El Memorial de Auschwitz critica a los visitantes que se hacen fotos "irrespetuosas"

"Estás en el lugar en el que mataron a más de un millón de personas. Respeta su recuerdo", dice en Twitter el museo

  • Comentar
  • Imprimir

En el campo de concentración nazi de Auschwitz fueron asesinadas más de un millón de personas. La mayoría eran judíos de varios países europeos, pero también había homosexuales, gitanos o prisioneros de guerra. Solían llegar en trenes abarrotados, que ingresaban en el recinto a través de vías como las que se pueden ver en el siguiente tuit. La cuenta oficial de Twitter del Memorial de Auschwitz ha pedido a sus visitantes que no se hagan fotos como estas en los raíles.

"Cuando vienes al Memorial de Auschwitz, recuerda que estás en el lugar en el que mataron a más de un millón de personas. Respeta su recuerdo. Hay mejores sitios en los que aprender a andar sobre una barra de equilibrio que en el lugar que simboliza la deportación y la muerte de cientos de miles de personas", indica el Memorial de Auschwitz en Twitter. El mensaje ha sido compartido más de 28.000 veces en tres días desde publicación desde el 20 de marzo.

El Memorial ha publicado otros dos tuits, respondiendo a un usuario que catalogaba el anterior mensaje como "controlador" e indicaba que "a veces necesitas desestresarte un poco". "A veces, las personas necesitan desestresarse un poco. Sin embargo, hay formas más o menos apropiados de hacer esto dentro de un lugar histórico. Andar sobre los raíles de la plataforma por la que miles de personas fueron enviadas a cámaras de gas no es una de las más apropiadas", añade el museo en su cuenta oficial.

A continuación, el mismo usuario critica que el Memorial comparta las fotos de estas personas "intentando avergonzarles en Twitter" [hemos desenfocado las caras en las imágenes, pero en el tuit del Memorial sí se ven los rostros]. "Esas personas hicieron públicas esas imágenes para que las viera todo el mundo", contesta el Memorial. Otro usuario de Twitter pide "dejar a las personas sonreír; honrar la memoria no significa mostrarse solemne y rígido todo el rato", a lo que el Memorial responde: "Sonreír es humano. Hay algunas historias humanas de Auschwitz que pueden hacer sonreír a la gente. No tienes que estar solemne y rígido todo el tiempo. Sin embargo, hay cosas que no son respetuosas".

No es la primera vez que el Memorial se queja por actitudes como estas en su cuenta de Twitter. "Los selfis son una herramienta que puede ser utilizada para conmemorar, y vemos muchos ejemplos. Pero es fácil cruzar esa fina línea", indicaba el Memorial en 2015, sobre una foto de dos personas con cientos de zapatos de víctimas detrás de ellos.

¿Es reprobable hacerse selfis en Auschwitz?

En sus mensajes, el museo insiste en la idea de que hay formas respetuosas de hacerse selfis en este recinto. Y pone su cuenta de Instagram como ejemplo, donde se pueden ver algunas imágenes de visitantes, pero la gran mayoría son primeros planos de objetos y estancias de Auschwitz.

Las normas del Memorial especifican que los visitantes deben "comportarse con solemnidad y respeto" y vestir de una manera "propia de una lugar de esta naturaleza". Hay zonas especialmente sensibles del Memorial en las que está prohibido hacer fotografías.

El debate en torno a este tipo de fotografías no se limita a Auschwitz, el campo de concentración nazi de mayor tamaño. También se da en el Memorial del Holocausto de Berlín. Consiste en una serie de bloques que cambian de altura, dispuestos de una forma que crea una serie de pasillos. Muchas personas se hacen selfis en este monumento, como recogió el artista Shahak Shapira en su serie de imágenes Yolocaust, en el que mezclaba ese tipo de selfis con imágenes reales del Holocausto.

Yolocaust, de Shahak Shapira

"No pretendo decir a la gente lo que tiene o no tiene que hacer, sino invitar a la reflexión. La galería quiere recordar lo sencillo que es que determinados recuerdos caigan en el olvido. Muchas personas ven el lugar como una herramienta de estilo, en vez de como un espacio para la memoria colectiva", comentaba el artista en la revista online alemana jetzt.de.

El Memorial de Auschwitz tiene exactamente el mismo objetivo: que el genocidio que allí se produjo no se olvide. “Todas las decisiones sobre la conservación de Auschwitz son morales”, explicaba a El País Semanal Piotr M. A. Cywinski, director del museo, con motivo de la restauración que empezó en 2017.

No está clara la cifra exacta de personas que fallecieron en Auschwitz. Se calcula que en este campo de concentración los nazis asesinaron a un millón de judíos y otras personas, entre las que había homosexuales, gitanos o prisioneros de guerra. Durante el Holocausto, el total de víctimas judías ascendió a seis millones. El campo de exterminio se convirtió en un museo en 1947, dos años después de que fuese liberado por el ejército de la Unión Soviética.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne