El ingeniero vasco que convirtió las recetas tradicionales en diagramas de flujo

Aurelio Abancens, autor de 'Así cocino yo, la cocina de cada día', explica platos como un proceso industrial

  • Comentar
  • Imprimir
La merluza a la vasca es una de las recetas de Aurelio
La merluza a la vasca es una de las recetas de Aurelio.

A Susana le encanta cocinar. Su hermana fue a cenar hace poco a la sociedad gastronómica del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Gipuzkoa, donde vio un libro de recetas extraño: es una mezcla de ingeniería y gastronomía. Lo compró por cinco euros y se lo regaló a Susana. "Tengo muchísimos libros de recetas. Este es tan distinto a todos que me hizo muchísima gracia", dice Susana a Verne por mensaje privado en Twitter, red social en la que compartió una foto del libro. Su mensaje lleva 5.500 retutis en tres días desde el 14 de abril.

La imagen del tuit es la receta de alcachofas con patatas de Así cocino yo, la cocina de cada día (2001). El libro es obra de Aurelio Abancens, un ingeniero industrial donostiarra que falleció en 2002 a los 80 años. Trabajó toda su vida, según nos cuenta su hijo Álvaro Abancens por teléfono, como ingeniero: trabajó en el sector privado y fue profesor en la Escuela de Ingenieros de San Sebastián, dependiente de la Universidad de Navarra. "Era muy organizado. Estas recetas son matemáticas", dice su hijo de 66 años, que también es ingeniero.

Aurelio utilizaba los símiles alimenticios en sus clases, especialmente cuando daba clases de Organización industrial: "Para explicar un proceso, lo comparaba con un Cola Cao. Primero coges tal cantidad de Cola Cao, la echas en el vaso, pones tal cantidad de leche y remueves. Lo planteaba como un proceso productivo. También hacía la comparación con la tortilla de patatas". Además, siempre le gustó cocinar.

Cuando se jubiló, a principios de los años 90, su hijo le animó a apuntarse en la sociedad gastronómica del Colegio de Ingenieros de su ciudad, institución con la que llevaba toda la vida colaborando. Las sociedades gastronómicas son clubes en los que los socios pueden cocinar para amigos y familiares. "Le gustaba cocinar, pero todavía más explicar los platos con procedimientos como los industriales. Entonces empezó a crear los esquemas", añade su hijo. Asegura que en la familia siguen utilizando las recetas de su padre. "Por ejemplo, la de pimientos rellenos".

Pincha para ver la imagen completa. Así cocino yo, la cocina de cada día

Según explica a Verne por teléfono el director gerente del Colegio de Ingenieros, Alex Abancens (sobrino nieto de Aurelio), los esquemas de las recetas son "diagramas de flujo, que son la representación gráfica de procesos muy habituales en entornos industriales. Se representa de manera gráfica la secuencia o los pasos lógicos para realizar una tarea. Estos diagramas de flujo proporcionan una información clara y concisa de todos los pasos a seguir detallando las acciones y lo elementos que participan en cada acción". Perfectos para la cocina si eres desorganizado.

Estos diagramas se utilizan en otras disciplinas como la psicología cognitiva, la programación o la economía. "Las recetas son la panacea. En la cocina se usan muchas medidas poco específicas (a ojo, un poquito, cuando veas que coge este color...), todo lo contrario a la ingeniería. Aurelio pone orden desde su visión de ingeniero", añade el director gerente.

La imagen del tuit se corresponde con la última edición del libro, la octava, editada en 2013. En el Colegio de Ingenieros no saben cuántos han vendido en su sociedad gastronómica, pero calculan que "varios miles" desde que se publicó la primera edición en 2001. Hay 90 recetas, pero según su hijo escribió diagramas de muchas más. Gran parte de ellas son de su tierra, el País Vasco.

En el prólogo del libro, un responsable anterior del Colegio de Ingenieros da más detalles sobre Aurelio y su libro de recetas: "Hace poco tiempo recordaban sus compañeros de estudios que en los años cuarenta y tantos, en Bilbao, Aurelio era ese estudiante al que no se escapaba un detalle de la explicación del profesor y preparaba unos estupendos apuntes. La pensión donde se alojaba Aurelio era, cuando se acercaban los exámenes, el centro de peregrinación de los compañeros de la clase en busca de sus apuntes. Pues eso mismo hacemos ahora: pedirle los apuntes y ponerlos a disposición de nuestros colegiados. Con ellos el aprobado en las cocinas de nuestras casas o en la sociedad está garantizado".

Aquí te mostramos más recetas de Aurelio. Pincha en las imágenes para ampliarlas.

Arroz con carne

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Caldo de pescado: fumet

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Garbanzos de vigilia

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Lentejas con patatas (o con arroz)

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Tortilla de anchoas y gambas

Besugo al horno con patatas panaderas

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Chipirones en su tinta

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Merluza a la vasca

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Cordero asado

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Lengua de ternera a la tolosana

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Leche frita

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

Pantxineta

ampliar foto
Así cocino yo, la cocina de cada día

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne