Infidelidad con series: ¿está mal que vea el último capítulo de ‘Juego de tronos’ sin esperar a mi pareja?

Lo importante no es el episodio, sino el compromiso

  • Comentar
  • Imprimir
Jesse Pinkman y Jane Margolis viendo "la tele" en 'Breaking Bad'
Jesse Pinkman y Jane Margolis viendo "la tele" en 'Breaking Bad'

A y B son pareja, viven juntos y desde hace un par de meses sus lunes giran en torno a la séptima temporada de Juego de tronos. Esta semana es especial: se estrena el último capítulo. Pero resulta que B está de viaje. Su pareja le ha dicho que esperará hasta el miércoles, pero una vez en casa y tras una dura jornada esquivando spoilers, la fuerza de voluntad de A flaquea: ¿y si le da a play? Pero, claro, los dos llevan siete temporadas viendo la serie juntos. ¿No es una traición? ¿Aunque sea una traición pequeñita?

El dilema le resultará familiar a muchos: antes de plataformas como Netflix, HBO y (admitámoslo) las descargas, echaban las series a una hora en la tele y si uno no estaba en casa, pues mala suerte. Como mucho, podía grabar el capítulo o la película, pero las dudas de este tipo no eran ni mucho menos tan frecuentes.

Tanto es así que la propia Netflix publica encuestas acerca de lo que ellos llaman "Netflix cheating", que vendría a significar "poner los cuernos en Netflix" y que se puede extrapolar a HBO, Amazon, Filmin y demás. Según la encuesta que publicó la empresa en febrero, el 46% de sus suscriptores ha visto algún episodio a escondidas de su pareja. El 60% admite que lo haría más a menudo si no corriera riesgo de que le pillaran y el 18% asegura haber discutido por este tema. Netflix incluso lanzó una promoción en San Valentín en la que el cantante Michael Bolton enseñaba a pedir perdón por hacerlo: "Todos hemos pasado por esto. Incluso yo, Michael Bolton".

Vayamos al grano, ¿hace mal A poniénse el episodio sin esperar a B? “No, para nada, solo faltaría -asegura Emma Ribas, psicóloga especializada en relaciones de pareja-. Cada uno de nosotros tenemos necesidades diferentes y podemos ejercer nuestra libertad personal, siempre que no hagamos daño a nadie”. Coincide el psicólogo Esteban Cañamares, que apunta que “con la pareja y con los hijos, hay que dar mucha libertad en las cosas que tienen poca importancia y acordar normas claras en las cosas que sí son importantes”.

Un momento, ¿y si siempre ven la serie juntos? Claro, para estos psicólogos el último capítulo de la séptima temporada de Juego de Tronos puede ser una minucia, pero para A y B es muy importante. Cañamares matiza: “Si nos hemos comprometido a ver el episodio juntos, hay que esperar. El compromiso hay que respetarlo. Pero lo que es importante es la promesa, no el capítulo”.

También puede ser que la discusión surja porque uno de los dos no sabía que esto era importante para el otro, al tratarse de un compromiso tácito. “Al primer enfado -aconseja Cañamares-, se establece la norma. Si hay una diferencia de valoración, hay que hablarla”. No hace falta esperar a la primera pelea, por supuesto. Se puede dejar claro antes de -por poner un ejemplo al azar- ver el último episodio de la séptima temporada de Juego de tronos.

¿Qué puede hacer A si no quiere esperar al miércoles? Según Ribas, A no debería tener ningún problema en decirle a B que quiere ver el capítulo sin esperarle. Ojo, que a B puede no gustarle la decisión de A y también tiene derecho a decírselo: “Entra dentro de la negociación -añade Ribas-. Una vez hablan del tema pueden decidir si compensa esperar o no”. Por ejemplo, a lo mejor han visto toda la serie juntos y para B puede ser importante ver este capítulo también en pareja. O puede que B esté con su portátil y decida que también puede verlo por su cuenta. O quizás acuerden que A verá el episodio con B una segunda vez el miércoles.

Lo importante, insiste Ribas, es cultivar la confianza y no recurrir al engaño. “Cuando surgen conflictos por estos temas -explica Ribas- suele ser porque no están bien asentadas las bases de la relación”. Por este motivo, hemos de respetar “nuestros propios espacios, como corresponde a dos personas diferentes, y además cultivamos los espacios de pareja”. El verdadero problema viene cuando el único espacio de pareja es ver Juego de tronos los lunes.

Un momento, ¿ver series cuenta como actividad en pareja? Sí, igual que ir al cine, a cenar o salir con los amigos. “No importa que sea una actividad pasiva -dice Cañamares-. Importa que estemos juntos y que nos emocionemos juntos”. Pero, por supuesto, no puede ser el único plan: “Hay que hacer más cosas -recuerda Cañamares-: acariciarse, explicarse qué tal ha ido el día, tener proyectos en común...”.

¿Y qué puede hacer A si se ha comprometido a esperar? Si se ha llegado a un acuerdo, hay que respetarlo. Para estas ocasiones no está de más recurrir a las series suplente, por llamarlas de alguna forma. Es decir, esas que solo ve uno de los dos porque al otro no le gustan. No es lo mismo, pero calman el mono.

Dicho lo cual -y que conste que no lo recomendamos-, hay formas de ver una serie sin que se note: por ejemplo, asegurándonos de volver al final del episodio anterior, para que no quede rastro en la plataforma de que hemos visto el que no tocaba; también podemos abrir un perfil solo para ver ese episodio y después borrarlo; y en Netflix se puede acceder a Cuenta > Actividad de visionado para que no aparezca como "visto" el episodio en cuestión.

Insistimos, esto no es lo recomendable. Luego matan a vete a saber quién y te pillan bostezando porque, claro, ya lo sabías y has olvidado simular la correspondiente estupefacción. Como mucho y en el peor de los casos, es mejor hacer como Michael Bolton y pedir perdón. Total, tampoco es para enfadarse: Juego de tronos no es tan buena.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne