Victoria Villasana, la fotografía bordada de una mexicana surrealista

Victoria Villasana mezcla en su obra la cultura pop con la tradición textil de Latinoamérica

  • Comentar
  • Imprimir
Algunas de las obras de Victoria Villasana
Algunas de las obras de Victoria Villasana.

Lo que para otros es una fotografía, una obra completa que admirar; para Victoria Villasana (Guadalajara, 1982) es un lienzo en blanco en el que empezar a crear. Esta mexicana descubrió que lo suyo eran las lanas y los hilos de colores, no solo como parte de sus estudios de moda, sino como materia prima para desarrollar un trabajo que se mueve entre la técnica collage, la inspiración de la artesanía textil y la cultura pop con toques surrealistas.

Villasana comenzó a compartir sus creaciones en las calles de Londres, una de las capitales con mayor presencia de arte callejero y donde el movimiento paste up tiene mucha presencia. "Un día vi a un chico pegando en la pared los paste up (composiciones en collage, carteles de papel o stickers) y se me hizo muy interesante. Yo ya tenía algunos recortes hechos y decidí compartirlos en vez de tenerlos en mi cuarto", cuenta la artista a Verne.

En poco tiempo, las creaciones de Victoria Villasana empezaron a interesar a los cazadores de arte callejero y después a las grandes marcas. Las fotografías vestidas con patrones geométricos hacen referencia a los textiles de México. Colores y texturas desbordaban las imágenes y se apoderaban del espacio: un marco, una pared o la esquina de una calle. "Los hilos, estambres y colores me recordaban a México y Latinoamérica, a mi cultura tradicional y mi pasado", agrega la artista mexicana. Del anonimato absoluto su popularidad empezó a crecer hasta consolidar su particular estilo y exponer su trabajo en grandes museos como la Colección Phillips de Washington.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Amy Winehouse, Frida Kahlo, Johnny Cash, Yayoi Kusama, The Beatles, Bruce Lee, Nina Simone... los retratos que utiliza Victoria Villasana guardan una simbología para ella. Tal y como explica, su selección se basa en personajes que han trascendido lo conocido para convertirse en iconos pop de esta época, pero no solo. "Son gente que admiro y que para mí han sido únicos en su ramo, rompiendo con las normas", explica la artista que desde su trinchera apuesta por revalorizar la tradición de tejer y bordar, como parte de una cultura vinculada a las mujeres en todo el mundo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

En otras ocasiones, Villasana se deja impactar por lo que ve en las noticias para después retomar las imágenes y agregarles todo el color que no tuvieron en un mundo que va muy deprisa. Por ejemplo, la fotografía de la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, al abrazar a una mujer musulmana tras los atentados a una mezquita en Wellington. La artista dice que su arte tiene la virtud de conectar con personas de cualquier país. "Me da satisfacción no solo colaborar con grandes marcas, sino que la gente comparta mis trabajos y los mensajes que hay en ellos".

La artista se reconoce una gran seguidora del craftivismo y del yarn bombing, donde los espacios de la calle acaban cubiertos de textiles a través del ganchillo u otros materiales. "Este arte no solo es estéticamente bonito. Abres un diálogo con la gente, lanzas una propuesta", explica Villasana.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Victoria Villasana (@villanaart) el

Se reconoce admiradora de Ai Wei Wei, Yayoi Kusama y Louise Bourgeois. "La parte expresiva del arte sirve de catarsis de algo muy doloroso. Me gusta que la gente interactúe con mis obras", dice Victoria Villasana, por eso le gusta dejar los hilos colgando, fuera del marco. "Esa es la parte más surrealista, la obra nunca está terminada y puede que nunca lo esté porque es efímera. Dejo que el medio ambiente termine la pieza, el aire, el agua, o un niño que pasa y jala de los hilos. Mis obras siempre quedan abiertas", dice la mexicana.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne