La lucha de Billie Eilish contra el tabú de las enfermedades mentales

Muchos de sus admiradores se identifican con la naturalidad con la que la cantante habla de la ansiedad que sufre

  • Comentar
  • Imprimir
Billie Eilish
Las canciones y los vídeos de Billie Eilish hacen referencia a la ansiedad y la depresión

Billie Eilish es la estrella adolescente del pop que va al psicólogo. Lo comenta con naturalidad en sus entrevistas y sus seguidores, además de admirarla por su música, se sienten identificados con ella. Esa es una de las claves del éxito de esta estadounidense de 17 años que ha llegado a España a principios de septiembre para llenar estadios. La naturalidad con la que habla en los medios sobre las enfermedades mentales la sitúan en un plano muy distinto del de otros ídolos de su generación.

Antes de lanzar su disco When We All Fall Asleep Where Do We Go? (¿A dónde vamos cuando dormimos?) en febrero de 2019, ya explicaba en una entrevista con el conocido locutor de radio Zane Lowe en Beats 1 la forma en la que aborda en sus canciones la ansiedad que sufre. "Creo que, en general, la gente se siente incómoda cuando se tratan estos asuntos porque, cuando no experimentan este tipo de infelicidad, no pueden entender lo que es. Dicen cosas como: ¿Por qué te sientes mal si tienes esto y lo otro?".

Su madre, la actriz Maggie Baird que ha educado a Billie Eilish y a su hermano Finneas en su casa de Los Ángeles en vez de llevarlos al colegio, explicaba en la revista Rolling Stone que su hija había sufrido de ansiedad durante toda su infancia.También confiesa que sigue llevándola al pediatra para mantener un control de sus problemas: "Es raro. Hay una sala de espera llena de niños de cuatro años y luego está Billie".

Tras componer junto a su hermano la canción Ocean Eyes y ver cómo se hacía viral en 2016 a través de la plataforma digital Soundcloud, llegaron los conciertos y, con ellos, la necesidad de ir a ver a un psicólogo. "Puede que no quisiera escuchar sus consejos, pero necesitaba ser escuchada", explica en la entrevista.

"Ayuda. Estoy perdida de nuevo / Pero te recuerdo / No vuelvas; no va a acabar bien", canta en el tema Six Feet Under. "Solo tranquila cuando llego a casa y estoy sola / Podría mentir y decir que me gusta esto tal cual es", dice en When the Party is Over.

En su primera gira mundial que le ha traído a España ha incorporado un autobús extra para que le acompañen sus amigos. "Cuesta un montón de dinero, pero necesito cuidar de mi salud mental", dice la cantante en Rolling Stone. También ha llevado el asunto al artículo de portada de edición australiana de Vogue, revista acostumbrada a destacar la belleza de estrellas femeninas del cine y de la moda.

En el programa de Ellen Degeneres, la cantante adolescente hablaba en abril de 2019 con la misma naturalidad del síndrome de Tourette. Es un trastorno neurológico que le provoca tics involuntarios. Aunque los suele mantener bajo control, no le importa que aparezcan durante las entrevistas ya que "sirve para que otras personas que también lo sufren le resten importancia", comentaba a la presentadora. También dice sentirse a gusto con que sus seguidores hagan recopilaciones de sus gestos en YouTube.

Su álbum When We All Fall Asleep Where Do We Go? está hecho de letras que hablan de estos problemas. La han convertido en la primera cantante nacida en el siglo XXI en ser número 1 en Estados Unidos y medio mundo (lo ha sido también en Australia, Reino Unido, Canadá, Suecia, Bélgia y Holanda, entre otros países).

Sin proyectar una imagen hipersexualizada, ni cantar baladas edulcoradas o grandilocuentes, Billie Eilish es seria candidata a lograr el disco más vendido del 2019 si el K-Pop de BTS se lo permite. Además de icono adolescente, tiene por fans a los ídolos de sus propios padres, como Thom Yorke (Radiohead) o Billie Joe Armstrong (Greenday).

Dave Grohl de 50 años, exintegrante de Nirvana y líder de Foo Fighters, comparaba en febrero de 2019 a través de su cuenta de Instagram el fenómeno Billie Eilish con el de la legendaria banda grunge en los 90. La incomodidad vital que transmite ha conectado de forma inesperada con millones de jóvenes que se ven reflejados en ella. Como en su día un veinteañero Kurt Cobain, se ha convertido en el faro de muchas personas que se sienten igual de perdidas.

"...Fui a verla no hace mucho. Dios mío. Increíble. Mis hijas están obsesionadas con ella. Y lo que veo que sucede con mis hijas es la misma revolución que me sucedió a su edad. Mis hijas están escuchando a Billie Eilish y se están convirtiendo en ellas a través de su música. Ella conecta totalmente con sus seguidores. Así que fuimos a verla a tocar en el Wiltern y la conexión que tiene con su audiencia es lo mismo que ocurría con Nirvana en 1991. La gente de la audiencia sabía cada palabra. Y fue como nuestro pequeño secreto. Así que no sé ... ¡ Su música es difícil de definir! ¡No sé cómo lo llaman! Trato de describirla a la gente y no sé ... ni siquiera sé cómo llamarlo. Pero es auténtico. Y yo llamaría a eso rock and roll. No me importa qué tipo de instrumentos utilizas para hacerlo. Cuando miro a alguien como Billie Eilish, estoy como: joder tío, el rock ni siquiera está cerca de estar muerto... "

Al contar con un público adolescente que adora sus melancólicas canciones que hablan sobre ansiedad y depresión, la estadounidense tiene especial sensibilidad con asuntos como la automutilación. "A veces veo en mis conciertos a chicas con heridas en sus brazos y me parte el corazón. He dicho a algunas de ellas: Trátate bien porque sé de qué va eso. He estado en esa situación".

Para rematar esta cruzada por enfrentar el tabú de las enfermedades mentales y neurológicas, Billie Eilish participó en la banda sonora de Por trece razones, la serie adolescente de Netflix que aborda estos asuntos. Lo hizo en 2018, cantando Lovely a dúo junto a otra gran estrella del pop de la Generación Z, Kahlid. Con todos estos ingredientes, la fórmula ha sido todo un éxito: otros 665 millones de reproducciones en Spotify que se suman a los 2.000 millones de escuchas que ha logrado la cantante en apenas dos años.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne