Contenido Patrocinado

Ideas para afrontar el maratón de compras que se nos viene encima

Del Black Friday al Día de Reyes: 6 semanas para estresarse con tanta oferta y tanto regalo

  • Comentar
  • Imprimir

A este paso, vamos a tener que pedir vacaciones para poder hacer todas las compras de final de año. El Black Friday (23 de noviembre) y el Cyber Monday (26 de noviembre) inauguran la temporada oficial que dura nada menos que 6 semanas, hasta el Día de Reyes de enero.

Las imágenes hablan por sí solas. Gente haciendo cola e incluso peleando en las tiendas para quedarse con las mejores gangas. Muchas de estas celebraciones nos obligan a hacer regalos por compromiso: el amigo invisible con los compañeros de trabajo; Papá Noel, en casa de los padres; Reyes Magos en los de los suegros, que son más tradicionales... No hay tiempo para tanto y siempre terminamos dejándolo para última hora.

"Hay que tener en cuenta que el ser humano cada vez tiene menos deseos relacionados con el ser y más con el tener, es decir, con las cosas que se poseen. Esas se consiguen a través de las compras o de los regalos", comenta a Verne el psicólogo Miguel Silveira. "Así que estas semanas tan comerciales están cubriendo una necesidad humana, de la que también nos beneficiamos. Lo importante es intentar hacerlo con autocontrol y de forma crítica". En otras palabras, Silveira cree que deberíamos ser más humanos y menos máquinas programadas para la compra.

"Al igual que deberíamos plantearnos en rebajas si realmente necesitamos ese objeto con descuento o si deberíamos pensarlo con más tranquilidad y es mejor esperar, sería conveniente hacerse preguntas similares cuando se trata de regalar: ¿es realmente necesario comprar algo a esa persona o estoy sucumbiendo a la presión externa?", comenta el psicólogo por teléfono.

La ilustradora SoyCardo propone a Verne algunas ideas para solucionar esos regalos que nos toca hacer por compromiso en estas fechas.

ampliar foto

Haz clic en la imagen para ampliar

Hay varios estudios que defienden que regalar a otros nos hace más felices. "Es cierto, pero cuidado, porque eso significa que es un acto que está relacionado con el placer propio, así que debe controlarse para que no se convierta en algo impulsivo y compulsivo", advierte Silveira.

Con las compras por internet nos ahorramos el trámite de ir a la tienda a luchar por un gadget cuyo precio está por los suelos, pero traen consigo otro drama navideño: ¿Y si cuando llega el paquete no estás en casa o la vecina del 3ºA se queda fisgando a ver qué has comprado? Una alternativa que se acopla mejor a los complicados horarios de estos días es hacer que llegue por CityPaq, el servicio de Correos que envía el paquete a uno de sus dispositivos.

Silveira cree que es casi imposible que la sociedad actual sepa evitar la presión para hacer compras en estas fechas, así que aconseja que, al menos, nuestros actos sean lo más útiles posibles: "es una oportunidad para ejercer la empatía y hablar directamente con el familiar o amigo al que vamos a regalar sobre qué necesita. Quizá incluso nos diga que le regalemos en otro momento que le viene mejor, y no cuando nos obliga el calendario de consumo".

Si quieres, puedes consultar el tema de los regalos con Google. Allá tú...

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne