rechazaron al taxista que no la admitió en su vehículo.

Murray asegura a Verne que ha presentado una queja contra el taxista en el Ayuntamiento de Cardiff, acompañada del testimonio de un testigo. Según un portavoz del Ayuntamiento consultado por la BBC, el acto del taxista fue un delito, ya que "está prohibido rechazar un viaje que empiece y termine en el término municipal sin una excusa razonable. Le pedimos a cualquiera que quiera quejarse de un conductor con alguna prueba que se ponga en contacto con nosotros".

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne