El otro Targaryen y más tramas de los libros de 'Juego de Tronos' que no aparecen en la serie

La serie ha obviado a personajes como Lady Corazón de Piedra, Victarion Greyjoy, Arianne Martell...

  • Comentar
  • Imprimir
Daenerys Targaryen en los libros (izquierda) y la serie (derecha).
Daenerys Targaryen en los libros (izquierda) y la serie (derecha).

[ADVERTENCIA: Hay spoilers tanto de Juego de tronos como de los libros de Canción de hielo y fuego desde YA]

Lo último que ha hecho Ser Kevan antes de morir es descubrir que Aegon Targaryen ha estado oculto todo este tiempo, preparándose para ser rey. Si solo has visto la serie de Juego de Tronos, estarás estrujándote la memoria intentando situar esta escena. Ni lo intentes: es el final de Danza de dragones, el último libro de Canción de hielo y fuego publicado hasta la fecha. Aegon Targaryen ni siquiera es la misma persona en los libros y en la serie.

Tras el final de Juego de tronos, estrenado en la madrugada de este 20 de mayo, muchos espectadores han criticado que, sin libros en los que sustentarse, la serie ha perdido calidad. Las novelas, por el momento, se han quedado en lo que equivaldría a la quinta temporada de la serie. ¿Recuerdas el asesinato de Jon Nieve? Por ahí van los libros. Y sin resurrección de Jon, por el momento.

Las últimas temporadas de Juego de tronos se han despegado todavía más de lo que aparece en los libros de George R.R. Martin, aunque la serie ha ido distanciándose de las novelas desde la primera temporada. Hay decenas de pequeñas diferencias –como la edad de los protagonistas, por ejemplo–, pero también cambios importantes, como personajes o tramas enteras que ni siquiera han aparecido en la serie. Estos son algunos de los más importantes.

Lady Corazón de Piedra, la "otra" Catelyn Stark

La aventura de Catelyn Stark en la pantalla termina en la célebre Boda Roja. En los libros, sin embargo, es resucitada tres días después por Beric Dondarrion convertida en Lady Corazón de Piedra, un personaje aterrador, tanto por su físico como por su comportamiento. Así es como se descubre la transformación de Lady Tully en el epílogo del tercer libro, Tormenta de Espadas:

La capa y el cuello de la túnica ocultaban el tajo que le había hecho el puñal de su hermano, pero tenía el rostro aún peor de lo que recordaba. En el agua, la carne se había vuelto blanda como un flan, y tenía el color de la leche cortada. Había perdido la mitad del pelo, y el resto se le había vuelto blanco y quebradizo como el de una vieja. Bajo el maltratado cuero cabelludo, el rostro era un amasijo de piel desgarrada y sangre negra, allí donde ella misma se lo había destrozado con las uñas. Pero los ojos eran lo más espantoso. Los ojos lo veían y lo odiaban.

Así se la encontraron, según aparece en el siguiente libro, Festín de cuervos:

—Y así fue —aseguró Thoros de Myr—. Los Frey le rebanaron el cuello de oreja a oreja. Cuando la encontramos junto al río llevaba tres días muerta. Harwin me suplicó que le diera el beso de la vida, pero había pasado demasiado tiempo. No quise hacerlo, así que fue lord Beric quien puso los labios en los suyos, y la llama de la vida salió de él para entrar en ella. Y… se levantó. El Señor de Luz nos ampare. Se levantó.

Lady Corazón de Piedra se une a los bandidos de la Hermandad sin Estandartes, que estaban liderados por Beric Dondarrion. Él fallece tras resucitarla y ella le sucede como líder de la hermandad. La mueve el deseo de venganza y mata a todo el que considera traidor: cualquier Lannister, Boltons, Freys... También quiere matar a Brienne, al considerarla otra traidora y ordena tanto su ejecución como la de Podrick.

Euron, el Greyjoy que podría controlar a los dragones (y su otro hermano)

Euron Greyjoy se proclama Rey de las Islas del Hierro tanto en los libros como en la serie, pero las novelas parecen depararle un futuro más prometedor que el que hemos visto en televisión. Para empezar, cuentan que este Grejoy (apodado Ojo de Cuervo en los libros) ha tenido un huevo de dragón en su poder, aunque lo arrojó al mar. Además, posee un objeto que podría ser clave en el futuro de la saga y que no existe en la serie: un cuerno con el que puede controlar a los dragones. ¿Lo malo? Parece que provoca la muerte de quien lo hace sonar. Habla tanto de su huevo como de los efectos del cuerno en el cuarto libro, Festín de cuervos:

— (...) “ ¿Para qué sirven los dragones?
—Para provocar dolor. —Ojo de Cuervo bebió un trago de la copa de plata—. Una vez tuve un huevo de dragón en esta mano. Un mago myriense juraba que lo podría incubar si le daba un plazo de un año y todo el oro que necesitara. Cuando me harté de sus excusas, lo maté. Cuando vio que las entrañas se le escurrían entre los dedos, me dijo: «¡Pero si no ha pasado un año!». —Se echó a reír—. No sé si lo sabrás, Cragorn ha muerto.
—¿Quién?
—El hombre que hizo sonar mi cuerno de dragón. Cuando el maestre lo abrió, tenía los pulmones chamuscados y negros como el hollín.
Victarion se estremeció.
—Enséñame ese huevo de dragón.
—Lo tiré al mar en uno de mis días negros. —Euron se encogió de hombros—. Puede que el Lector no ande desencaminado. Una flota demasiado grande no se mantendría unida en una travesía tan larga. El viaje es demasiado prolongado, demasiado peligroso. Solo nuestros mejores barcos y tripulaciones pueden llegar a la bahía de los Esclavos y volver. La Flota de Hierro”.

Tras leer este fragmento, quizá te estés preguntando quién es Victarion, el personaje con el que habla Euron. Es otro de sus hermanos, que ni siquiera aparece en la serie. Los dos quieren casarse con Daenerys. Euron le pide a Victarion que se la traiga para casarse con ella, y Victarion accede… pero con intención de arrebatársela. En este fragmento de Festín de Cuervos se dejan ver sus intenciones:

—Si hiciera falta, podría llevar la Flota de Hierro al mismísimo infierno. —Victarion abrió la mano; tenía la palma roja de sangre—. Sí, iré a la bahía de los Esclavos, buscaré a la dragona y la traeré.

«Pero no será para ti. Me robaste a mi esposa y la mancillaste, así que me quedaré con la tuya. La mujer más bella del mundo será para mí».

Lo último que ha ocurrido en los libros (en Danza de dragones, el quinto) respecto a estos personajes es que Euron ha entregado el cuerno de dragón a Victarion para llevarlo a Meeren, dominio de Daenerys.

Aegon, otro Targaryen para luchar por el Trono de Hierro (y no es Jon Nieve)

En la sexta temporada de la serie, los espectadores descubrieron que Jon Nieve era en realidad Aegon Targaryen, hijo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. Sin embargo, en los libros existe otro Aegon Targaryen que no tiene nada que ver con Jon. Se le nombra por primera vez en Choque de Reyes, segundo libro de la saga, cuando Daenerys tiene una visión en la que aparecen su hermano Rhaegar Targaryen con su esposa, Elia Martell, y un bebé, hijo de ambos. Se llama Aegon.

Fragmento del libro en el que Daenerys cuenta a ser Jorah su visión.

A diferencia de lo que cree ser Jorah, este Aegon Targaryen (insistimos: nada que ver con Jon Nieve) no fue asesinado por los Lannister. Varys estuvo más rápido: lo sacó de Desembarco del Rey dando el cambiazo por un campesino, al que los Lannister asesinaron. Durante todo este tiempo, se ha escondido bajo el nombre de Griff y el que fuera mejor amigo de Rhaegar (Lord Jon Connington) lo ha protegido y educado para que llegue a ser rey. Es precisamente por su relación con Jon Connington por lo que Tyrion empieza a sospechar de su identidad en Danza de dragones, el quinto libro de la saga:

Pero claro, somos un grupito de mentirosos, ¿no es así? Vuestro presunto padre, por ejemplo. Grif, ¿eh? —El enano soltó una risita—. Dad gracias a los dioses de que Varys la Araña forme parte de la trama; a ese portento sin polla no lo habríais engañado ni por asomo. «No soy ningún señor —dice su señoría—, no soy ningún caballero». Vale, y yo no soy ningún enano. No basta con decir algo para que sea cierto. ¿Quién mejor para educar al hijito del príncipe Rhaegar que el mejor amigo del príncipe Rhaegar, Jon Connington, otrora señor del Nido del Grifo y mano del rey?

Y por si quedaran dudas, en el epílogo de Danza de Dragones, Varys se lo cuenta todo a ser Kevan Lannister:

¿Aegon? —Durante un momento no entendió nada, pero de pronto lo recordó: un niño envuelto en una capa roja llena de sangre y restos de cerebro—. Está muerto. Muerto.

—No. —La voz del eunuco le sonó más grave—. Está aquí. Aegon ha sido instruido para reinar desde antes de que aprendiera a andar. Ha recibido entrenamiento con las armas, como corresponde a un caballero, pero además sabe leer y escribir, habla varios idiomas, y ha estudiado historia, leyes y poesía. Una septa lo ha instruido en los misterios de la Fe desde que tenía edad para comprender. Ha vivido entre pescadores, ha trabajado con las manos, ha nadado en ríos, ha remendado redes y se ha lavado la ropa cuando lo ha necesitado. Sabe pescar, cocinar y vendar una herida; sabe lo que es sufrir hambre y sentirse perseguido. Sabe lo que es tener miedo. A Tommen le han enseñado que ser rey es un derecho; Aegon sabe que es un deber, que un rey debe poner a su pueblo por delante de todo lo demás y vivir por él, gobernar para él.”

Los Stark y sus "poderes"

Bran Stark adquiere los poderes del Cuervo de tres ojos tanto en la serie como en los libros. Sin embargo, en las novelas no es el único Stark con talentos sobrenaturales. Por lo que hemos leído, al menos dos de sus hermanos tienen habilidades de cambiapieles, que pueden ver a través de los ojos de algunos animales e incluso controlarlos. Jon, por ejemplo, lo cuenta en la segunda novela, Choque de Reyes, cuando está de exploración más allá del muro.

ampliar foto
Fragmento de 'Choque de reyes' en el que Jon cuenta cómo ha visto a través de los ojos de Fantasma, su lobo.

En el caso de Arya, se descubre en el tercer libro, Tormenta de espadas, cuando está escapando hacia el norte con Gendry y Pastel Caliente:

En el sueño, Arya no era una niña pequeña; era un lobo enorme y fuerte, y cuando salió de debajo de los árboles al encuentro del grupo y le enseñó los dientes con un gruñido grave y estremecedor, percibió el hedor rancio del miedo, tanto en las bestias como en sus jinetes. La montura del lyseno retrocedió y soltó un relincho de terror, y los demás se dijeron algo en su lengua humana, pero antes de que pudieran actuar, los otros lobos salieron de la oscuridad y la lluvia, una enorme manada, flacos, empapados, silenciosos…

Arianne Martell, futura princesa de Dorne

Arianne Martell es otro personaje que ni siquiera aparece en la serie y que va a cobrar relevancia en los próximos libros. Arianne es la hija de Doran Martell (hermano de Oberyn), heredera de Lanza del Sol. En el cuarto libro, Festín de cuervos, entabla amistad con Myrcella Lannister e intenta que esta se convierta en reina de los Siete Reinos entrando en guerra con Desembarco del Rey, pero su plan fracasa y es encarcelada.

Finalmente, su padre decide liberarla y contarle cuáles eran sus planes para ella: que se casara con Viserys (el hermano de Daenerys, también fallecido en los libros) y recuperar para los Targaryen el Trono de Hierro para vengarse de los Lannister, que asesinaron a Elia Martell y sus hijos (sobrinos de Daenerys). En los libros de Canción de hielo y fuego, cada capítulo está contando desde el punto de vista de un personaje, y George R.R. Martin ha anunciado que habrá varios capítulos de Arianne en el próximo libro, Vientos de invierno.

Profecías que podrían cumplirse

Una de las quejas más repetidas por los fans de los libros tras ver el último capítulo es que no se han respetado las profecías que aparecían en la propia serie. Melisandre, por ejemplo, decía a Arya en varias ocasiones “Ojos marrones, ojos azules, ojos verdes, ojos que cerrarás para siempre”. Podría entenderse que son los ojos de Walder Frey (marrones), el Rey de la Noche (azules) y los de Danaerys (verdes), pero finalmente Arya no ha matado a la Khaleesi.

Los libros también tienen sus propias profecías, que no aparecen en la serie. Por ejemplo, esta a Daenerys en la segunda novela, Choque de reyes:

«Los susurros de los brujos hablaron de tres traiciones: una por sangre, una por oro y una por amor». La primera traición había sido, sin duda, la de Mirri Maz Duur, que había asesinado a Khal Drogo y a su hijo nonato para vengar a su pueblo. ¿Habían sido las de Pyat Pree y las de Xaro “Xhoan Daxos la segunda y la tercera? Le parecía improbable. Pyat no había actuado para conseguir oro, y Xaro nunca la había amado de verdad.

También en ese libro Daenerys habla de la profecía del “dragón de tres cabezas”, del que escucha hablar en la misma visión en la que descubre la existencia de su hermano Aegon [lo tienes explicado unos puntos más arriba].

—Aegon —le dijo el hombre del trono a una mujer que amamantaba a un recién nacido en una gran cama de madera—. ¿Qué mejor nombre para un rey?
—¿Compondrás una canción para él? —preguntó la mujer.
—Ya tiene una canción —replicó el hombre—. Es el príncipe que fue prometido; suya es la canción de hielo y fuego. —Al decir aquello alzó la vista, sus ojos se encontraron con los de Dany, y fue como si la viera al otro lado de la puerta—. Tiene que haber uno más —dijo, aunque no se sabía si hablaba con ella o con la mujer de la cama—. El dragón tiene tres cabezas.”

Esta profecía se menciona más veces, por ejemplo en el cuarto libro, Festín de cuervos, Aemon Targaryen dice:

—El dragón debe tener tres cabezas —sollozó—, pero soy demasiado viejo y frágil para ser una. Yo debería estar con ella para mostrarle el camino, pero el cuerpo me ha traicionado.

Si esta profecía se cumple, quedaría confirmada la importancia de Aegon (que no Jon Nieve) en los libros. Eso sí, todavía quedan dos novelas por salir y ninguna tiene fecha de publicación, así que no lo sabremos hasta dentro de unos años.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne