La RAE explica en Twitter cómo usar "puto" como intensificador

Si tiene un uso similar a "super" se escribe unido a la palabra que le sigue

  • Comentar
  • Imprimir
Cuando se usa como intensificador, la palabra 'puto' se escribe unida al adjetivo, verbo o adverbio que le sigue
Cuando se usa como intensificador, la palabra 'puto' se escribe unida al adjetivo, verbo o adverbio que le sigue.

La RAE resuelve en Twitter todo tipo de dudas sobre la lengua. El viernes pasado respondió a la pregunta de un usuario acerca del uso de "puto": cuando “se emplea como prefijo intensificador (uso propio de la lengua juvenil de España y no recomendable en la lengua formal), se escribe unido a la base”, como en “me putoencanta” y “es putodivertido”.

La respuesta pasó medianamente desapercibida hasta este martes, cuando (una vez constituidas las Cortes) Pablo Iglesias la compartió, acompañada del mensaje: “La RAE putomola”. Este tuit ha tenido miles de reacciones y comentarios

Obviamente, las palabras “puta” y “puto” llevan siglos en el diccionario: ya aparecen en el de Autoridades de 1737. La RAE ha registrado su uso primero como sustantivo y después como adjetivo intensificativo o minimizador, como en “la puta verdad”, “qué puto golazo” o “no tiene ni puta gracia”. Ya aparece con estos usos en su Gramática publicada en 2009.

Lo novedoso es que se hable de su uso como prefijo intensificador. Como lleva apuntando la RAE en Twitter desde marzo de este año, en estos casos se trata de un elemento átono, antepuesto a adjetivos, adverbios o verbos, con el valor de “muy” o “mucho”. Es decir, es un intensificador similar a “super” o “hiper”.

El diccionario tampoco recoge aún el uso de "puto" como adverbio, que es parecido y que la entidad también había comentado en su cuenta de Twitter. En este caso la palabra es tónica y antecede a un adjetivo o un adverbio. Su uso es similar al de “muy”: “Está puto lejos”. Aquí no es un prefijo unido a la palabra (superlejos), sino un adverbio independiente (muy lejos).

Incluso se había hablado de “putamente”:

Este "puto adverbial" no es nuevo. En enero de 2015 hablábamos en Verne de un estudio, titulado Holi en Tuiter hablamos raro un besi: la variación lingüística en Twitter, que recogía ejemplos del como "está puto nevando" y "es puto difícil". Hay tuits de 2013. Este trabajo es obra de las lingüistas Carola de Benito y Ana Estrada.

¿Esto es putobueno o putomalo?

El hecho de que la RAE recoja este uso de "puto" ha causado una modesta conmoción. Hay quien lo celebra, como si la institución nos diera permiso para usarlo, y quien lo lamenta, calificándolo de un nuevo ejemplo de degradación de la lengua.

Lo cierto es que la RAE no nos da permiso para usar ciertas palabras, sino que se limita a recoger su uso. La entidad confirma a Verne que "no estaba diciendo que lo acepta ni recomienda su uso, solamente es una descripción de cómo funciona la lengua". Todas las acepciones de "puto" y "puta" están marcadas en el diccionario como “malsonantes”, igual que ocurre con el resto de tacos. Que se incluyan insultos en el diccionario no quiere decir que sean “correctos” o que estén “putobien dichos”, sino simplemente que los hablantes usamos estas palabras.

En el diccionario no solo hay formas estándares y sin marcas, también hay palabras malsonantes, vulgarismos y formas en desuso, como "almóndiga" y "ansina". Así, alguien que desconozca el significado de estas palabras y se las encuentre en un texto (una persona que esté aprendiendo el idioma o un lector de dentro de 300 años, por ejemplo), podrá saber lo que significan y lo que se quería expresar con ellas.

Es decir, si dices "puto" en una reunión de trabajo y te llaman la atención, la excusa de “es que la RAE lo admite” no te va a servir de mucho. Créeme, lo he probado.

El significado homófobo en México

El diccionario de Modismos Mexicanos también atribuye a "puto" varios significados como un sinónimo de cobarde, o de pinche (raquítico) para describir algo despreciable. Sin embargo, el uso más extendido actualmente para la palabra es el que se utiliza para referirse a un hombre homosexual o que tiene sexo con otros hombres.
En 2018 la polémica de este grito en los partidos de fútbol para referirse al equipo contrario, derivó en  una sanción de la FIFA a la selección de México por esta expresión en los estadios.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne