‘Monchito’, el niño inventado del sismo del 85, revive por el falso caso de Frida Sofía

Un gran operativo de rescate nació de una mentira o una psicosis colectiva, según contaban los medios hace 32 años

  • Comentar
  • Imprimir
Operaciones de rescate tras el terremoto de magnitud 8,1 en la Ciudad de México hace 32 años
Operaciones de rescate tras el terremoto de magnitud 8,1 en la Ciudad de México hace 32 años.

El derrumbe de la escuela Enrique Rébsamen es uno de los casos más críticos que ocasionó el terremoto del 19 de septiembre en México. Al menos 19 niños fallecieron por el colapso del edificio y los brigadistas han trabajado a marchas forzadas durante tres días para encontrar a otros desaparecidos, menores y adultos. La noche del pasado miércoles varios medios televisivos enfocaron su cobertura a la búsqueda de una de las estudiantes de la escuela, a quien identificaban como Frida Sofía. La Marina confirmó este jueves que la niña no existe y descartó que haya más niños bajo los escombros.

Los mexicanos han expresado su indignación en redes por la falsa noticia, que ha creado confusión entre los brigadistas y las personas cercanas a la escuela (padres de familia y empleados). En Twitter han comparado este caso con el de Monchito, el niño que se pensaba estaba atrapado entre los escombros tras el sismo de 1985. Él también fue un mito.

Hace 32 años, las autoridades mexicanas realizaron un enorme despliegue para rescatar a Luis Ramón Monchito, un niño de nueve años supuestamente atrapado en un edificio del Centro Histórico de la Ciudad de México. A la misión se unieron un grupo de rescatistas de Miami, bomberos de Algeria y hasta una santera michoacana, describió José Comas en una crónica para EL PAÍS en 1985. Según los testimonios de los rescatistas, recabados por los medios, el niño se comunicaba a través de golpecitos en los muros colapsados.

Después de un operativo de rescate de más de una semana, las autoridades mexicanas descartaron cualquier señal de vida bajo los escombros del edificio. “Fue la ausencia de moscas y de olor a muerto en el edificio lo que llamó la atención [de los rescatistas en la zona]”, explicó Comas.

Poco a poco, los especialistas internacionales renunciaron a la misión ante la confusión y el caos.“Las tareas de rescate de Monchito han puesto de manifiesto el desbarajuste, la desorganización y la desinformación que han reinado en México desde el día del terremoto”, comentó el corresponsal.

Los medios ofrecen dos teorías del origen de Monchito. La primera es que un hombre inventó la historia para que los brigadistas retiraran el escombro y él pudiera dar con una caja fuerte, en la que supuestamente guardaba millones de pesos. La otra es que fue el producto de una psicosis colectiva de la gente presente en la zona de desastre, un efecto del trauma de un sismo con magnitud de 8,1. Aún no es claro si el niño realmente existía pero no fue atrapado bajo un edificio o qué fue de la familia que solicitó el rescate.

“Los trabajos fueron desde el principio un engaño”, dijo en ese entonces Adolfo Gómez Ibarra, director de las misiones de rescate al periodista y escritor Carlos Monsiváis, según el diario El Financiero. “Yo lo afirmé desde el primer momento, sin pretender caer en ninguna profecía: jamás existió prueba alguna de que bajo los escombros hubiera vida”.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne