Disfraz de feminista sexy

  • Comentar
  • Imprimir
Ilustración: Anabel Bueno con fotografía de Getty Images
Ilustración: Anabel Bueno con fotografía de Getty Images

Halloween. Vamos a buscar disfraz en Google:

No hace falta ampliar la foto para darse cuenta que en los disfraces femininos se ve mucho más escote y pierna que en los disfraces masculinos. Cada año, por Halloween y Carnaval, surge el mismo debate, a veces convertido en polémica, especialmente cuando se dirigen a niñas (sí, hay versión infantil del disfraz de enfermera sexy). Este año, vestida de El cuento de la criada, por ejemplo. ¿Cómo sería esa conversación de creativos de la industria de los disfraces en la que se les ocurrió la ideaca de hacer sexy un personaje que en los últimos años se ha convertido en un símbolo del feminismo? ¿Sería una torpeza, una provocación o simplemente el negocio?

Lo curioso es que los disfraces sexys nacieron con un objetivo totalmente distinto. Como cuenta mi compi Pablo Cantó en Cómo llegaron las enfermeras "sexys" y otros disfraces machistas a tu fiesta de Carnaval, surgieron en los años 70, como una forma de reivindicación unida al movimiento de liberación homosexual estadounidense. Poco a poco, comenzaron a sexualizarse y estereotiparse en el caso de las mujeres. En España aterrizaron de lleno en los años 90.

Hace unos años, unas amigas se disfrazaron por Carnaval de sufragistas, con sus chapas, sus sombreros de ala ancha y sus bandas de Votes for women. Ellas sí que eran unas feministas sexys.

Varias sufragistas en Nueva York, en un puesto de información sobre el voto femenino en 1914. Bettmann (Getty Images)

ESTOS DÍAS ME HA GUSTADO MUCHO LEER

1. Felices 18. ¿Cómo es ser una chica de 18 años en Londres, India y China? Aquellas niñas que nacieron en el 2000 cumplen la edad que marca la mayoría de edad en muchos países y su vida puede ser muy distinta dependiendo de dónde vivan. Pero también hay muchos aspectos que las unen. El New York Times ha preparado el especial #ThisIs18 (en inglés) que puede consultarse en la web pero que recomiendo seguir a través de la cuenta de Instagram @nytgender, donde publican píldoras en foto, texto y vídeo.

2. Carmen, la feminista. Yo no nombraría a Carmen Alborch como uno de mis referentes, tal vez por desconocimiento, pero sí es cierto que en mis recuerdos de infancia aparece con la imagen de una mujer fuerte. Estos días, por su muerte, he leído a varias personas ensalzar sus ideas sobre las mujeres y la soledad. Como en el siguiente tuit. Por otra parte, qué bonito que, en tu despedida, todo el mundo recuerde la alegría que desprendías.

3. 20 historias íntimas e imparables. A veces es muy complicado explicar con palabras un hecho que puede ser tan íntimo como un aborto. En La Mesa por la vida y la Salud, de Colombia, han entrevistado a mujeres que tuvieron dificultades para abortar, han relatado su historia (a veces en un poema, otras en una narración) y también la han ilustrado. El resultado son 20 relatos imparables.

4. Sahleword Zewde es la primera presidenta de Etiopía y, con ella, la lista de mujeres que gobierna un país (sin contar las monarquías) tiene solo veinte nombres, como puede verse en este mapa. Su declaración de intenciones solo puede darnos esperanzas:

¿BRINDEMOS?

Mejor sin interrogaciones, porque hay que brindar aunque sea en las despedidas. Brindamos por el adiós de la Lenny Letter, la newsletter creada por Lena Dunham y Jenni Konner que después se convirtió en página web y que ha anunciado su cierre después de casi cuatro años. A mí, la Lenny Letter me ha descubierto historias, escritoras e ilustradoras. Y también me sirvió de inspiración para La Matrioska, así que chín-chín.

ESTO HAY QUE VERLO

¿Qué esconde esa llamada perdida o ese mensaje de WhatsApp a tu amiga cuando llegas a casa de noche? Ese “estoy en casa” o “he llegado” significa, en el fondo, que todos tenemos el temor de que no sea así. Lo explica muy bien Zuleika Esnal, durante la charla Mujeres que inspiran.

Selección del contenido y redacción de La Matяioska: Mari Luz Peinado @mluzpeinado

*************

Al igual que las muñecas rusas esconden otras muñecas dentro, nuestra newsletter lleva en su interior historias de mujeres reales y diversas, debates, actividades y recomendaciones de lectura. La Matяioska es la newsletter quincenal de Verne en la que compartimos contigo temas sobre feminismo y mujer.

Si quieres suscribirte La Matяioska, puedes hacerlo a través de este enlace. Si prefieres cambiar tus suscripciones a las newsletters de EL PAÍS, puedes hacerlo desde aquí. Si nos quieres contar algo, decirnos qué te ha parecido nuestra carta o hacernos una sugerencia, escríbenos a lamatrioska@verne.es. Y si quieres llamarnos feminazis, pincha aquí.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne