Una esquela invita a despedir con vino, tortilla y alegría a una profesora de Vigo

"No se admiten flores. Donen su importe a una ONG"

  • Comentar
  • Imprimir

El viernes 1 de septiembre fue publicada la siguiente esquela en el periódico Faro de Vigo.

"Su hija, Julie Fernández Jones, invita a sus amigos y conocidos a un acto alegre de despedida", indica la esquela que despide a Alicia Jones. "En su recuerdo tomaremos vino y tortilla. No se admiten flores. Donen su importe a una ONG", añade el texto.

La escritora @LediciaCostas compartió la esquela en Twitter, que también se ha movido en Facebook gracias a la página Amanece que no es poco, donde se ha compartido más de 1.300 veces. Ante la atención que despertó la esquela, Faro de Vigo acudió a la cita para conocer la historia de Alicia Jones.

"A ella le encantaba la fiesta y no le hubiese gustado que estuviésemos llorando aquí por su muerte. Queremos rendirle un último homenaje de la manera que ella habría escogido", indica su hija Julie Fernández en declaraciones al periódico gallego. Por ello, en la ceremonia había  pinchos de tortilla, vasos de vino y botellines de cerveza.

Según explica Faro de Vigo, Alicia Jones era de procedencia galesa. Llegó a Vigo en torno a la veintena, donde lleva más de 50 años viviendo. Era profesora de inglés, primero en el colegio Rosalía de Castro y después en el Martín Codax. Varios ex alumnos la despidieron brindando por ella. "Era profesora, amiga y madre. Se preocupaba por todos sus estudiantes y nos cuidaba como si fuéramos sus hijos. Era la bondad personificada", comentaba una de sus ex alumnas. Así lucía la despedida de Alicia Jones.

Varios medios de comunicación se han hecho eco de la esquela de esta galesa. Faro de Vigo consiguió una foto de la profesora que ha publicado en su página web.

Hay otras muchas esquelas con un tono diferente al habitual que han captado la atención de los medios. En marzo contamos en Verne la historia de José Luis Casaus, un viudo que desde hace 23 años escribe cartas anuales a su "Elenita" a través de esquelas en EL PAÍS. En ellas da cuenta de su vida y la de sus hijos, los gemelos Yuri y Boris, que tenían 6 años cuando su madre falleció. "No somos creyentes y soy consciente de que es una nota a la nada, salvo a su recuerdo, que sí existe", dijo Casaus a Verne tras la publicación de la esquela de 2017.

En febrero, contamos la historia detrás de otra esquela particular. La familia de la sevillana María Rodrigo Molino añadió en su necrológica en el ABC de Sevilla una de sus bromas habituales: "Para un día que salgo en una esquela y no me veo".

En este artículo recopilamos otras muchas esquelas curiosas.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne