El legado que nos deja ‘La Mano Peluda’, uno de los programas de radio más longevos de México

“Ha muerto mi niña consentida, 'La Mano Peluda”, ha dicho el locutor

  • Comentar
  • Imprimir

La radio mexicana dejará de transmitir el último programa que narraba historias de terror. La Mano Peluda finaliza este 12 de enero un periodo de 22 años de emisiones ininterrumpidas, donde los radioescuchas llamaban a la cabina para contar sus historias de miedo, terror, misterio y fenómenos inexplicables.

Rubén García Castillo, titular de este espacio, no puede ocultar el tono de tristeza en su voz al comunicar la noticia. “Ha muerto mi niña consentida, La Mano Peluda”, dice el locutor a Verne, vía telefónica. “Este programa viene de una tradición milenaria, que empezó con nuestros abuelos contando historias que se iban transmitiendo. Ya no hay programas así”, dice.

Escuchar estas narraciones era una tradición entre los noctámbulos y desvelados que sintonizaban el 104.1 de Frecuencia Modulada y el 970 de AM en la Ciudad de México y en diversas emisoras en otras entidades del país. La noticia del fin del programa también ha generado muchas reacciones en redes sociales, colocando a La Mano Peluda como trending topic la mañana y tarde de este viernes.  

Gabriel Sosa Plata, académico de la UAM y autor del libro Días de Radio, dice a Verne que este programa es hasta el momento uno de los más longevos de la radio comercial y emblemático por su tipo de contenido. “Varias generaciones escucharon un programa que recuperaba la riqueza verbal y oral de los mexicanos a través de experiencias de vida, que luego se convertían en leyendas. El programa aportó mucho al medio”, dice vía correo electrónico.

Para el experto, La Mano Peluda es uno de los pocos espacios radiofónicos que son nutridos casi en su totalidad por la audiencia. “En general, los radioescuchas se limitan a manifestar opiniones -que son leídas al aire- y a hacer consultas sobre determinados temas”, dice. “En ficción (o no), hizo otro aporte de apertura de la radio”.

A García la noticia le llegó un día antes de su último programa, por lo que no ha tenido tiempo de preparar algún material especial para despedirse de este espacio. “Los directivos solo me han dicho que el ciclo ha terminado. En el programa seguiremos con la misma tónica, agradeciendo la presencia de los ‘peludomaniacos’ al aire”, comenta.

La propia producción estuvo envuelta en el misterio. Juan Ramón Sáenz, el primer locutor de La Mano Peluda, falleció en mayo de 2011 a los 48 años de edad por un paro cardiorrespiratorio, aunque muchos de sus escuchas dicen que su muerte se debió a una maldición derivada de una historia contada al aire. El propio García, quien retomó este espacio tras el fallecimiento de Sáenz, recuerda que una vez la estación salió del aire cuando habló un radioescucha que se decía adorador del diablo. “Fue muy escalofriante, porque me llegaron mensajes diciendo que ahora sí me había agarrado Satanás”, cuenta.

A pocas horas de realizarse su último programa, el comunicador no se quiere dar por vencido y pretende continuar con el proyecto. “Estaré buscando en otros espacios en radio y si no, veremos si puedo hacer un canal en YouTube o en algún otro lado”, dice. Para este locutor profesional, lo importante es seguir preservando la costumbre de contar historias. “Así nos uníamos antes, alrededor de una radio o de una persona que contaba una historia”.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne