Cómo el 'fantasma LGTB' que asusta a Vox se ha convertido en un icono gay

El emoji que utilizó el partido de Santiago Abascal en un meme ha sido bautizado como 'Gaysper'

  • Comentar
  • Imprimir
gaysper

Este 28-A, mientras cientos de miles de españoles acudían a votar, Vox compartía un polémico meme que utilizaba una imagen de Aragorn, de El señor de los anillos, enfrentándose a los orcos. Sobre Aragorn estaba el logo del partido de Abascal y la bandera de España, y sobre los orcos el símbolo feminista, la hoz y el martillo, la bandera republicana, logos de medios de comunicación... y un emoji de fantasma con la bandera LGTBI+. En Twitter, lejos del mensaje que quería mandar Vox, se ha convertido en un icono gay.

Tras la publicación de esta imagen por la cuenta oficial de Vox, muchos usuarios mostraron su indignación y asombro tanto por la imagen en general como por el hecho de que el colectivo LGTB ni siquiera estuviera representado por su bandera, sino por un emoji de fantasma que, en su interior, contiene los colores de la bandera gay. Horas después, y especialmente después de comprobar cómo el partido de ultraderecha se quedaba lejos de sus mejores pronósticos, la indignación ha ido dejando paso al humor. Decenas de cuentas se han apropiado del símbolo y algunos mensajes superan los miles de retuits.

Este icono está diseñado sobre el antiguo emoji de fantasma de los teléfonos Android y con los colores de la bandera LGTB en su interior. Las búsquedas más antiguas de esta imagen en Google dirigen a la tienda Redbubble, donde una diseñadora –cuyo nombre de usuario es Baiiley– vende desde hace más de dos años tazas, pegatinas y camisetas con este diseño. También lo tiene con otras banderas del colectivo LGTBI+ como la bisexual o la transexual. Verne se ha puesto en contacto con la diseñadora a través del servicio de mensajería de Redbubble, todavía sin respuesta. 

Algunos diseños de la tienda de Baiiley, en Redbubble.

En la mañana poselectoral, decenas de cuentas han tuiteado este emoji con carácter reivindicativo o lo han utilizado como avatar. Desde la cuenta de humor Bravo por vos le han puesto un nombre que ha comenzado a cuajar: Gaysper. Ya tiene sticker de Telegram y cuenta propia de Twitter.

La reapropiación: marica, bollera... y ahora Gaysper

No es la primera vez que la comunidad LGTBI+ (entre otras) se apropia de un término o de un símbolo que se utilizaba a modo de insulto. Los términos marica o bollera, por ejemplo, actualmente son usados por miembros de la comunidad LGTBI+, pero nacieron como insultos para dirigirse a los gays y lesbianas. A este proceso, que también ha ocurrido con términos como yayoflauta, manada o feminazi, se le conoce como reapropiación.

La lingüista Lola Pons explicaba a Verne en La Matrioska –nuestra newsletter, a la que puedes suscribirte aquí– cómo funciona el proceso de reapropiación de un término: "La clave es la fuerza ilocutiva. Los insultos son elementos que se codifican como ofensivos por cuestiones culturales. O sea, nada en una palabra la hace insultante de por sí, la hacemos nosotros. Cuando un colectivo se apropia de un insulto como rasgo propio destruye toda la fuerza ilocutiva de la palabra".

Esta apropiación no ocurre solo con palabras, también con símbolos. El triángulo rosa invertido, por ejemplo, era utilizado por los nazis para señalar a personas homosexuales y, en los 70, se convirtió en un símbolo del colectivo.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne