De profesión, jugador de Magic: así entrena el campeón del mundo español

Javier Domínguez, primer español en ganar un campeonato del mundo, dedica ocho horas diarias al juego

  • Comentar
  • Imprimir
Javier Domínguez, con el trofeo de Campeón del Mundo
Javier Domínguez, con el trofeo de Campeón del Mundo.

Javier Domínguez perdió en la final del Campeonato del Mundo de Magic, el juego de cartas coleccionables, en 2017. No se lo tomó muy a pecho. “El campeonato del mundo que me encanta, competir con la gente que mejor juega es algo especial y siempre lo paso muy bien”, cuenta por teléfono a Verne. Con el mismo espíritu volvió este año, y venció: el catalán se ha convertido en el primer español en la historia que gana la mayor competición de este juego, premiada con 100.000 euros. Tiene 31 años y jugar a Magic es su trabajo.

Magic es un juego de cartas en el que los jugadores encarnan a dos magos que se baten en duelo. Ambos comienzan con 20 vidas y deben utilizar sus cartas de invocación de criaturas, encantamientos, conjuros, etc, para derrotar al adversario. Domínguez lo conoció en su adolescencia. “Tendría 13 o 14 años”, cuenta. “Mi primo trajo unas cartas a una comida familiar, me gustó y empecé a jugar con él. Un año después, empecé a jugar torneos”.

Con 16 años, el catalán afincado en Valencia ganó su primer Pro Tour Qualifier (PTQ), un torneo clasificatorio que otorga plaza en uno de los 4-5 Pro Tours (torneos profesionales) anuales en los que se reparten 250.000 dólares por evento. Actualmente, es uno de las 50 personas que más dinero ha ganado en torneos oficiales de Magic (el ranking del enlace es anterior a los premios del mundial).

Javier Domínguez, en su adolescencia, jugando un Campeonato de España de Magic. Cortesía de Javier Domínguez

En 2006, con 19 años, Domínguez ganó el campeonato de España de Magic, pero para él seguía siendo un hobby. “Tampoco es que me lo tomara en serio, simplemente me gustaba mucho, así que le dedicaba mucho tiempo y ganas”, cuenta. Hace dos años, decidió intentar dedicarse a Magic a tiempo completo. “Fue un momento en el que estaba en paro, y siempre había tenido la cabeza el pensamiento de ¿y si le dedicara a esto todo mi tiempo? Así que me lancé”.

Antes de dedicarse a Magic a tiempo completo, Domínguez se dedicó al póker con bastante éxito, llegando a convertirse en jugador de un equipo profesional y a participar en grandes torneos internacionales. Incluso daba clases de póker en academias de juego online. Sin embargo, incluso cuando le preguntaban por aquel entonces, siempre comentaba que se divertía más con Magic. Hace unos años, dejó completamente el mundo del póker. “Sencillamente no quería jugar más”, cuenta. “Me apetecía hacer otras cosas en la vida”. Ahora, solo juega a lo que realmente le divierte.

Una jornada laboral dedicada a Magic

Domínguez se lo toma como si fuera “un trabajo normal, solo que le dedico mis ocho horas a Magic”. Como contábamos en este reportaje sobre el juego, ser competitivo requiere no solo ser buen jugador –para lo cual hay que jugar mucho– sino también estar muy informado para conocer cuáles son los mazos o estrategias que más se juegan (lo que se conoce como metajuego), cómo van a afectar a ese metajuego las cartas de las siguientes colecciones o qué estrategias pueden surgir con las nuevas cartas. “No solo juego, en esas ocho horas también leo sobre el juego o hablo con otros jugadores”.

Para entrenar, el catalán cuenta que rara vez queda presencialmente con otros magiqueros. “Suelo jugar online con compañeros de distintos países”, explica. Afirma no saber cuántas cartas de Magic tiene, pero dice que no son muchas. “Como suelo practicar en el ordenador, solo tengo lo que necesito para los mazos que voy a jugar, y ya está. Cuando sacan nuevas colecciones de cartas nunca sabes lo que vas a necesitar, así que yo suelo esperar un poco a ver qué se cuece antes de montar una baraja”.

Una baraja competitiva del formato estándar (un tipo de juego en el que solo se pueden jugar cartas de las últimas colecciones) cuesta entre los 60 y los 500 euros, mientras que una de Vintage (el más caro) no baja de 5.000 euros y puede llegar a los 30.000. Domínguez cuenta que “lo habitual en los profesionales es que estén patrocinados por una tienda, que te da o te deja las cartas”. El esponsor del español es Hareruya, la mayor tienda de Magic de Japón. “Por contrato, no puedo hablar de qué es lo que me ofrecen”, dice.

Hay dos formas de clasificarse para el Campeonato del Mundo de Magic: la primera, ganar alguno de los Pro Tours que se celebran anualmente, lo que da una plaza directa para el mundial. La segunda, ser uno de los jugadores con mejor puntuación en el ranking de jugadores profesionales. Este fue el caso de Domínguez.

Un juego analógico en el mundo de los egames

El Campeonato del Mundo se celebró en Las Vegas, aunque pudo seguirse a través de todo el mundo a través de Twitch, la plataforma de streaming de videojuegos que cada vez utilizan más juegos analógicos. Esta plataforma marca una gran diferencia entre ser jugador profesional de egames (videojuegos) y juegos analógicos como Magic o Catán: además de los ingresos que se obtienen por patrocinadores y ganar torneo, los egamers tienen una fuente de ingresos extra gracias a las visitas a sus canales de YouTube o Twitch. Esta fuente es prácticamente inexistente en juegos analógicos, aunque Domínguez reconoce que se ha planteado intentar emitir sus propias partidas en un futuro.

"El mundo del streaming es algo en lo que no estoy más metido, pero en los juegos analógicos como Magic es mucho más pequeño y menos relevante que en los juegos online", explica Domínguez. "Además, es mucho más complicado retransmitir bien un juego analógico, para el que necesitas cierta producción y equipo de grabación. Para retransmitir un videojuego no necesitas prácticamente nada". Este es el momento de la victoria de Domínguez en la final contra el polaco Grzegorz Kowalski, emitido desde la cuenta oficial de Magic en Twitch:

Domínguez cuenta que sus familiares lo recibieron en el aeropuerto con pancartas, como si se tratase de una estrella del fútbol que vuelve tras un mundial. “En mi familia me han apoyado siempre y siguen mis torneos, incluso aunque no entiendan del todo como funciona el juego”, cuenta. Su próximo gran torneo podrán vivirlo sin necesidad de utilizar Twitch: se celebrará a escasos kilómetros de Palau de Plegamans, su pueblo natal. Es la World Magic Cup, el campeonato del mundo por equipos de Magic, que se celebra del 14 al 16 de diciembre en Barcelona. Javier Domínguez será el capitán del equipo español.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne