Cómo ‘El imperio contraataca’ de Los Nikis pasó de broma punk a sonar en los mítines de Vox

"La canción no tiene ningún trasfondo político, y lo sé de buena tinta porque la escribí yo", cuenta el bajista de la banda

  • Comentar
  • Imprimir
Emilio y Arturo (voz y guitarra de Los Nikis, respectivamente), preparándose para grabar el videoclip de 'El imperio contraataca'
Emilio y Arturo (voz y guitarra de Los Nikis, respectivamente), preparándose para grabar el videoclip de 'El imperio contraataca'.

Al DJ que pinchó en el encuentro de Santiago Abascal con jóvenes de Madrid lo abuchearon. Ocurrió cuando el pinchadiscos puso Bella Ciao, canción vinculada a la resistencia antifascista, pero solucionó el embrollo poniendo El imperio contraataca, de Los Nikis. La canción de la banda de punk, publicada en 1985, se ha convertido en un himno para la derecha, coreada por jóvenes y utilizada por partidos como Vox o España 2000. “La canción era una chorrada y no tiene ningún trasfondo politico”, cuenta a Verne Joaquín Rodríguez, bajista de Los Nikis. “Y lo sé de buena tinta, porque la escribí yo".

El imperio contraataca es la canción que abre Marines a pleno sol, primer disco de Los Nikis (que en diciembre, por cierto, editaron un nuevo trabajo). Su letra –puedes leerla abajo al completo– , como la mayoría de las del grupo, tiene un carácter cómico: comienza recordando el imperio español del siglo XVI, en el que “el sol no se ponía”, y plantea un nuevo imperio actual en el que la tortilla de patatas vence al McDonalds y el cinquillo triunfa en Las Vegas. Y todo con el título de una película de La guerra de las galaxias.

Esta canción apareció en 1985 y fue el primer single de la banda. Y se convirtió en un éxito: “Fue nuestro primer y único número uno en Los 40, y era nuestra canción más aclamada”, cuenta Rodríguez. Su calado en la derecha no fue inmediato. “A nosotros todo esto nos pasó de refilón, cuando salió la canción nadie le buscaba tres pies al gato”, cuenta. "Mientras estuvimos en activo [hasta 1990] no vimos ningún ramalazo de ultraderecha, salvo una vez, en Palma de Mallorca, en uno de los últimos conciertos de la banda". En su libro autobiográfico, NPI de música, Rodríguez narra lo que ocurrió en aquel concierto:

Aquel día había cuatro o cinco niñatos que sacaron una bandera con el escudo antiguo y levantaron el brazo cuando tocamos ‘El imperio’. Yo me quedé boquiabierto y tardé en reaccionar, pero, como me gusta llevar la contraria, a la mitad de la canción levanté el brazo izquierdo con el puño cerrado [...]. Cuando vieron a su letrista fascista favorito mirándoles a los ojos y haciendo el saludo comunista –que conste que no soy ni comunista ni fascista, solo tocapelotista– empezaron a hacer amagos de retraer el brazo pero como dudando, palante y patrás, al más puro estilo de Chiquitistán. Eso fue todo, cuatro entre un millón (bueno, quizá había menos gente) y una sola vez. Lo digo para los que piensan (que haberlos, haylos) que nuestros conciertos eran congregaciones de las juventudes hitlerianas.

Sin embargo, el “sambenito facha” ya lo tenían. La pregunta “¿sois fachas?” se ha convertido en un clásico de las entrevistas, al que siempre han respondido que todo esto es fruto de un malentendido. Pero un malentendido que empezaba a cuajar. Joaquín Rodríguez cuenta que fue una de sus sobrinas la que le comentó que aquella canción era todo un himno en Elite Light, una fiesta para menores que, en la primera década de este siglo, era el sitio de moda de los adolescentes madrileños de clase alta. 

“Utilizaban El imperio contraataca para cerrar la fiesta, como último tema antes de que finalizara la sesión light”, cuenta Rodríguez. “La verdad es que aquello a mí, personalmente, no me vino mal: sacaron un disco aniversario con los éxitos de la fiesta, incluyeron la canción y me llevé un pellizco", cuenta.

En 2003, cuando apareció publicado Diario de un skin, escrito por un periodista infiltrado en grupos nazis españoles, Los Nikis y su Imperio aparecían citados entre las bandas escuchadas por los neonazis: “Empezaron a ser conocidos en toda España gracias a la canción El imperio contraataca que tenía un cierto aire nacionalista, coquetearon con la trangresión en Enrique el Ultrassur, Venganza o Las ventajas de ser de aquí”, decía. Posteriormente, incluso ha sido cantada por grupos neonazis.

Antes de que sonara en las fiestas de Vox, hubo otro partido –"hace unos 15 años", recuerda Rodríguez– que la utilizó: España 2000. "Al abrir la web del partido sonaba la canción, busqué el programa y vi que se trataba de un partido de ultraderecha, y les pedí que la retiraran", cuenta. "Pero vamos, como si hubiera sido Adolfo Suárez. El problema es que no puedes apropiarte así de una canción, da igual si es con fines políticos o para un anuncio de colonia".

(Si quieres saber algo más de cómo los políticos están usando canciones en este arranque de precampaña, también puedes escuchar el segundo episodio del podcast 616 escaños).

El imperio contraataca

Los Nikis (letra de Joaquín Rodríguez)

Hace mucho tiempo que se acabó,
pero es que hay cosas que nunca se olvidan
por mucho tiempo que pase.
1582, el sol no se ponia en nuestro imperio,
me gusta mucho esa frase.
Con los Austrias y con los Borbones
perdimos nuestras posesiones.

Esto tiene que cambiar,
nuestros nietos se merecen que la historia
se repita varias veces.

Mira como gana la selección,
España esta aplastando a Yugoslavia
por 20 puntos arriba.
Cambia el rumbo de la evasión,
de Cuba van directos a Canarias
y ya no van a Florida.
Los McDonald's están de vaca flaca
Ha vencido la tortilla de patatas.
En Las Vegas no hay Black Jack
solo se juega al Cinquillo
y la moda es en rojo y amarillo.

Seremos de nuevo un Imperio,
seremos de nuevo un imperio

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne