Los que han sufrido la cola del voto por correo te dan 11 consejos para superarla

Una llamada de teléfono te puede ahorrar una larga espera

  • Comentar
  • Imprimir
Final de una de las dos colas de la oficina de Correos de Guzmán el Bueno, en Madrid.
Final de una de las dos colas de la oficina de Correos de Guzmán el Bueno, en Madrid.

Javier Cardín, un joven ovetense de 22 años, ha llegado a las 9:10 de la mañana a la oficina de Correos de Guzmán el Bueno, en Madrid, para votar por correo. A las 12:10 todavía hacía cola en el exterior. “Y me han dicho que me queda, como poco, una hora”, se lamenta. Como él, más de un centenar de personas espera bajo la lluvia en la puerta de la oficina este 24 de abril, a día y medio para que se cierre el plazo de entrega [se ha ampliado hasta el día 26 a las 14:00] para las elecciones del 28A. En otras sucursales, la espera no es tan larga, pero esta no es la única en la que la cola sale por la puerta. Es el caso, por ejemplo, de la de la calle Alburquerque. Así estaba también a las 12:45 de la mañana:

Cola en la puerta de la oficina de Correos de la calle Albuquerque, en Madrid.

Esta cola es inevitable para muchos y, aunque el plazo para solicitar el voto se abrió el 5 de marzo [consulta aquí todas las fechas] no es fruto de la dejadez. Muchos solicitantes que hacen cola han recibido la documentación para votar esta misma semana o durante la Semana Santa. En el caso de los estudiantes, no han podido recogerla hasta que han vuelto a Madrid tras las vacaciones. Es por eso que esta sucursal, en un barrio donde residen muchos universitarios, se encuentra colapsada.

Esta tarde y hasta la mañana del 26 de abril –fecha límite para enviar el voto por correo– todavía dan lluvias en buena parte de la península. Por si todavía tienes que pasarte por Correos, hemos preguntado a más de una decena de personas que ya han tenido que hacer cola en diferentes oficinas para que cuenten cómo hacerla más llevadera y no tener que esperar más de lo necesario.

1. Elige bien tu oficina. La sucursal de Correos de Guzmán el Bueno se encuentra saturada porque en el barrio viven muchos estudiantes y, a muchos de ellos, les llegó la documentación para solicitar el voto en Semana Santa, durante sus vacaciones. Eso significa que deben hacer cola dos veces: la primera, para recoger la documentación del voto, y la segunda, para votar. Esto provoca que la oficina esté especialmente colapsada. “En cuanto recoja la documentación, nos iremos a otra oficina menos concurrida”, cuenta Eli, una joven canaria de 21 años. Ella dice que probrá en una oficina a las afueras, aunque también nos han recomendado buscar oficinas que solo realicen envíos y no recogidas.

Este es el punto donde confluyen las dos colas (la de recogida de documentación y la de envío de voto) de la oficina de Guzmán el Bueno.

2. Antes de ir, llama. Una llamada antes de presentarte en la oficina puede ahorrarte mucho tiempo. Desde Verne hemos probado a llamar a varias oficinas y en todas nos han informado sin problema del tiempo estimado de espera. También puedes preguntar por el sistema de turnos, que te explicamos en el siguiente punto.

3. Si se puede coger turno, aprovecha. Aunque algunas oficinas como la de Guzmán el Bueno rigen sus turnos estrictamente por cola, otras sí permiten coger número. “Tenía como 50 personas delante así que, como ayer era Sant Jordi, aproveché para ir a comprar”, cuenta a Verne Ana Castillo, que depositó su voto en la oficina de Correos de Concell de Cent, en Barcelona. Cuando llames, además de preguntar si hay o no mucha espera, puedes preguntar también cómo gestionan los turnos. Porque si puedes hacer recados mientras, mejor. Eso sí, ten en cuenta que si se te pasa el turno, tendrás que volver a esperar.

4. Madruga. Todas las personas a las que hemos preguntado en la cola coinciden en lo mismo: tendrían que haber venido antes incluso de que abrieran la oficina. “Si lo llegamos a saber, hasta monto una tienda de campaña”, bromea Javier Cardín. Recuerda que, de forma excepcional, las oficinas de Correos hasta el 25 de abril –incluido– abren y cierran media hora más tarde de su horario habitual. Algunas incluso más, según ha anunciado correos esta misma tarde:

5. Antes de ponerte en una cola (o coger número de turno), pregunta. Estos días hay dos colas diferentes para votar: los que solo tienen que enviar el voto y los que, antes, tienen que recoger la documentación pertinente. Preguntar cuesta un minuto y puede ahorrarte tres horas.

6. Avisa en el trabajo/clase de que puedes tardar. En algunos casos el tiempo de espera puede oscilar mucho, y es mejor tener avisados a tus compañeros. Nerea, una guipuzcoana de 25 años que trabaja en una productora audiovisual y que lleva más de tres horas en la cola, es una de las que ha tenido que llamar a su trabajo.

7. Trae ropa de abrigo, paraguas o chubasquero. ¿Recuerdas el calor que pasamos en febrero? Olvídate. Estos días está haciendo frío y dan lluvias en la mayoría de la península. Y, aunque no ocurre en todas las oficinas, en algunas hay que esperar fuera. Hemos hablado con más de diez personas en el exterior de las sucursales de Guzmán el Bueno y Albuquerque, y todas nos han dicho que mejor llevar abrigo de más que quedarse cortos.

8. Si puedes, ve acompañado. No solo se te hará más llevadera la espera, sino que también tendrás alguien que te guarde el sitio en la cola en caso de que, por una urgencia –como ir a tu casa a por un paraguas o a coger documentación olvidada– tengas que moverte.

9. Si no tienes tiempo, divide. Si todavía tienes que recoger la documentación y votar, y no dispones de mucho tiempo, puedes hacer la recogida esta tarde y el envío del voto mañana. Es el caso de Jorge Membrillo, un joven de Mérida residente en Madrid que, después de hacer dos horas de cola ayer en Guzmán el Bueno, decidió terminar los trámites tranquilamente esta mañana en otra oficina. “En esta segunda cola solo he tenido que esperar 20 minutos”, nos cuenta tras votar en la sucursal de la calle Albuquerque.

10. Si te toca esperar en la calle, aprovecha cada portal o balcón. En la oficina de Guzmán el Bueno, la mayoría de los que hacen cola coinciden que lo peor es “el codo”, el punto de la acera alejado de cualquier edificio donde la cola gira. “Una vez que pasas esa zona, lo mejor es apretarse un poco aprovechando cualquier balcón o cochera, que hay que darle descanso al paraguas”, cuenta un grupo de chicas que se han conocido en la cola.

El temido

11. Vas a tener que esperar igual. Hazlo llevadero. Llévate un libro, algún juego instalado en el móvil o aprovecha para responder emails del trabajo. La espera valdrá la pena cuando el 28A cuenten tu voto.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne