Plaza Sésamo habla con los niños sobre las adicciones de sus padres

Alrededor de 5,7 millones de niños menores de 11 años viven en hogares afectados por el consumo de sustancias en Estados Unidos

  • Comentar
  • Imprimir
barrio sesamo
La marioneta Karli (izda) y Elmo (dcha) hablan en una escena de Plaza Sésamo.

La fuerte crisis por el consumo de opioides que vive Estados Unidos dejó en 2018 más de 68.000 muertes por sobredosis de drogas, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud. De ellas, en torno a la mitad, estuvieron relacionadas con el consumo de opioides sintéticos como el fentanilo y el tramadol.

Pendientes del desarrollo de la infancia, el programa educativo Sesame Street (conocida como Plaza Sésamo en México y Barrio Sésamo en España) hablaron de ello en uno de sus shows y diseñaron un contenido especial en el que una de sus marionetas, Karli, habla con una niña de 10 años, Salia Woodbury, sobre la situación de adicción que viven sus padres en casa.

"Hola, soy yo, Karli. Estoy aquí con mi amiga Salia. Nuestros padres han tenido el mismo problema: la adicción", dice Karli mientras mira a cámara.

"Mamá y mi papá me dijeron que la adicción es una enfermedad", responde Salia. "Una enfermedad que hace que las personas sientan que deben deben consumir drogas o beber alcohol para sentirse bien", explica Karli.

"Mi madre estaba teniendo dificultades con la adicción y sentí que mi familia era la única que estaba pasando por eso, pero ahora conocí a muchos otros niños como nosotras y me hace sentir que no estamos solas", dice la marioneta junto a la niña que responde, "y está bien compartirles a otras personas lo que sentimos".

Según Sesame Workshop, que elabora este tipo de contenido especial sobre temas que tratar con los más pequeños, alrededor de 5.7 millones de niños y niñas en Estados Unidos menores de 11 años viven en hogares con un padre con adicción a alguna sustancia.

Según la doctora Clara Fleiz, investigadora del Instituto Nacional de Psiquiatría en México, este tipo de campaña de sensibilización es muy necesario ya que los problemas de adicción en la familia suelen gestionarse desde la negación y el estigma social.

Los niños que son testigos y conviven con la adicción de sus padres, pueden tener después "ansiedad, depresión, irritabilidad, estrés postraumático y sufrir bullying en el colegio", explica la doctora Fleiz, quien considera fundamental hablar de las adicciones desde la infancia. "Hay que hablar del problema con toda la sociedad y bajarlo a los ojos de los niños", señala.

Por ello, considera acertada la conversación de Plaza Sésamo. "A partir de la empatía entre la niña y el personaje, generas un mensaje para los niños de apoyo y se construyen lazos de solidaridad al decirle al público: Estoy pasando lo mismo que tú", añade la doctora Fleiz, quien dice que hay que trabajar y desmontar los estigmas hacia la mujer que consume cualquier droga, más si son madres. Tal y como hace el video de Plaza Sésamo.

La conversación de Karli y Salia se complementa con otros dos videos en los que aparece el padre de Elmo, explicando que la adicción es una enfermedad y una charla entre Karli, Elmo y Chris donde la marioneta de color verde cuenta que su madre asiste a una reunión especial para adultos y que ella va a otra con niños para contar cómo se siente.

Este ejemplo se suma al argumento de otras series en la televisión estadounidense que trata las adicciones como Euphoria (HBO) o The Connors (ABC).

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne