Unas plantillas de 75 céntimos y el dueño de un bazar asturiano protagonizan un hilo de película en Twitter

"Mi jefe no quería lío, solo quería que la señora le pidiera perdón", cuenta la autora

  • Comentar
  • Imprimir

[Actualización. Ya hay sentencia: la mujer ha sido absuelta] Andrea Menéndez se acostó con poco más de 1.000 seguidores y se ha despertado este 24 de mayo con más de 25.000 y un trending topic mundial. La culpa la tiene un hilo de Twitter que dice que escribió desde su trabajo en un bazar de Gijón: un hilo de 36 mensajes sobre la disputa de su jefe con una señora que habría robado unas plantillas para zapatos de 75 céntimos. En menos de 24 horas y tras ser retuiteada por el futbolista Álvaro Arbeloa (casi seis millones de seguidores), su historia ha superado los 45.000 retuits.

Menéndez cuenta a Verne en conversación telefónica que lleva cuatro años trabajando en un bazar regentado por una familia china. “Muchas veces cuento cosas que me pasan en la tienda en mi cuenta personal, no tengo muchos seguidores y no interactúo con más de tres o cuatro”, explica. En una búsqueda avanzada en Twitter, pueden verse varios tuits de años anteriores con anécdotas sobre el idioma y las traducciones, entre otras. Esta tuitera asegura que su jefe no se ha tomado a mal esta repercusión pero no ha querido ofrecer ningún dato sobre la ubicación de la tienda, limitándose a indicar que se trata de Gijón.

Este miércoles por la tarde, comenta que aprovechando un rato de tranquilidad en la tienda, fue lanzando en mensajes esta historia [puedes leerla abajo al completo] cuyo último capítulo, según la tuitera, había tenido lugar esa misma mañana. “No me esperaba para nada la repercusión, cuando esto empezó dije mira, 1.000 retuits, pero poco después fue cuando dio retuit Arbeloa y la cosa se descontroló”, cuenta. Todo empezó por el robo de unas plantillas de 75 céntimos:

En el hilo, Menéndez afirma que una mujer, delante de su jefe, se colocó un par de plantillas en un pie y trató de esconder el envoltorio. El dependiente le pidió explicaciones, cuenta en su hilo, y ante la negativa de la señora de reconocer el hurto acabaron por llamar a la policía.

Por lo general, la historia de un hurto terminaría con la llegada de la policía. En la historia de Menéndez, es cuando empieza la acción: la asturiana cuenta que, llegadas las fuerzas del orden, la mujer seguía sin reconocer el hurto, y amenazó con denunciar “por acoso” al regente de la tienda.

“Mi jefe no quería ningún lío, solo que la señora le pidiera perdón”, afirma la joven a Verne. La policía, que habría visto las imágenes de las cámaras de seguridad que mostrarían a la señora colocándose las plantillas, decide actuar de oficio. A través de una aplicación, los agentes pueden gestionar la cita y dar in situ, en mano, la hoja de citación, según explican fuentes policiales a Verne.

Todavía quedaba gente por acudir al bazar: “Llega el marido al grito de ¿qué está pasando aquí?”, escribe Menéndez en uno de sus tuits. Este amenaza con ir al juicio –un juicio rápido de juzgado de guardia– con “sus mejores abogados” y, según cuenta el hilo, así fue:

Menéndez reconoce a Verne que no estuvo en el juicio, sino que lo que ocurrió allí se lo contaron cuando su jefe regresó a la tienda. En el juzgado, según cuenta el hilo, el gerente del bazar explicó que solo quería que la mujer le pidiera perdón, pero formuló mal la frase y la acusada entendió que este le pedía perdón a ella. Y no aceptó sus disculpas.

La joven, según ha explicado a Verne, ya ha contado a su jefe la existencia del hilo y, por el momento, no se lo ha tomado mal. “Lo único que me ha pedido es que no se sepa qué tienda es para que no se llene de críos. Él solo quería que la señora se disculpara, y no quiere que esto afecte al negocio”.

También cuenta que, de saber la repercusión, lo hubiera escrito de otra manera. “Yo escribo así pensando que me van a leer cuatro, si llego a saber que lo iban a leer cincuenta mil…”, cuenta, en referencia al “cabrón” y al “por gilipollas” de su texto. Aun así, "lo hubiera escrito igualmente: me ha contestado mucha gente diciendo que le había alegrado el día, así que me quedo con eso". 

Mañana, Menéndez espera terminar la historia: su jefe tiene que ir mañana a recoger la resolución del juzgado y, cuando sepa en qué ha quedado el juicio, lo tuiteará. “Claro que lo voy a contar”, dice. “Tengo a 40.000 personas pendientes”. Hay quien asegura en Twitter seguir con más ganas esto que el juicio de la sentencia de Gürtel:

A continuación, puedes leer el hilo completo.

Este es uno de esos hilos que bien podrían ser una película, pero hay más. Puedes leerlos aquí.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en Verne