La vida de Gustav Born, una historia que ha sorprendido al autor de su obituario

Los 96 años de este científico alemán son una caja de sorpresas

  • Comentar
  • Imprimir
Gustav Born, durante un seminario en 2009
Gustav Born, durante un seminario en 2009.

El periodista del periódico británico The Times Tom Whipple no tenía demasiadas ganas de escribir sobre un científico alemán fallecido el 16 de abril a los 96 años, Gustav Born. "Hace dos días, el editor de obituarios se me acercó y me preguntó si podía escribir sobre alguien que había hecho algo importante sobre plaquetas. Con un suspiro interno dije que sí. Me preparé para escribir el valorado pero aburrido obituario de Gustav Born", explica en Twitter. Whipple no se aburrió en absoluto escribiéndolo.

El periodista de The Times descubrió que todo en torno a Born es muy interesante. La historia sobre este obituario ha captado mucha atención en Twitter, donde un hilo del periodista lleva más de 9.000 retuits en dos días desde el 27 de abril. El periodista disecciona su obituario en el hilo, en el que además explica cómo fueron surgiendo las ideas que se desarrollan en el texto.

"Pensé en cómo se habría convertido en alguien interesado en plaquetas. Quizá podía sacar una anécdota de eso", escribe Whipple en Twitter. Encontró la anécdota que buscaba para empezar el obituario: Born, que nació en 1921, fue uno de los médicos del ejército británico al que enviaron a Hiroshima tras la rendición japonesa en la Segunda Guerra Mundial. Se interesó por las plaquetas cuando vio que los heridos por la radiación nuclear se desangraban. La sangre no coagulaba.

Después, según explica Whipple en su hilo, buscó algo interesante en su familia para, creía, rellenar. Descubrió que la madre era una poeta amiga de Albert Einstein. "Era una gran amiga de Einstein. Se llevaba muy bien con las mujeres", dijo Born, en declaraciones recogidas por Whipple. Se conocían porque el padre de Gustav Born era Max Born, ganador del premio Nobel de Física en 1954 por su contribución a la mecánica cuántica.

El obituario de Gustav Born ya era mucho más interesante de lo que Whipple podía esperar, pero aún quedaban sorpresas. Buscó algo que añadir sobre su juventud: Born aseguraba que durante el nazismo, cuando era adolescente, tiró a un nazi por la ventana cuando atacó al estudiante judío de su clase.

En 1933, echaron al padre de Gustav de la Universidad de Göttingen por motivos políticos. La familia pidió consejo a Einstein, que había salido de Alemania. El padre de la teoría de la relatividad usó su famoso argumento "Dios no juega los dados" en una de las cartas que intercambió con la familia Born. Se mudaron a Cambridge (Reino Unido). Cuando Gustav Born volvió de la Segunda Guerra Mundial empezó a trabajar en Oxford con Howard Florey, que se hizo famoso junto a Fleming con el desarrollo de la penicilina. Y un detalle más de la Segunda Guerra Mundial: el padre de Gustav fue profesor de Robert Oppenheimer, inventor de la bomba atómica.

El resto de la familia de Gustav Born ponen el lazo al obituario: uno de sus hijos de su primer matrimonio es músico y otro ocupa un puesto de responsabilidad en el Teatro Nacional de Reino Unido. De su segundo matrimonio nacieron una directora de cine y un periodista de The Daily Telegraph. Su hermana fue parte del grupo de música Henry Cow. Ninguno de sus familiares es tan conocido como una de las sobrinas de Gustav Born, Olivia Newton-John, sí, la coprotagonista de Grease (1978).

En el obituario no lo menciona, pero en el hilo de Twitter Whipple asegura que Gustav Born es descendiente de Martín Lutero, el religioso alemán que revolucionó el cristianismo en el siglo XVI, generandon la escisión entre protestantes y católicos.

"Ah, y Gustav Bron averiguó cómo cuagula la sangre y salvó la vida de cientos de miles de personas arriesgándose a un ataque al corazón o a un infarto", escribe Whipple para terminar su hilo.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne